..: ABC Noticias :..
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Exhibe Duarte fallas de PGR
PUBLICADO POR  Reforma EL DIA 19/07/2017
El ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte exhibi debilidades en la acusacin que hizo la PGR en su contra por lavado de dinero y delincuencia organizada.

Durante la audiencia inicial y con slo 12 preguntas, el ex Mandatario puso en duda ms del 90 por ciento del desvo por 439.6 millones de pesos que se le imputa.

Tras evasivas, los fiscales federales slo pudieron acreditar depsitos por 38.5 millones de pesos desviados en 2015 de la Secretara de Educacin de Veracruz.

"Por el momento son los nicos recursos", reconoci el fiscal Pedro Guevara Prez, quien adems es director general de Procesos y Amparos en Delitos Federales de la PGR.

Los coordinadores del PAN y PRD en el Senado calificaron como alarmantes las debilidades mostradas por la PGR.

"Lo que ocurri suena a simulacin y sospecha. Se debe acreditar que esto no es slo una circunstancia preparada para exonerar a Javier Duarte", plante el panista Fernando Herrera.

"Es una vergenza que no puedan presentar una carpeta de investigacin slida. Parece una mala broma o una evidencia de que se trata de un juicio arreglado", critic la perredista Dolores Padierna.
Acreditan slo el 8.7 por ciento

Tranquilo, con un dejo de incredulidad y sorpresa ante las imputaciones, Duarte empez a desenvolverse como si no necesitara abogado, aunque a su lado estaban Marco Antonio del Toro y otros 4 litigantes revisando el expediente.

Pregunt a los funcionarios de la PGR de qu dependencias salieron los recursos desviados, los montos, las fechas.

Tras evasivas y la intervencin del juez, se vieron obligados a aceptar que slo tenan documentado depsitos de la Secretara de Educacin veracruzana por 38.5 millones de pesos, el 23 de diciembre de 2015, en favor de Solaris Technologies.

"Afirma usted que de las cuentas se tomaron 38.5 millones de pesos, eso es todo?", pregunt a la PGR.

"Por el momento son los nicos recursos", respondi el fiscal Pedro Guevara Prez.

Es decir, por ahora la PGR slo tiene datos de prueba del 8.7 por ciento de los recursos y stos no pueden explicar las compras de la lancha italiana y las parcelas en Campeche, porque ocurrieron entre 2011 y 2013, ni de los departamentos en Ixtapa, cuyos contratos datan de 2010.

En una audiencia del pasado 23 de octubre, donde se vincularon a proceso a las hermanas Elia Arzate Peralta y Nadia Isabel Arzate, administradoras del Consorcio Brades, los fiscales de la PGR -distintos a los del lunes pasado- revelaron que tambin haba desvos desde la Secretara de Salud estatal.

Esa informacin ni la mencionaron los fiscales que estuvieron frente a Duarte.
Desconocen parcelas

Con el mismo tono en sus preguntas, Duarte exhibi que los fiscales tampoco conocan el nmero de terrenos adquiridos en Campeche y, en algunos casos, ni el precio unitario.

A cuenta gotas, a veces con lapsos de 5 minutos de silencio, los fiscales informaban un dato tras rastrearlo en la carpeta de investigacin. En la sala de audiencias slo se escuchaba el cambio de pgina de la carpeta. As ocurri durante una hora.

Sobre dos de las 21 parcelas involucradas en este caso, los representantes de la PGR terminaron por reconocer que no tenan el precio.

Fue el momento en que el juez intervino para decirles que esa informacin se la haba proporcionado el fiscal que solicit la orden de aprehensin contra Duarte y que los montos eran de 250 mil y 100 mil pesos, respectivamente.

"Si les cuesta (conocer el expediente) por la carga de trabajo, eso no es atribuible al juzgado o defensa. Si no lo puede responder basta con que aqu lo diga y con eso resuelvo al final", les llam la atencin el juez.
...Y las joyas

Como la anterior, no todas las omisiones de los fiscales fueron propiamente consecuencia de la falta de datos de prueba. Muchas respuestas a las preguntas del ex Gobernador estaban en su expediente, pero nunca las encontraron por carecer de dominio sobre el tema.

