..: ABC Noticias :..
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Videgaray vuelve al ring 2018
PUBLICADO POR  El Universal EL DIA 05/01/2017

Videgaray vuelve al ring 2018

Con todas sus condiciones sobre la mesa, Luis Videgara y regres triunfante al gabinete presidencial, a una cartera que le dar reflector internacional y la posibilidad de entablar nexos con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Primero, nos explican, busc la posibilidad de ser un ministro sin cartera, como lo public este espacio, pero el plan no fue bien visto dentro y Fuera. Despus, don Luis comenz una campaa para preparar su llegada a la Secretara de Relaciones Exteriores, con el mensaje ante propios y extraos de que se la deban, tras la abrupta salida de la Secretara de Hacienda por haber organizado el polmico encuentro con el entonces candidato republicano a la Casa Blanca, el magnate que ha insultado a Mxico y que hoy es presidente electo de EU. Ahora est de vuelta con ms fuerza y, de nuevo, como una carta para la sucesin presidencial de 2018, nos comentan.

Ruiz Massieu no quiso Cultura

El hombre fuerte del gabinete, por cierto, empuj desde su posicin de consejero oficioso en Los Pinos para que la ahora ex canciller Claudia Ruiz Massieu aceptara la titularidad de la Secretara de Cultura, vacante por el fallecimiento de Rafael Tovar y de Teresa. Sin embargo, doa Claudia se atrincher en su posicin: No, muchas gracias. Luis Videgaray insisti y la respuesta de Ruiz Massieu fue la misma, nos comentan. La maana del mircoles, el equipo presidencial hizo algunos esfuerzos por encontrarle un lugar en el equipo presidencial, pero no hubo manera de hacerla cambiar de opinin. Por el momento, se dedicar a su familia, despus de haber encabezado las secretaras de Turismo y Relaciones Exteriores.

El temor al to Salinas de Gortari

Uno de los escenarios que se analizaron en el gobierno federal para decidir la salida de Claudia Ruiz Massieu de la Secretara de Relaciones Exteriores fue el factor Salinas. Nos comentan que exista el temor de que la remocin de doa Claudia desatara el enojo de su to, el ex presidente Carlos Salinas de Gortari. hora, ante el relevo de Ruiz Massieu, quedan en el aire algunas preguntas. Se inici un pleito con el ex presidente? Se coment con l la conveniencia de la salida? Nos dicen que el hecho de que ella no haya aceptado un cargo en el gobierno es una seal de su molestia y que este enojo puede extenderse hasta don Carlos. Ay nanita!


Rescatan a Andrade

El ex secretario de la Funcin Pblica, Virgilio Andrade, se prepara para volver al equipo de Luis Videgaray. Desde hace algunas semanas, nos comentan, don Virgilio ha venido sondeando cmo funciona un rgano desconcentrado de la Cancillera que tiene sus oficinas en el quinto piso del edificio de la SRE. De qu le hablamos? Andrade estar al lado del nuevo canciller para ocupar la Direccin Ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperacin Internacional para el Desarrollo, la AMEXCID, creada en septiembre de 2011. Con la reincorporacin de Andrade al gobierno federal, el nuevo jefe de la poltica exterior fortalece su grupo en el gabinete presidencial, nos hacen ver.
OTRAS  NOTICIAS...
  
31/03/2017
Solap Fiscal a crtel
  
17/03/2017
Y el SAT tambin 'muerde'
  
25/01/2017
Topan con el muro
  
21/12/2016
Van 31 muertos...
  
