..: ABC Noticias :..
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Saquean en NL durante la madrugada
PUBLICADO POR  Reforma EL DIA 06/01/2017
La violencia y el vandalismo que se gener desde ayer en la tarde en la capital estatal se extendi hasta la madrugada de hoy.

Los actos de protesta tras la megamarcha contra el gasolinazo se convirtieron en robos a negocios que rebasaron el actuar policiaco en varios puntos del rea metropolitana de Monterrey.

Sobre todo al norte de la Ciudad, se presentaron saqueos en los que participaron hombres, jvenes, mujeres y hasta nios.

El ms significativo fue el saqueo de la tienda Bodega Aurrer, ubicada en Almazn y Rodrigo Gmez, en la Colonia Tierra y Libertad, donde cerca de las 0:30 horas ms de 200 personas robaron aparatos electrnicos e intentaron quemar el almacn y apoderarse de una caja fuerte.

A pedradas y fuego, los manifestantes se enfrentaron primero con unos ocho policas de Fuerza Civil, pero despus llegaron refuerzos policiacos.

Despus de unos 50 minutos, los actos vandlicos fueron sometidos por las acciones y por el sonido de balazos de varios oficiales, necesarios para disuadir a los manifestantes. Hubo tres detenidos.

Tambin en la Colonia 23 de Marzo, una sucursal de Soriana, ubicada en la Avenida Camino Real, qued daada ante los robos de decenas de personas que aprovecharon la movilizacin de las protestas por el aumento a la gasolina y las condiciones econmicas del Pas.

Durante este saqueo, se inform que un joven fue baleado por un polica de Fuerza Civil y que se encuentra grave en el Hospital Universitario.

En Apodaca, en la Colonia Pueblo Nuevo, decenas de delincuentes entraron a robar varios negocios, entre stos una casa de empeo.

Adems, en Soriana Huinal y Sendero Apodaca fueron reportados daos a los negocios de esos centros comerciales.

Tras los robos generalizados en varios puntos de Guadalupe, la Polica municipal report que habran sido detenidos al menos 20 personas con productos del robo y por participar en los disturbios.

En Escobedo, la sucursal de Famsa de la Avenida Ral Salinas, en la Colonia Felipe Carrillo, fue daada a pedradas y se presentaron algunos robos, pero la Polica control la situacin.

En la mayora de los municipios del rea metropolitana fueron reportados tambin robos y asaltos a tiendas de conveniencia, anoche y durante la madrugada de hoy.
OTRAS  NOTICIAS...
  
21/12/2016
Van 31 muertos...
  