Ocurri lo mismo cuando Marco Antonio del Toro, abogado de Duarte, les cuestion cules eran las joyas que atribuan haber ordenado su compra, cunto costaron, dnde las compraron. Los agentes del Ministerio Pblico Federal no lo precisaron.

Y ello, no obstante que en la carpeta de investigacin y en audiencias pasadas sobre el mismo caso, encabezadas por otros fiscales de la PGR, se revel que el acusado orden comprarle a su esposa Karime Macas un anillo de 185 mil dlares y unos aretes de 40 mil dlares.

Las prendas se adquirieron en la joyera Berger de Masaryk, en Polanco, y los recibos de compra los ofreci a la PGR el testigo colaborador Alfonso Ortega.
Sin pruebas de compra

Javier Duarte advirti ante el juez una contradiccin de la PGR relacionada con la supuesta compra de 4 departamentos en Ixtapa.

Si bien los fiscales dijeron que los delitos que le imputaban ocurrieron de 2011 a 2016, el ex Mandatario hizo notar que, segn las constancias, las compras inmobiliarias ocurrieron en 2010.

"Esa operacin fue antes de que fuera Gobernador", dijo el acusado.

En este caso, Duarte volvi a aplicar su elemental interrogatorio a los funcionarios de la Procuradura. Cmo, cundo, cunto.

Los representantes de la PGR tuvieron que aceptar que no tenan los cheques de pago de la compra de uno departamento y de los otros slo tenan el contrato. No haba documentos bancarios o de otra naturaleza que corroboraran las compras.

"Si no sabe si pagaron o no y menos si no sabe cmo se pagaron los departamentos, entonces cmo asevera usted que esos recursos para pagarlos salieron del Estado de Veracruz?", cuestion Duarte, casi ofendido.

El juez de control Gerardo Moreno en ese momento intervino y zanj el debate, precisando que este tipo de cuestionamientos a la Fiscala deban llevarse a cabo en la audiencia de vinculacin a proceso y no en la etapa de imputacin.
Sin auditora de Hacienda

Pedro Guevara Prez, fiscal de la PGR, admiti ante el juez que no tiene ninguna informacin que acredite que la Secretara de Hacienda practic a Duarte una auditora fiscal, requisito previo para poder acusarlo de lavado de dinero.

Marco Antonio del Toro, defensor de Duarte, ha ganado dos juicios contra Elba Esther Gordillo por defraudacin fiscal, justamente con este argumento. Es decir, que no proceden estas acusaciones si no existe una facultad de comprobacin previa.

Lo nico que aparece en la carpeta de investigacin contra el ex Mandatario es una querella de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que no tiene el mismo valor legal.

"Expresamente no lo manifiesta as la UIF, la respuesta es que no hemos recibido esa informacin", dijo el fiscal.
Dos testimonios en 9 meses

A diferencia del sistema inquisitorial, en el oral acusatorio una vinculacin a proceso implica una segunda etapa de investigacin donde la PGR puede ofrecer, bajo supervisin judicial, las pruebas de las que inicialmente carecan sus imputaciones.

Sin embargo, desde el 14 de octubre pasado, fecha en que se libr la aprehensin contra Javier Duarte, la dependencia federal slo parece haber obtenido dos nuevos testimonios como pruebas adicionales en su contra.

Se trata de la entrevista a Jos Juan Janeiro, el "cerebro" financiero del ex Gobernador, a quien la PGR le concedi el criterio de oportunidad y le retir la orden de aprehensin en su contra a cambio de colaborar en las investigaciones.

La otra declaracin es la del ex Secretario de Seguridad de Veracruz, Arturo Bermdez, actualmente procesado.

Por lo exhibido en la audiencia del lunes, durante 9 meses la PGR no ha agregado documentos bancarios, notariales, fiscales o regstrales que soporten sus acusaciones. Slo los dichos mencionados.
"Se desmorona"

Marco Antonio del Toro dijo en la audiencia de imputacin que los fiscales de la PGR no estaban capacitados para presentar el caso y hasta se mof diciendo que respondan a sus solicitudes de aclaracin en forma "cantinflesca".

"Parece que se est desmoronando la imputacin desde la segunda pregunta del seor Duarte", dijo.

El jefe de los fiscales de la PGR, Pedro Guevara Prez, advirti en ms de una ocasin que Duarte y su abogado estaban adelantando etapas en el procedimiento, creyendo que ya estaban en el juicio y no en la audiencia inicial.