10/08/2016
Pegan lluvias a Morelos
  
21/06/2016
Impera temor en Oaxaca
  
06/02/2016
Pensiona SNTE a Moreira
  
02/02/2016
Empuja Conago Mando nico
 Visita Nuestro Canal  
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
 Ultimas Noticias
LOCAL
 Inicia Jess Mara el programa Vecinos en Armona
NACIONAL
 Realizan Consulta Nacional sobre el Modelo de Procuracin de Justicia
INTERNACIONAL
  Dos vagabundos, los hroes en el atentado en Manchester
SEGURIDAD
 Lo ejecutaron a balazos en Villas del Puertecito
DEPORTES
 OFICIALMENTE... VUELVEN LOS GALLOS DE AGUASCALIENTES
ESPECTÁCULOS
 Marido y mujer, bomba!
CIENCIA Y TECNOLOGIA
 Eres hijo nico? De acuerdo con la ciencia, tu cerebro es diferente
MUNDO
 Queso ms caro del mundo; la clave es leche de burra
VIRAL
 Esta mexicana tiene 80 aos y tres ttulos universitarios
Editoriales de Hoy en  
Jos Woldemberg
Observar una fiesta de nios de dos aos resulta un agasajo. No se "pelan", cada uno est en lo suyo, el entorno parece que fuera inexistente. Ensimismados, los otros les importan poco y da la impresin que su propia imaginacin les basta y sobra para moverse por su mundo. Se trata de un desorden natural, que fluye sin problemas, salvo cuando algn adulto se entromete o cuando dos de ellos quieren lo mismo. De no ser as, el desorden resulta gozoso. Luego del desfile de Carnaval, en el que los grupos marchan uno tras otro, empieza lo bueno: el trago corre por las calles, la msica suena, el baile se expande, los "ligues" no se hacen esperar y cada cual, desinhibido, vive sus sueos y fantasas. Es el desorden eufrico, radiante y esfrico que solo puede otorgar la autntica fiesta. El desorden tiene su encanto. Ni quien lo dude. Pero nadie festejara el desorden en un concierto sinfnico. Ah de lo que se trata es que cada uno de los ejecutantes sea una pieza integrada con el resto. El director no de casualidad lleva la batuta y su primera meta es ordenar, armonizar, el concierto. Fellini, en su Ensayo de orquesta, jug con la idea de msicos absolutamente libres y por ello sin compromiso con el resto. Un divertimento sobre la imposibilidad de generar algo medianamente audible en medio de la anarqua? Algo similar debe acontecer en el quirfano. Se requiere de un orden que haga posible que los esfuerzos individuales del mdico, la anestesista, las enfermeras y dems, ofrezcan los logros esperados. Larga e innecesaria introduccin. Pues bien, la sociedad no es ni un carnaval ni un quirfano, ni un reventn de bebs ni una sinfnica. Pero el gobierno de la sociedad s requiere y reclama de orden. Ese orden puede ser democrtico o autoritario. Pero el desorden en un conglomerado tan masivo, contradictorio, tenso y difcil de armonizar, causa estragos sin fin. El Estado mexicano post revolucionario logr domar a sus Fuerzas Armadas subordinndolas a un mando civil, y al mismo tiempo forj una estabilidad autoritaria, a travs de un pacto corporativo, en cuya cspide se encontraba el Gran rbitro de la Nacin: el Presidente de la Repblica. S que simplifico, pero de cara a lo que suceda en Amrica Latina, donde golpes de Estado se sucedan a periodos precarios de democracia, Mxico logr estabilidad y crecimiento econmico, sacrificando libertades y restringiendo los mrgenes de actuacin de las fuerzas contrarias al establish- ment de entonces. El proceso de trnsito democrtico -tan mal comprendido- consisti en deconstruir la antigua pirmide de poder y abrir el cauce para la expresin y recreacin de la pluralidad poltica. Se acab -en buena hora- la Presidencia omnipotente y tambin el partido hegemnico. Las elecciones se convirtieron en momentos sustantivos para decidir quin deba gobernar y quin legislar y los medios (antes alineados al oficialismo) se abrieron para recrear una cierta pluralidad. Personas, colectivos, organizaciones, ampliaron sus mrgenes de libertad, colocaron sus preocupaciones y agendas en el escenario pblico y se desterr la vieja y perniciosa tradicin de las unanimidades ficticias frente al "rgimen". Vivimos, pues, en un concierto de voces disonantes que develan la diversidad y dificultad de nuestra coexistencia. Y de eso se trataba. No obstante, no se ha logrado edificar un orden democrtico. Contamos con la cara expresiva de la democracia, pero no con la que logra que la diversidad de apuestas coexista en un marco de civilidad, permitiendo el gobierno y