10/08/2016
Pegan lluvias a Morelos
  
21/06/2016
Impera temor en Oaxaca
  
06/02/2016
Pensiona SNTE a Moreira
  
02/02/2016
Empuja Conago Mando nico
 Visita Nuestro Canal  
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
 Ultimas Noticias
LOCAL
 Comenz a llegar el apoyo de la federacin para el municipio capital
NACIONAL
 Fija EPN objetivos en negociacin con EU
INTERNACIONAL
 Trump firmar rdenes ejecutivas para renegociar TLCAN
SEGURIDAD
 Acuden pocos a colegio en NL tras ataque
DEPORTES
 CAMBIAN EL FORMATO DE LA CONCACHAMPIONS
ESPECTÁCULOS
 El da en que Trump fue rostizado en la tv
CIENCIA Y TECNOLOGIA
 Samsung atribuye a un cortocircuito en la batera el incendio de los Galaxy Note 7
MUNDO
 La mirada es una ventana a la mente de los otros
VIRAL
 El extrao regalo de Melania Trump a Michelle Obama
Editoriales de Hoy en  
Sergio Sarmiento
Es una de esas ancdotas que slo pueden pasar en Davos. Este viernes 20 de enero, da de la toma de protesta de Donald Trump, Yo-Yo Ma lleg temprano y con su chelo a una mesa redonda en el Foro Econmico Mundial. Isabel Prieto, la hija del chelista mexicano Carlos Prieto, lo incit a tocar ah mismo en el pasillo. Quiz la gente le arrojara algunas monedas a la caja abierta de su instrumento, le dijo como incentivo. Nacido en Francia de una familia china, y ciudadano de Estados Unidos, Ma es ejemplo de la globalizacin que Davos representa y Donald Trump aborrece. Ante la peticin o reto, Ma ofreci una abierta sonrisa, busc una silla y empez a interpretar el preludio de la suite nmero 2 de chelo solo de Bach. En segundos haba un gran nmero de personas alrededor. La hermosa msica llenaba el pasillo y la gente poco a poco se dio cuenta de que quien tocaba era el chelista ms famoso del mundo. Ma interpret una pieza ms, una composicin turca de tono triste, y al terminar me choc la mano por lo alto. Comenz entonces a conversar con la gente alrededor. Habl de la importancia de la msica y la felicidad. Pregunt a quienes ah se encontraban qu deseaban en la vida. Alguno respondi que la felicidad, otro que proteger a su familia. Un tercero, Nicols Mariscal, constructor, respondi: "Que le vaya bien a mi pas. Soy mexicano". Ma se llen de elogios para Mxico y los mexicanos, y afirm que al pas le va a ir muy bien pese a Trump. "Viva Mxico!", grit y en segundos haba una verdadera manifestacin en el pasillo del Congress Centre con gente de todo el mundo gritando una y otra vez: "Viva Mxico!, viva Mxico!". Si sta y otras reacciones en Davos son indicacin de lo que est ocurriendo, habr que reconocer que hay una gran solidaridad internacional hacia Mxico en un mundo en el que un bully ha tomado control del gobierno del pas ms poderoso del mundo. La gente sabe que Mxico es el pas ms vulnerable ante Trump y que, si ste cumple sus amenazas, estar cometiendo no slo injusticias sino violando el derecho internacional. Esto no significa que alguna nacin vaya a mandar tropas a defendernos de una invasin estadounidense por negarnos a pagar el muro fronterizo, pero Mxico se ha convertido en smbolo de los abusos que puede cometer el nuevo presidente de Estados Unidos. Un bully siempre amenaza o ataca a un nio ms chico o ms dbil. No sorprende que Trump amenace a Mxico y no a Canad, que tambin forma parte del TLCAN. Trump ha aprovechado polticamente la desconfianza tribal que millones de estadou-nidenses sienten ante la invasin de mexicanos que perciben como tnica y culturalmente distintos. Para los populistas siempre es rentable culpar a los extraos de todos los males de un pas. Los canadienses no son buenos villanos para eso. Mxico no puede depender de la solidaridad internacional cuando el pas ms poderoso del mundo amenaza con agredirlo. Nuestro pas debe fortalecerse en lo econmico y volverse ms competitivo. Aun as, no deja de ser hermoso el gesto de Ma en los pasillos de Davos. Mientras escribo este artculo escucho las seis suites de chelo solo de Bach interpretadas por Ma. Siempre me ha sorprendido la ligereza de sus notas en las partes rpidas y la profundidad de sonido en los fragmentos ms intensos. Pero ahora tengo el recuerdo fresco de su pequeo recital y manifestacin a favor de Mxico en Davos y entiendo mucho ms el carcter de este genial chelista global. ...
Jess Silva Herzog