Quiz previendo el escenario, pese a los agujeros exhibidos sobre el caso, el funcionario dijo que mucha de la informacin por la que pregunt el acusado "es para aportarla en la investigacin complementaria", esto es, despus de la vinculacin a proceso.

Lo cierto es que el sistema acusatorio no exige evidencias o indicios para iniciarle un proceso a un imputado, al juez slo le bastan datos mnimos porque el estndar de prueba ahora es muy bajo.
OTRAS  NOTICIAS...
  
21/09/2017
'Aqu nadie se cansa'
  
05/08/2018
Liberan a Xchilt Tress
  
30/05/2017
Salpica el narco a Padrs
  
31/03/2017
Solap Fiscal a crtel
  
17/03/2017
Y el SAT tambin 'muerde'
  
25/01/2017
Topan con el muro
  
21/12/2016
Van 31 muertos...
  
10/08/2016
Pegan lluvias a Morelos
  
21/06/2016
Impera temor en Oaxaca
  
06/02/2016
Pensiona SNTE a Moreira
  
02/02/2016
Empuja Conago Mando nico
 Visita Nuestro Canal  
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
 Ultimas Noticias
LOCAL
 La capacitacin constante es primordial en la corporacin de Jess Mara
NACIONAL
 Haba irregularidades en inmuebles daados
INTERNACIONAL
 Camioneros bloquean carreteras en Francia
SEGURIDAD
 Ya haba anunciado en varias ocasiones que se iba a suicidar y lo cumpli
DEPORTES
 El Cruz Azul vs. Pachuca se jugar en el Estadio Hidalgo
ESPECTÁCULOS
 Mara Jos donar ganancias de concierto a damnificados
CIENCIA Y TECNOLOGIA
 Desmitifican a los sismos
MUNDO
 Gracias a este aparato han hallado a sobrevivientes
VIRAL
 Sufre y llora soldado tras rescatar los restos de una madre e hija
Editoriales de Hoy en  
Jess Silva Herzog
Los temblores de la tierra nos han vuelto a presentar a un desconocido: Mxico. Un pas aparece ante la desgracia. No digo que la emergencia nos haya dado un rostro distinto, ms amable ms generoso. Lo que digo es que la tragedia nos dio cuerpo; en algn sentido, nos permiti ser y nos muestra lo que podemos ser. La nacin es una familia de desconocidos. Un parentesco sin apellidos. La nacin existe cuando, ms que ocupar un mismo espacio, ms que usar el mismo pasaporte o cantar el mismo himno, las personas saben que comparten un destino. La nacin es reconocimiento de que la suerte de uno importa a todos y que los problemas que padecen algunos preocupan al resto. La nacin aparece en el momento en que advertimos que la vida de cada quien depende en buena medida de todos. Esa ha vuelto a ser la aparicin del 19 de septiembre. Si vivimos un instante nacional es porque el sufrimiento y la amenaza han materializado lo recndito: ese afecto negado por la rivalidad cotidiana, ese cario natural que la desigualdad aniquila. Lo que nos conmueve en esta hora es la aparicin del nosotros. No hablo de metforas sino de experiencias: ser el eslabn de una cadena de auxilio, vaciarse de lo propio y ponerlo a disposicin de quien sea, abandonarse en la catarata de la cooperacin, advertir la naturalidad del entendimiento, llorar por la muerte de quien nunca conocimos. Y escuchar, en el silencio, la esperanza. Ms que una categora sociolgica, ms que una entidad histrica, la nacin es una forma del cario. Y valdra advertir que, entre nosotros, esa querencia ha sido fugaz. La nacin despierta y se echa a dormir porque no ha sembrado los hbitos del dilogo y de la cooperacin; porque no aprovecha los frutos de la diferencia y el conflicto; porque la ley no sirve siquiera como recomendacin y la trampa es una costumbre. La nacin se quiebra por el maltrato. La corrupcin, como el cido ms corrosivo de la confianza, ahoga la posibilidad misma de cooperar. Pero algo muestra la aparicin de esa energa que encuentra excepcionalmente un propsito comn. El surgimiento del nosotros solo puede vivirse como experiencia de igualdad. Un pas fracturado histricamente encuentra entre los edificios derruidos, un paisaje socialmente horizontal. En la caravana de la ayuda no hay jerarquas, no hay ttulos, no hay rango. Cada quien pone lo suyo. Nos iguala la muerte que nos circunda. Nos iguala la vulnerabilidad y, sobre todo, el deseo de ayudar. El deber de cuidarnos los unos a los otros. Mxico se ha asomado. Nada de nacionalista