generando un orden. Estn los poderosos sujetos que actan al margen de la ley (bandas delincuenciales, huachicoleros, gobernadores o funcionarios rateros), pero muchos de los actores institucionales operan tambin como si sus intereses y proyectos fueran los nicos en el escenario y no se sienten comprometidos con el resto. Son expresiones del fracaso por construir un orden pluralista. El problema, me temo, es que hablando de una sociedad, ningn desorden es superior al orden. La democracia requiere un basamento de orden para que florezcan las libertades. El autoritarismo construye orden suprimiendo las libertades. Ante el desorden, hay de dos sopas: orden democrtico o autoritario. Ms nos vale que los primeros ganemos la partida. ...
Jorge Surez-Vlez
Una de las frases que mejor describen a Mxico proviene del principio del libro Zapata y la Revolucin Mexicana de John Womack: "este es un libro acerca de unos campesinos que no queran cambiar, por eso mismo hicieron una revolucin". Lpez Obrador ofrece eso, detener el cambio, dar vuelta en U, asegurarse de que regresemos al Mxico de los setenta, ignorando la evidencia de un entorno que era radicalmente distinto y de un modelo que aun entonces quebr. AMLO habla de las "mafias del poder". Tiene razn. Habla del PRIN. Tambin la tiene. La controversia no est ah. La pregunta a hacernos es si l la desarticulara o la perpetuara; es si simplemente propone mudar la mafia existente a otra nueva que garantice que el statu quo prevalezca. Hemos cambiado, pero s hay costos qu asumir. Mxico es infinitamente ms democrtico que hace 20 o 30 aos. Pero las elecciones competitivas son ms caras. En la eleccin presidencial que viene los distintos partidos empearn fortunas grotescas. Pero hoy el PRI es mucho menos dominante. Si pierde las elecciones estatales que vienen, podra acabar controlando menos de 30% del presupuesto nacional. Ahora, el Poder Legislativo tiene acceso a ms dinero. Pero es justo eso lo que ha hecho que cada legislador se haya vuelto "empresario". En vez de vigilarse unos a otros o de ponerle lmites al Poder Ejecutivo, como vemos que ocurre con Trump en Estados Unidos, nuestros diputados y senadores estn ms cerca de conformar su propia cmara de comercio que de hacer su chamba, inventndose adems bonos y prestaciones con pasmoso cinismo. Unos cubren las espaldas de otros, la lnea entre ideologas polticas se ha borrado pues interfiere con el business. No tenemos por qu pensar que AMLO o Morena deseen algo diferente. La evidencia de extorsin y diezmo de Delfina en Texcoco o la recoleccin de efectivo de Eva Cadena, no son ms que mnimas muestras de cmo operara Morena con acceso a un chiquero ms grande. Si buscaran cambio, por qu cedera AMLO a una alianza entre el SNTE y su candidata en el Estado de Mxico? Por qu lo apoyan algunos de los empresarios de ms cuestionable reputacin? Por qu mantiene entre sus huestes a corruptos comprobados? Pero, ms an, por qu le ofrece amnista a quienes se unan a su decadente causa? La sola oferta delata su mesinica visin. Considerando el hartazgo ocasionado por la corrupcin generalizada y la impunidad rampante, muchos ponen sus barbas a remojar. AMLO y Morena pueden volverse el salvoconducto para cientos de polticos sucios y caciques regionales. Una victoria de Delfina en el Estado de Mxico los hara parecer ms que posibles, probables. Las ratas huiran del barco priista que se hunde para buscar resguardo en una nueva letrina que ofrezca mejor resguardo. Mxico se encuentra inmerso en una maraa de corrupcin y de conflictos de inters. sta se sigue arraigando y creciendo. Mxico no es un Estado fallido, pero s est en riesgo. Regiones enteras estn en manos de criminales, solapados por polticos. El riesgo no es el narcotrfico, y soluciones propuestas por gente inteligente como Hctor Aguilar Camn, que propone dejarlos comerciar tranquilos, parecen ignorar que el nico tema es la debilidad institucional y ausencia de Estado de derecho. Sin resolverla, hoy es el huachicol, la extorsin o el trfico humano, maana ser otra cosa, la impunidad est garantizada. El tiempo se agota. El bono demogrfico se acabar y pasaremos de ser un pas de jvenes sin oportunidades a uno de adultos analfabetas. Este no es momento para experimentos o para regresar al pasado. La ineptitud de AMLO est ms que demostrada. Cree que el hartazgo har que el poder le caiga del cielo. Por eso, evitar debatir y evadir preguntas incmodas. Forcmoslo a dar respuestas. ...