El contraste lo agigantar. La figura de Barack Obama crecer como la de ningn poltico de nuestro tiempo. Lo notable es que no fue un Presidente particularmente exitoso. Su legado est lleno de claroscuros. Evit, es cierto, una catstrofe econmica. No se entendi con el Congreso. La reforma al sistema de salud, que fue su gran orgullo, est en riesgo. La mayora republicana bien podra revertirla. Su agenda interna no camin a ningn lado. No pudo conseguir la reforma migratoria que se propuso ni cambiar las demenciales reglas que rigen la compra y portacin de armas. No fue capaz de construir una coalicin para gobernar. Dej a su partido en condicin desastrosa. Tampoco puede decirse que haya sido eficaz en la conduccin de su poltica internacional. Tuvo, es cierto, iniciativas audaces para rehacer las relaciones con Irn o con Cuba pero tambin tuvo errores costossimos. Su cautela en poltica exterior puede ser criticada como indecisin, como una fuente de debilidad. La tabla de eficacia del presidente Obama es, naturalmente, un combinado de aciertos y errores, xitos y fracasos. Pero hay algo que escapa de esa contabilidad y es, precisamente ah donde puede apreciarse la dimensin histrica de su figura. No me detengo en la enorme carga simblica de su eleccin, aunque sea, por supuesto, relevante. La primera frase de su obituario subrayar que fue el primer presidente afroamericano de Estados Unidos. Pero, ms all de eso, Obama ejerci el poder de un modo excepcional; ejemplar, en muchos sentidos. El caso de Obama ilustra que el poltico no puede entenderse solamente como un productor de resultados. En la conduccin de nuestros representantes buscamos siempre algo ms: la personificacin de ciertos valores. Ah est, a mi juicio, la grandeza de Obama. No fue un mago de la eficacia, fue un admirable ejemplo del decoro en tiempos de cinismo. No puede pasarse por alto que en ocho aos no protagonizara ningn escndalo. Obama pudo haber generado mucha antipata en amplios sectores de la opinin pblica norteamericana pero nadie seal excesos o atropellos en sus actos pblicos o en su conducta personal. El poder no fue permiso para la trampa. En Obama poda advertirse ese respeto por la funcin de gobierno que entre nosotros parece tan escaso. Ninguna confusin del inters personal con la responsabilidad pblica. Ningn engao, ningn abuso. Ni l, ni nadie de su familia, ni nadie de su entorno inmediato us el poder para beneficio personal. Estrecho parece, a fin de cuentas, el criterio weberiano de la tica poltica. Cierto: al hombre de Estado hay que evaluarlo por su sentido de la responsabilidad, esto es, por los efectos de su conducta. Pero tambin hay que evaluarlo por su sentido de probidad: por el ejemplo de su conducta. El talento ms visible de Obama fue la palabra. Su carrera se mont, desde muy temprano, en su elocuencia. El hombre de apellido extico se hizo visible por su voz. Present as su vida como una parbola de la historia norteamericana, remont la derrota con un canto a la esperanza, consol el dolor con los himnos de los esclavos. En su palabra pueden encontrarse dos apuestas entrelazadas. Por una parte, la razn, la inteligencia de quien respeta el deber del argumento. Sin justificacin racional que se defiende en pblico, la poltica es arbitrariedad, capricho. Escuchar a Obama era presenciar el sencillo espectculo de un hombre que piensa y que trata a sus escuchas como personas que piensan. Pero su elocuencia no es racionalidad helada. Es conexin emocional, empata. De la imaginacin literaria aprendi que hay que ponerse siempre en la piel del otro. No es frecuente en las cumbres del poder ese rasgo de elemental humanidad. Y bajo la calma de un Presidente imperturbable, se apreciaba otra fibra notable: un autntico optimismo. No puede haber poltica sin confianza en la mejora cercana o remota. Digo confianza para hablar de una persuasin autntica y no del simple lugar comn que se repite por inercia. Por eso el testamento de Obama como Presidente es tan esclarecedor de su visin del mundo. Al tiempo que advirti de la fragilidad de la democracia y llam al compromiso cvico, pidi confianza en el futuro. Su optimismo no parece ingenuidad sino la estrategia para no temer. ...
Raymundo Rivapalacio
Hasta el viernes pasado, el rcord de protestas en una toma de posesin haba sido la de Richard Nixon al arrancar su segundo periodo al frente de la Casa Blanca, en 1973, por la Guerra de Vietnam. El sbado, ocho veces ms que hace 44 aos, ms de medio milln de personas en Washington, y un nmero similar en las ciudades ms grandes de Estados Unidos protestaron contra la visin y las posiciones de Donald Trump. Las expresiones se extendieron en ms de 70 ciudades del mundo con una advertencia: esto es slo el principio. La unin global contra Trumpilandia fue blsamo para las angustias mexicanas por la agresividad y beligerancia del presidente contra Mxico, su gente, y su economa. No estamos solos en nuestra