tiene esta vivencia nacional. No se alimenta del rencor ni de la vanidad de creerse superior al vecino. No es melanclico, no lamenta la prdida del paraso, no se regodea en la victimizacin. Su nica utopa es la vida. Su sitio es el presente. No se distrae en abstracciones: lo nico que cuenta es lo que sirve, lo que salva. Por eso el entusiasmo de la cooperacin, los smbolos que espontneamente surgen de la emergencia no se pueden ofrecer a la vanidad del Estado y no pueden ser expropiados. Es hermoso que el gran smbolo de este trance, el gran hroe de esta crisis sea un perro. Una perra rescatista que, al lado de un hombre, salva vidas. Ser que esta desgracia nos invita tambin a reconocer la deuda que tenemos con esos hermanos de otra especie. La fraternidad que ha aflorado desborda lo humano. En la misma fuerza de esta energa comn est su fragilidad. Es imposible sostener por mucho tiempo esta fibra colectiva. La chispa puede, sin embargo, transformarse en compromiso, sentido crtico, participacin, propsito prctico, humildad. Sabemos que las rutinas volvern. Los profesionales se harn cargo de la siguiente etapa. La sabidura trgica, la emocin pica abandonarn la calle. La normalidad ofrecida es la peor amenaza. Lo habitual es el sitio al que no debemos regresar nunca. Lo que la traicin del suelo nos ha abierto es la oportunidad de pensarnos de nuevo, de hacernos de manera diferente. No veo una generacin veo a una nacin. Tenemos el deber de aprender. El parntesis de la emergencia se cerrar dejndonos desafos extraordinarios. Vendrn das difciles. Sin lugar a dudas, el sismo tendr rplicas en el juego de las ambiciones pero, ms all de ese impacto en las elecciones y en la rivalidad de los polticos, valdra reflexionar en la gua que nos han ofrecido estas jornadas. Mxico es posible. ...
Sergio Sarmiento
CUERNAVACA, Morelos.- La cabeza de La Jornada del sbado 23 era dramtica: "La esposa de Graco se apropia de vveres para damnificados". Un balazo aada: "Choferes que transportan la ayuda denuncian el hecho en redes sociales". Me llam la atencin que la acusacin fuera dirigida no contra Elena Cepeda, presidenta del DIF de Morelos, sino contra "la esposa de Graco". Hemos regresado a los tiempos en que una mujer slo vala por su marido o estamos viendo un simple ataque poltico al gobernador perredista, Graco Ramrez? Desde el jueves 21 de septiembre se divulgaron en redes sociales unos videos en que se acusaba al gobierno de Morelos de detener camiones con ayuda para desviarlos al DIF estatal y reetiquetarlos. Circul despus un video del obispo de Cuernavaca, Ramn Castro y Castro, que acusaba que tres camiones de vveres "que venan al seminario" haban sido detenidos por "las autoridades" que "se llevaron el contenido al DIF". El hashtag #RobocomoGraco se convirti en tendencia en Twitter. El gobernador rechaz las acusaciones y seal que haba una campaa de desinformacin. Invit a la gente a acudir a las instalaciones del DIF para ver cmo se estaba manejando la ayuda. El DIF Morelos, dijo en Twitter, "no est etiquetando ninguna despensa... Coloca los vveres en bolsas de plstico sin leyendas con ayuda de los voluntarios... Los vveres se estn acopiando en las bodegas porque tenemos muchos damnificados que perdieron su hogar y estarn en albergues largo tiempo". Elena Cepeda dijo que ms de mil voluntarios estaban trabajando en el DIF con absoluta transparencia. Si el propsito de los videos era sembrar desconfianza, tuvieron xito. El gobierno de Graco ha sido condenado en redes sociales. Pero quiz hemos visto una campaa de manipulacin. El video ms visto es el de dos remolques del DIF de Michoacn en el que un supuesto chofer se queja del desvo, pero la institucin ha informado que los remolques fueron enviados al DIF de Morelos. No hay, por otra parte, indicios de que se hayan repartido despensas con el sello del DIF de Morelos. El que un gobierno busque administrar la ayuda para que se entregue a quien ms la necesita y dure ms tiene lgica. De cualquier manera, sera inaceptable que detuviera camiones con ayuda a comunidades, pero la actriz