Pascal Beltrn del Ro
Una forma de anticipar lo que puede suceder es voltear a ver qu ha pasado antes. Desde 1945, el Estado de Mxico y Coahuila renuevan su respectiva gubernatura el ao anterior de los comicios presidenciales. Es bien sabido que el PRI nunca ha perdido una eleccin de gobernador en ninguna de esas entidades. Por tanto, deducir qu puede pasar en las votaciones presidenciales de 2018, slo a partir de quin gane las gubernaturas del Estado de Mxico y Coahuila, puede ser un ejercicio ftil. Sin embargo, hay un municipio importante en cada uno de esos estados cuyo electorado refleja, en los comicios para gobernador, la tendencia nacional que se expresa en las urnas al ao siguiente. Esos municipios son Tlalnepantla, Estado de Mxico, y Torren, Coahuila. Ambos tienen una poblacin semejante, alrededor de 700 mil habitantes, ms que Baja California Sur y Colima. Desde que hay elecciones competidas en Mxico, los votantes en Tlalnepantla y Torren han sufragado en su respectiva eleccin de gobernador por el mismo partido o coalicin que, un ao despus, ganar los comicios presidenciales. Por qu? Es probable que su poblacin tenga una composicin socioeconmica semejante a la del resto de la Repblica. Por lo que sea, el domingo 4 de junio valdr la pena observar no slo los resultados a nivel estatal en Coahuila y el Estado de Mxico sino aquellos que se den en Torren y Tlalnepantla. En 18 aos, slo ha habido una excepcin a la regla: el PRI gan por estrecho margen la eleccin de gobernador en Torren en 1999 y luego perdi los comicios presidenciales del ao siguiente. Fuera de ese caso, la regla es precisa. El PAN gan las votaciones para gobernador en el municipio lagunero en 2005 y retuvo la Presidencia en 2006. Seis aos despus, el PRI gan en Torren y regres a Los Pinos al ao siguiente. En Tlalnepantla no ha habido excepciones. Accin Nacional se llev las elecciones para gobernador en el municipio en 1999 y 2005 y gan la Presidencia en 2000 y 2006. El PRI hizo lo propio en 2011 y 2012. Es ms, los resultados en Tlalnepantla en los comicios para gobernador celebrados en 2011 reflejaron el mismo orden en que arribaran las tres principales fuerzas polticas en los comicios presidenciales de 2012: el PRI obtuvo 126 mil 357 votos; el PRD 48 mil 847, y el PAN, 42 mil 544. Por supuesto, la historia no se repite necesariamente, pero el comportamiento del electorado de esas dos demarcaciones ha seguido tendencias marcadas. El escenario pudiera alterarse por un fenmeno nuevo: la aparicin de Morena, que disputar con el PRD una franja importante del voto. No faltar quien diga que el apoyo nacional para Morena difcilmente se reflejar en cmo voten los ciudadanos en Torren el domingo 4 de junio, pues la presencia de la izquierda en Coahuila ha sido marginal en aos recientes. Eso es verdad, pero tambin lo es que ningn candidato presidencial desde 1994 ha llegado a Los Pinos sin ganar Coahuila y otros nueve estados (Aguascalientes, Baja California, Colima, Chihuahua, Jalisco, Quertaro, San Luis Potos, Sonora y Yucatn). Lo mismo sucede, por cierto, con los dos municipios mencionados: Tlalnepantla y Torren. BUSCAPIS En los tiempos del partido nico, ser elegido gobernador antes del destape del candidato presidencial poda significar problemas. Los gobernadores solan ser designados por el Presidente en turno y nada garantizaba que los mandatarios estatales se llevaran bien con el sucesor. Peor poda ser para los gobernadores que tomaban posesin apenas un ao antes de la asuncin del nuevo Presidente. Fue el caso del general Ignacio Cepeda Dvila, elegido en 1945, unos meses antes de que Miguel Alemn Valds se convirtiera en candidato presidencial del entonces llamado Partido de la Revolucin Mexicana, hoy PRI. Es pblico que Cepeda nunca se llev bien con Alemn ni fue aceptado por los representantes de ste en el estado de Coahuila. El 16 de julio de 1947, cuando llevaba ao y medio en el cargo, el gobernador tuvo una reunin con el Presidente en la Ciudad de Mxico. Dicen que sali de ella contrariado. Seis das despus, el general se mat dndose un tiro en la cabeza. Los hechos de hace ya casi 70 aos nunca han quedado claros. ...
Fray Bartolom