indignacin e inconformidad, Donald, ni ser una batalla aislada; slo falta que entendamos y encontremos cmo responderte. El mundo de Trump es luntico, a menos que tenga en su chistera la frmula para revolucionar al mundo hacia delante y evitar su involucin. Los sntomas no son buenos. El viernes us su discurso de toma de posesin para repudiar a la clase poltica, a la que acus de rapacidad y apropiarse de todos los beneficios para crear una sociedad de lujo en Washington, mientras el pueblo estadounidense caa en la pobreza. Su primera accin fue desmantelar el programa de salud de Barack Obama, que afect a la clase media, pero salv de la marginacin a 23 millones de personas que estn entre las ms pobres, y frenar los procesos de regulacin, que le motiv su primera friccin con el Capitolio. Se asumi como el presidente de todos los estadounidenses, aunque cuatro de cada diez amanecieron ese da detestndolo, y reiter sus promesas econmicas, con lo que quiere convertir una economa de servicios, como es Estados Unidos, a una de manufactura, en un imposible corto plazo. En poltica exterior, es China su principal enemigo y quiere lanzarse a una guerra comercial con Beijing, el mayor tenedor de deuda estadounidense. Cree que hay que dejar de apoyar militarmente a sus aliados en el Medio Oriente, con lo que el equilibrio de poder se perdera y esa nacin dejara de ser lo que ha sido durante 60 aos, el factor que frena una Tercera Guerra Mundial. Lo mismo piensa de la alianza militar con Europa, y est harto de los mexicanos y sus gobiernos, que han sido sus principales chivos expiatorios en los ltimos 18 meses. Las marchas en el mundo fueron contra Trumpilandia; en Estados Unidos se concentraron en las demandas de los derechos de reproduccin por su intencin de volver a penalizar el aborto, que sera una regresin de 34 aos, los derechos civiles y la inmigracin. Estados Unidos est dividido como quiz no lo estaba desde 1861, cuando en la primera toma de posesin de Abraham Lincoln, el aire estaba lleno con rumores de conspiraciones para asesinarlo o capturarlo y llevrselo antes de que pudiera tomar las riendas del gobierno, segn las crnicas de la poca. Lincoln recibi la presidencia de James Buchanan, el nico que supera a Trump con el ms bajo nivel de popularidad al asumir la Casa Blanca (37 por ciento contra 40 por ciento), ante el fracaso para evitar la divisin que finalmente llev a Estados Unidos a la Guerra Civil. Las protestas subrayan la divisin en esa nacin, una polarizacin a la que Trump, como es, respondi con beligerancia y mentiras. Es la prensa la que provoc las protestas, y tambin exager a la baja la asistencia popular a su toma de posesin. Fue la prensa, dijo el sbado durante una visita a la CIA, la que manipul sus palabras pblicas que dice que nunca dijo en contra de la CIA. Lo mismo le dijo al presidente Enrique Pea Nieto cuando hablaron en Los Pinos, el 31 de agosto pasado: fue la prensa la que tergivers sus declaraciones sobre Mxico y los mexicanos. Trump es un mentiroso compulsivo y una persona violenta que en los momentos difciles se echa para adelante. No hay que olvidarlo el prximo 31 de enero, cuando Pea Nieto se rena con l en Washington. La visita de trabajo es importante, y se dar una semana despus de que comiencen las primeras negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de Norteamrica entre los dos pases. En esas reuniones el gobierno mexicano podr plantear lo que quiere de Estados Unidos, lo que puede en la relacin bilateral, y rechazar o dar paso a una negociacin en donde confronten sus visiones. Tendr que ser muy inteligente el planteamiento y el propio fraseo en sus conversaciones, en parte porque el entorno cambi rpidamente del jueves a hoy ante la fuerza de las protestas contra Trump, que probablemente continuarn enardecindose por la creciente oposicin al nuevo presidente. Un hombre de mecha corta es lo que encontrar Pea Nieto en la Oficina Oval, que quiz vea en l una coyuntura para ganar legitimidad a travs de sus bravuconadas, hostigamiento y amenazas. El momento no es el mejor para Pea Nieto, pero es el adecuado. Al mismo tiempo, si sus asesores son inteligentes y creativos, y l deja de comportarse pusilnimamente, lo que hoy es un enorme problema puede volverse una oportunidad. No hay mucha expectativa sobre lo que pueda hacer el presidente de Mxico, pero este lunes, en su posicionamiento sobre poltica exterior, podr mostrar a todos si algo aprendi de sus errores, o definitivamente no tiene remedio. ...
Fray Bartolom