Luisa Huertas me hizo llegar un correo diciendo que, con un grupo de actores y sociedad civil, haba reunido ayuda para enviarla a Ocuituco y Tlayacapan. "La peticin que me hizo Elena [Cepeda] es que ayudemos a pequeos municipios directamente". Un restaurantero de Cuernavaca que haba recibido paquetes pregunt a Graco por WhatsApp dnde entregarlos. El gobernador respondi que directamente en Tlayacapan. El obispo Castro no es precisamente apoltico. Desde hace meses participa en un movimiento que busca destituir al gobernador, a quien ha cuestionado por sus iniciativas sobre el matrimonio entre homosexuales, el aborto y la legalizacin de la marihuana. El comisionado estatal de seguridad, Alberto Capella, ha pedido al obispo que le d las placas de los camiones supuestamente desviados para buscarlos. El hashtag #RobocomoGraco tiene motivaciones polticas y fue impulsado, cuando menos en un principio, por bots, usuarios falsos. Ni la gente comn y corriente ni yo tenemos forma de verificar las acusaciones. No tengo certeza de que el gobierno de Morelos sea inocente y considerar toda informacin que reciba. Pero de momento parece que en Morelos ha habido una campaa que aprovecha la tragedia para propsitos polticos. ...
Pascal Beltrn del Ro
Sera aventurado sostener que Mxico ya cambi por los hechos ocurridos del martes para ac. Sin embargo, creo que es muy mezquino afirmar que los mexicanos slo sacamos nuestra mejor faceta en momentos de tragedia. Si no la sacamos en esas ocasiones, entonces cundo? Yo estoy por una posicin intermedia entre esas dos, de entusiasmo y derrotismo: Mxico puede cambiar, pienso yo, pues sin duda ha mostrado que tiene con qu. La cosa es dar continuidad y, sobre todo, permanencia al espritu solidario que se ha visto en las calles de la Ciudad de Mxico y tambin en otras partes del pas con motivo de los sismos de septiembre. Estoy convencido de que los actos espontneos de fraternidad se pueden convertir en una forma de ser, de vivir en comunidad. Hay que evitar lo que nos pas despus de 1985, cuando la energa ciudadana que sali a flote por los terremotos de aquel ao y logr grandes cambios se fue apagando hasta dar lugar a un malestar contra el statu quo, pero uno casi siempre callado e inactivo. Lo nico que transforma verdaderamente una sociedad es la accin de sus ciudadanos. Ahora que est de nuevo encendida, no dejemos que se apague. Hay tantas historias que enchinan la piel, que es difcil hacer un buen recuento. Van, al vuelo, algunas de las que ms se me han quedado en la mente: La de Paulina Mrquez y Maricarmen Garca, dueas del restaurante Deg, en la colonia Condesa, quienes mantuvieron abierto su negocio para dar comida y caf, as como espacio para descansar, usar el sanitario y hasta cargar el celular a decenas de rescatistas voluntarios. La de Vicente Parra, vecino de San Pedro de los Pinos, quien respondi a un llamado de Imagen Televisin para adoptar al gato Popocatpetl, que vagaba entre las ruinas de un inmueble de la avenida lvaro Obregn en la colonia Condesa. La del moreliano Eduardo Zrate, quien se ech un costal al hombro y ayud a mover cascajo, montado en su silla de ruedas. La del productor de cine, Nicols Celis, quien puso plantas de iluminacin y walkie talkies a disposicin de los equipos de rescate para que no tuvieran que detener los trabajos por falta de luz. La de la Federacin Canfila de Mxico y las Fuerzas Armadas cuyos perros entrenados colaboraron de forma decidida en la recuperacin de personas vivas y muertas en los derrumbes. Las de miles y miles de jvenes que en estos das aciagos han encontrado en la ayuda a sus semejantes un propsito de existencia, como pas con los jvenes de mi generacin en septiembre de 1985. Las de las miles de manos, hechas puo, cuyo llamado al silencio colectivo nos permiti escuchar que el corazn de Mxico no haba dejado de latir. Desgraciadamente no podemos dejar de lado los malos reflejos de algunos, pues bien se sabe que este tipo de situaciones de emergencia sacan lo mejor y lo peor del ser humano. Los que engaaron con informacin falsa a travs de las redes sociales, como que los rescatistas japoneses se haban marchado del pas luego de recibir malos tratos; los que no responden ante el comprensible enojo de quienes les compraron departamentos nuevos en edificios que se quebraron al primer sismo; los que buscaron el protagonismo en medio de la tragedia, y los que pensaron que la confusin era un buen camuflaje para echarle el guante a la ayuda para los damnificados. Pero lo mejor ha sobresalido mucho ms que lo peor. Y eso da esperanza de que esta sociedad no vuelva a la zona de confort personal, al victimismo estril y la queja sin accin. Los mexicanos estamos encarrilados para ser y hacer grandes cosas. Como me deca un voluntario extranjero en estos das: Ustedes tienen todo para ser una gran potencia y un ejemplo a nivel mundial. Yo s lo creo, pero no es algo que se d en automtico. Es momento de concretar, de dejar un legado de la solidaridad de estos das. ...
Fray Bartolom
HOY QUE se reanuden las labores en San Lzaro, los diputados federales del PAN llegarn con el cuchillo entre los dientes. O al menos eso es lo que dicen. SEGN ESTO, traen la instruccin precisa de Ricardo Anaya de hacerle ciruga mayor al Presupuesto 2018, de tal manera que se recorte drsticamente el gasto del gobierno federal, a fin de canalizar una bolsa verdaderamente significativa para la reconstruccin y los damnificados por los sismos. SI SE TOMA en serio la propuesta que hizo el Frente Ciudadano por Mxico, a lo primero que se le metera tijera sera al pago de seguros mdicos particulares para funcionarios y legisladores. OTRA DE sus iniciativas era eliminar el pago de viticos, celulares y gasolina para los altos mandos de las dependencias federales. Y, CLARO, la supuesta eliminacin del 100 por ciento del subsidio a los partidos polticos. FALTA VER si eso se cumple y, sobre todo, si se suman los legisladores del PRD y de Movimiento Ciudadano. EL QUE sigue padeciendo las rplicas populares del sismo es el gobernador Graco Ramrez. De todo le dijeron y le gritaron durante una gira que realiz con Miguel Osorio Chong por las zonas ms afectadas. UNO DE los reclamos ms insistentes al perredista es que no bloquee la ayuda que llega de otros lados, que deje de usarla polticamente y que permita que llegue a quienes la necesitan. PARADO A su lado, el titular de Gobernacin se qued como el chinito: noms milando la tunda al morelense. CONFORME vaya retomando su ritmo la Ciudad de Mxico, habr que estar al pendiente de lo que suceda en la Secretara de Salud. Cuentan que al doctor Armando Ahued le quieren meter gol con una extraa adjudicacin de contratos. SEGN ESTO, alguien busca beneficiar a una empresa vinculada con el tabasqueo Roberto Madrazo en la contratacin por la va exprs de servicios mdicos de laboratorio. Y, OBVIAMENTE, ese apresuramiento ha hecho que ms de un funcionario sienta taquicardia. Y DE PRONTO Francia descubri las maravillas de Mxico, y no tanto las tursticas, sino las que tienen que ver con los negocios. De ah que hoy andar en Nuevo Len la embajadora Anne Grillo. EN SU gira de dos das, la diplomtica instalar la Oficina de Francia en Monterrey, la primera representacin permanente de este tipo en el mundo. Su objetivo es aumentar los intercambios econmicos, de cooperacin cientfica y movilidad estudiantil. Te lo digo Donald, para que lo entiendas Trump. ...
Raymundo Rivapalacio
La tragedia humana tiene cara de incompetencia y rivalidades polticas en Morelos. En el centro de la denostacin e ira se encuentra el gobernador Graco Ramrez, pero no puede dejar de incorporarse en el cctel lesivo a su esposa Elena Cepeda, descrita pblicamente como dspota, y al comisionado de Seguridad Pblica, Alberto Capella, el detonador de la crisis poltica por la manera absurda y represiva con la que, para esconder las vendettas de su jefe, incendi la sensible pradera. El tro logr que en el momento de una de las peores crisis en el centro del pas en los ltimos 30 aos, la indignacin contra ellos fuera tan grande que distrajo la atencin de las acciones de rescate y apoyo a una poblacin devastada por el sismo del 19 de