TIC, TAC, tic, tac... a la medianoche vence el plazo para alcanzar la soada alianza PAN-PRD a la gubernatura del Estado de Mxico. Y si alguien quiere ganar dinero fcil, apueste a que no se concreta. EL COLMO es que tanto el panista Ricardo Anaya como la perredista Alejandra Barrales realmente queran derrotar juntos al dinosaurio tricolor. Pero fueron las corrientes internas de ambos partidos las que terminaron reventando el acuerdo. DONDE ms contentos se pondrn, sin duda, ser en el PRI, pues les urge saber si habr o no alianza para entonces definir a su candidato... o candidata. En caso de que haya eleccin interna, el jueves es el lmite para que los aspirantes se separen de sus cargos. POR lo pronto en el equipo de Alfredo del Mazo sienten que desde el gobierno de Eruviel vila les estn jugando las contras, cada vez con menos disimulo. SI DE VERDAD Ricardo Anaya quiere llevar a cabo una operacin cicatriz en Coahuila, ms que aguja e hilo, va a necesitar Kola Loka pues parece que Luis Fernando Salazar llevar su pataleta hasta las ltimas consecuencias. EL SENADOR con licencia noms no logra digerir que Guillermo Anaya le haya ganado la candidatura y ya habra tenido acercamientos con otro partido, supuestamente Movimiento Ciudadano. Por supuesto, su eventual candidatura le restara un importante nmero de votos al propio PAN. PERO, bueno, no hay que comer ansias porque el panista todava tiene varias semanas para decidir si regresa a su escao y se mantiene de azul y blanco o si, ya de plano, se pinta de naranja. EN EL FILITO entre la protesta social y el franco vandalismo se est moviendo Arne aus den Ruthen. Primero fueron los jitomatazos contra Csar Camacho Quiroz, en protesta por el bono navideo de los diputados; y ahora est convocando a un "ataque" con paales sucios contra las instalaciones del PRI. OBVIAMENTE el ex panista est causando furor en las redes sociales con esta nueva iniciativa. Nadie puede negar que tiene el don de atraer reflectores y encender el activismo social con propuestas siempre cargadas con una buena dosis de humor. Sin embargo, en el partido tricolor no se estn tomando las cosas a chiste. YA LA dirigencia de Enrique Ochoa pidi a las autoridades resguardar sus instalaciones y responsabiliz directamente al ex funcionario de la Miguel Hidalgo de cualquier "agresin". Es decir, ya hicieron ms grande el pleito. A ver en qu acaba. ...
A menos de una semana de haber jurado como presidente de Estados Unidos, la administracin de Trump recibir a una delegacin mexicana encabezada por Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo. Y 11 das despus de llegar a la Casa Blanca, recibir al presidente Enrique Pea. Las autoridades mexicanas le han dado celeridad a los primeros acercamientos con el objeto de tratar de reducir los espacios de incertidumbre que existen. Cules son las palancas en las que tendr que apoyarse el equipo negociador de Mxico? 1.- La diferencia entre Mxico y China. El dficit comercial de Estados Unidos (EU) con China fue en 2015 de 367 mil millones de dlares y el del ao pasado apunta a una cifra apenas menor. Pero, adems, se multiplic por 4.4 veces en lo que va de este siglo. El dficit que EU tiene con Mxico es de 67 mil 500 millones de dlares, un 18 por ciento del de China. Las exportaciones de bienes de China a EU alcanzaron 484 mil millones de dlares en 2015 y China apenas compr 116 mil 700 millones de bienes provenientes de la Unin Americana. Mxico, en contraste, vendi menos productos que China a EU, 303 mil 300 millones de dlares y compr ms del doble de lo que compra China, 235 mil millones. La razn son las cadenas regionales de manufactura, que determinan que 40 por ciento del contenido de las exportaciones de este tipo de Mxico a EU contenga productos norteamericanos. A diferencia del caso de China, donde el porcentaje es tendiente a cero. En pocas palabras, se puede plantear de manera muy clara que mientras que el comercio con China explica 48 por ciento del dficit comercial total de EU, el que EU tiene con Mxico explica 8.8 por ciento. De hecho, es superior el dficit que EU tiene con Alemania al que tiene con nuestro pas. Sobre la base de esta diferencia se puede argumentar claramente que el fortalecimiento del comercio entre las dos naciones puede dar ventajas competitivas a la produccin de la regin, incluyendo las empresas norteamericanas. As que la renegociacin del TLCAN puede estar orientada en esa direccin. 2.