septiembre, los enfrentara y marchara sobre ellos. El gobierno de Ramrez se convirti, en unos cuantos das, en un gobierno fallido. El desastre de Morelos, narrado por personas que conocen los entretelones de la poltica estatal, comenz el jueves, cuando Gabriel Rivas, exdiputado del PRD, actualmente vinculado a Morena y vocero de la Asociacin Civil Morelense Gustavo Alejandro Salgado Salgado, entr a uno de los centros de acopio del DIF en Cuernavaca para sacar la ayuda y distribuirla directamente, porque no se estaba repartiendo. Para ese momento, llovan las acusaciones contra el gobierno, y en particular contra la seora Cepeda, de que estaban administrando la ayuda solidaria de la ciudadana con fines electorales. No escapaba que el hijo de la seora Cepeda, Rodrigo Gayosso, quiera ser el candidato a gobernador que suceda a su padrastro. La primera accin de fuerza contra Rivas, un agitador profesional, viejo amigo de Ramrez, con quien trabaj para la destitucin del gobernador Jorge Carrillo Olea en los 90, fue alrededor de las cinco de la tarde del jueves. De acuerdo con el gobierno morelense, Rivas, junto con las Vicentinas una orden de caridad de monjas, totalmente apolticas, haban impedido que un triler de ayuda de Michoacn pudiera ser descargado en las bodegas del DIF estatal. El reporte de la prensa es que la gente lo descarg y coloc agua y vveres en sus vehculos para distribuirlas en varias zonas afectadas en el estado. Ramrez acus a Rivas de asaltar la bodega. Lo que sigui hundi an ms al gobernador. La seora Cepeda, directora del DIF estatal, aadi la prensa de Cuernavaca, orden que la ayuda que llegara del pas fuera almacenada en una bodega, y Capella comenz a detener los trileres. Una hora despus de comenzado todo, el secretario general de Gobierno, Matas Quiroz Medina, escribi en su cuenta de redes sociales que haban identificado al lder de quienes liberaron los vveres, a quienes calific de saqueadores. La seora Cepeda afirm que denunciara penalmente a los saqueadores. La ceguera poltica e insensibilidad de las autoridades morelenses se enfrent con la decisin de la ciudadana de confrontarlos. Para el viernes, Cuernavaca herva mientras el impacto del sismo comenzaba a mostrar los estragos en Morelos. Videos tomados por la gente mostraban toneladas de vveres en bodegas sin ser distribuidos. Para entonces ya era irrelevante si las imgenes correspondan al momento o no. La ira iba creciendo. Capella insult a quienes llevaban vveres al estado, al instarlos a no hacer turismo ssmico y pedir que no viajaran al estado porque lo nico que hacan era estorbar el trabajo que estaba haciendo el gobierno. A nadie import. En varias partes de Cuernavaca hubo conatos de enfrentamiento entre ciudadanos y policas. Capella insisti en politizar los incidentes y acus a trabajadores del municipio de Cuernavaca, a quienes nunca identific, de ser los responsables de asaltar los trileres, aunque horas despus recul y dijo que slo eran rumores. El gobernador Ramrez no lo contuvo. La noche del viernes, el comisionado de Seguridad Pblica, frente a la creciente accin ciudadana de tomar los trileres y llevarlos a distintas comunidades para su distribucin, dijo que no lo permitira y que impondra el orden, para lo cual anticip que la polica realizara operativos para, en castellano claro, hacer redadas contra quienes tenan identificados como autores intelectuales. Es decir, los adversarios polticos del gobernador. La accin policial fue insuficiente. Si antes, cuando detuvieron los trileres que liberaron Rivas y las Vicentinas tuvieron que dejarlos ir por la tensin que estaba creando la polica, tampoco hubo forma que pudieran impedir que el viernes por la noche unas 500 personas se enfrentaran con 30 policas en las instalaciones del DIF, donde no evitaron que se llevaran la ayuda para distribuirla. Capella deca que la razn por la cual haba sacado a la polica a las calles era para proteger las donaciones. Lo ignoraron. La sociedad se organiz con otras instituciones no gubernamentales. El seminario conciliar de Cuernavaca sirvi como centro de acopio. Empresarios como Alfredo Harp, a travs de su fundacin, llev directamente donaciones a zonas afectadas. Instalaciones deportivas como el Aqua Splash de la familia Abe, fueron transformadas en albergues en Jojutla. Los mormones levantaron un albergue en Cuautla, y el Centro Cristiano hizo su propio acopio para hacer entregas directas a poblaciones. En los pueblos fueron los mayordomos electos por la poblacin, los ayudantes municipales y los comits de las iglesias, quienes comenzaron a entregar la ayuda a la gente. La sociedad se organiz mientras el gobierno luchaba contra sus enemigos polticos sin atender con la celeridad exigida a las vctimas del sismo. Morelos sufre enormemente las consecuencias del desastre natural, pero no debe sufrir lo mismo por la incompetencia de sus gobernantes. ...
Es decepcionante ver que en medio de la desgracia y de la solidaridad desinteresada de millones de personas ante la devastacin de los sismos, Morena quiera lucrar con la tragedia ajena. Su anuncio de que va a donar la mitad de los recursos de campaa que le entregar el INE es una oferta envenenada. Lo que procede es renunciar a ese dinero, o devolverlo para que las autoridades encargadas de la atencin a vctimas canalicen los recursos donde ms se necesiten y para las tareas de reconstruccin de acuerdo a los programas especficos que deben venir. Morena, en cambio, va a repartir el dinero a travs de un fideicomiso manejado por ellos. Va a legalizar esa prctica clientelar que por todos los medios se ha querido erradicar de las contiendas electorales. Van a hacer lo mismo que en los sismos del 85, cuando el gobierno cometi el error de darles poder a agrupaciones de damnificados y surgieron los grupos que trafican con la necesidad de vivienda de la gente. Y con los mismos personajes: Ren Bejarano, Dolores Padierna y compaa. Construyeron una maquinaria poltica que hasta el da de hoy tiene el control de una parte de la capital del pas. Morena va a repartir el dinero. Como eso es ilegal, el INE va a tener que sancionar a Morena, y su candidato presidencial ser la vctima por haber tenido la generosidad de repartir entre el pueblo el dinero que le da el Estado. El solo anuncio de llevar a cabo esa donacin es una jugarreta desleal con Mxico, porque estn lucrando en medio de la desgracia de la gente necesitada. Todo lo que hacen lleva jiribilla poltica. Son incapaces de solidarizarse de manera honesta y limpia. Y lo que anunciaron es donar la mitad del dinero que les van a entregar para gastos de campaa. Otra trampa. Ese dinero se entrega en marzo del prximo ao y se empieza a ejercer en abril, cuando inician las campaas. O sea, van a repartir dinero, de forma ilegal, hasta las campaas, cuando los principales efectos del terremoto ya hayan sido subsanados. Pura manipulacin. Van a dar dinero lquido en campaa, ellos, contra la ley, y si los sancionan sern las vctimas por atender al pueblo bueno. Y hay una tercera trampa. Las partidas de campaa para los partidos polticos son la mitad de cuantiosas de lo que se les entrega para su gasto corriente. Si son sinceros, por qu no entregan ahora al Estado una parte de su ingreso corriente? No lo hacen porque es mucho dinero el que reciben y si lo entregan ahora Estado no les va a lucir y se van a quedar sin lucrar con la tragedia de muchsima gente en la Ciudad de Mxico, Morelos, Puebla, Chiapas y Oaxaca. Suena mucho eso de que van a donar el 50 por ciento de gastos de campaa a damnificados. Y es falso. El dinero fuerte est en el gasto corriente. Y las necesidades son ahora, inmediatas. Ni un peso van a entregar ahora para ayuda a damnificados el PRI, con todos sus defectos, anunci la entrega de 258 millones de pesos de sus prerrogativas, ahora. Todo en Morena es grilla, jiribilla, lucro poltico. No van a dar un peso ahora que urge. Van a dar en plena campaa, una menor cantidad, y lo van a repartir ellos. Y si los sancionan, como evidentemente tendrn que hacerlo las autoridades electorales ante una prctica ilegal, sern vctimas y obtendrn ms votos. Negocio redondo con la desgracia ajena. ...
Ir Arriba