- La seguridad regional. Estados Unidos necesita a Mxico como un aliado en materia de seguridad regional. Ms an si el gobierno de Trump cumple sus amenazas y se distancia de la OTAN. El gobierno mexicano sabe que hacer esfuerzos para controlar los riesgos del terrorismo que pueden llegar desde el sur de la frontera de EU, son una carta que puede tener gran vala en la negociacin, pues el propio John Kelly, secretario de Seguridad Interior de Trump, ha dicho que el muro no garantiza la seguridad. 3.- La migracin. Mxico puede plantear que har esfuerzos por evitar la migracin de mexicanos a EU, que ya de por s en trminos netos es muy baja o hasta negativa. Y puede mostrarse incluso receptivo a recibir a quienes sean deportados, pero, como lo propusieron Castaeda y Ros Piter, siempre y cuando se demuestre que se trata de ciudadanos mexicanos. El problema principal de la migracin hacia EU es hoy de ciudadanos centroamericanos y del Caribe, lo que tambin representa un problema para Mxico. Y, en esta materia, hay elementos para convertir este asunto en una carta en la negociacin para buscar mejores condiciones para los indocumentados mexicanos que viven en EU. Como quien dice, no estamos mancos. Y el gobierno de Trump debe saberlo. ...
Salvador Camarena
La relacin entre los gobiernos de Mxico y de Estados Unidos nunca ha sido fcil. No lo fue ni con Obama y su rcord de deportaciones (slo en 2015 expuls a 242 mil paisanos, el 72,7% de los deportados ese ao fiscal http://bit.ly/2hZIz4h). Es la hora de pelear por los intereses mexicanos. De cara a la entrevista que el presidente Enrique Pea Nieto sostendr con el seor Trump la semana entrante, van algunas citas sobre cmo dos presidentes de Mxico lidiaron con el vecino del norte en momentos complejos. La agresiva posicin estadounidense de entonces parece no tan lejana a la actual. Primero, Miguel de la Madrid, que en ocasin de una visita a Reagan expuso: El viaje a los Estados Unidos, en cambio, requiri ser pensado y planeado con todo cuidado, pues el ambiente en que se realizara afectara el proceso de todas las negociaciones que sostenemos con ese pas. La construccin de un ambiente adecuado resultaba difcil pues, aparte de los mltiples asuntos bilaterales concretos, tales como los problemas de migracin, de comercio o de financiamiento que deseaba tratar con el vigor que en mi opinin exiga el problema de la deuda latinoamericana, saba, por otro lado, que el presidente Reagan dara gran importancia al tema centroamericano. Mantener una postura firme y digna, pero sin caer en la agresividad era mi meta. As, mientras Reagan utiliz un lenguaje innecesariamente duro, el mo fue diplomtico. Habl de Derecho Internacional, de la autodeterminacin de los pueblos, de la no intervencin, de la igualdad jurdica de los Estados, de la solucin pacfica de controversias y de la cooperacin internacional para el desarrollo. En cuanto a (John) Gavin (embajador norteamericano en Mxico), resulta necesario torearlo, evitando caer en su trampa () Lo que hay que hacer es dejarlo que se equivoque, que tropiece con la realidad, para que el rechazo surja de la sociedad. Parece absurdo que los Estados Unidos quieran tratarnos a patadas. Sin embargo, eso es exactamente lo que estn haciendo. Tengo que responder a su agresividad, consciente del peligro que implica. Esto es, consciente de que, en Estados Unidos, hay una poltica dura, respaldada por una opinin pblica neoconservadora. S que las decisiones del presidente Reagan son un imponderable a considerar, pero quiero que ellos tambin me consideren un imponderable. Mi decisin de ponerles un alto puede elevar peligrosamente el nivel de tensin en las relaciones entre Mxico y Estados Unidos con un alto costo para nosotros, pero tambin sera muy costoso para ellos, pues saben que la mayora de nuestra sociedad apoyara el gobierno y dejara fluir con fuerza su antinorteamericanismo. Como resultado de mi advertencia hubo un alivio, cuando menos temporal en la tensin. Ello me recuerda la frase de Tcito que dice: cuando se tolera un ultraje, se invita el prximo. Por su parte, Jos Lpez Portillo planteaba: Traa yo la tesis que llam del paquete, que desarrollara en todos los encuentros con los presidentes de los Estados Unidos: no podemos tratar de modo separado, sino en conjunto, lo que es complejo. Comercio, tecnologa, inflacin, financiamiento, deuda, moneda, trfico de drogas, contrabando, indocumentados, todo est en todo. Yo me negaba a tratarlos aislados. La migracin es, en gran parte, un problema de empleo y de salarios que se resuelve si logramos un desarrollo que nos permite exportar productos en vez de brazos. Pero esto slo se logra ordenando financiamiento, moneda, comercio, transferencia de tecnologa, etc. El trfico de drogas, en el fondo, es un problema de demanda en Estados Unidos. ...
Ir Arriba