NO HAY que perder de vista la batalla que se est dando en Jalisco: los partidos polticos estn peleando con todo, pero no por el bienestar de los ciudadanos, sino para que... no les quiten dinero! EL GOBERNADOR Aristteles Sandoval plante una reforma electoral que, entre otras cosas, eliminara por com-ple-to el financiamiento pblico en aos no electorales. Y EN LUGAR de aceptar que se trata de un reclamo de la sociedad que exige poner fin al derroche, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y el Partido Verde pusieron el grito en el cielo, se niegan a perder un peso y amenazan con secuestrar los trabajos legislativos. De veras que no entienden. UN PALO le dieron los magistrados del Tribunal Electoral a los senadores que dejaron el PRD y queran convertir al PT en la tercera fuerza de la Cmara Alta. DE ACUERDO con el planteamiento expresado por el TEPJF, los acuerdos personales entre los legisladores no estn por encima de la decisin de los electores en las urnas. AL AUMENTAR el nmero de sus integrantes, la bancada petista pretenda recibir los recursos y las posiciones que le corresponden al PRD, lo cual, a decir de los magistrados, noms no procede en tanto que la conformacin del Senado se estableci con base en los resultados oficiales... y as se debe quedar los seis aos de su periodo. YA HABL la ley, ahora falta ver qu dice la poltica, pues aunque la perredista Dolores Padierna les hizo llegar copia de la resolucin judicial, la decisin final estar en manos del panista Fernando Herrera y del priista Emilio Gamboa. A PROPSITO de dilemas legislativos, en San Lzaro deben decidir qu diablos hacer con la curul correspondiente al Distrito Noveno de Chihuahua. Y sa cul es? La que no pudo ocupar el hoy preso Antonio Tarn Garca. TRAS el fallecimiento del priista Carlos Hermosillo Arteaga, deba asumir el colaborador de Csar Duarte, acusado de formar parte de la red de corrupcin del ex gobernador. EN el PRI decidieron dejar a Chihuahua sin un representante legislativo, para evitarse la bronca de convocar a una eleccin extraordinaria. Pero el ayuntamiento de Hidalgo del Parral, de apenas 100 mil habitantes, ya dijo: "A m, mis timbres!". EL MUNICIPIO gobernado por el independiente Jorge Alfredo Lozoya exige a la Cmara de Diputados que declare vacante la curul y convoque, pero ya!, a una eleccin. Ah, Chihuahua! ...
Al conducir, en Tamaulipas no se usan los espejos del auto de manera convencional: para revisar si es seguro adelantar a otro vehculo o echarse para atrs. Aqu hay una manera diferente de manejar, le explic una reportera a Javier Valdez. Es increble que en Reynosa tengas que espejear y adems fijarte quin est al frente, atrs o a los lados. No espejeas como medida de seguridad, le detall la periodista al hablar sobre el acoso que se vive en lugares donde los que mandan son los narcos, y los criminales no necesariamente son distinguibles del gobierno. Javier Valdez incluy el anterior testimonio en Narcoperiodismo. La prensa en medio del crimen y la denuncia, publicado en 2016 por Aguilar. Hoy se cumple una semana de impunidad del asesinato de Javier Valdez y cinco das del fallido acto donde, a propsito del homicidio del periodista sinaloense, el gobierno de la Repblica y una veintena de gobernadores se pronunciaron a favor de fortalecer el mecanismo de proteccin (es un decir) federal para periodistas y de multiplicarlo en los estados. Ni el mandatario federal ni sus colegas estatales entienden que son parte del problema, y que para ser parte de la solucin antes que multiplicar supuestas medidas paliativas de las consecuencias (las amenazas y los ataques), lo obligado sera corregir las causas de la cacera de reporteros y defensores de derechos humanos. Porque, como escribe Javier Valdez en Narcoperiodismo, no slo los narcos desaparecen y matan a los fotgrafos, los redactores, los periodistas. Tambin hacen su tarea de exterminio los polticos, la polica, la delincuencia organizada coludida con agentes, ministerios pblicos, funcionarios de gobierno y militares. El gran pecado, el imperdonable delito, escribir sobre los dolorosos acontecimientos que sacuden a nuestro pas. Denunciar los malos manejos del erario, las alianzas entre narcos y mandatarios, fotografiar el momento exacto de la represin, darle voz a las vctimas, a los inconformes, a los lastimados. Este libro de Javier Valdez expone los diferentes mecanismos de acoso e intimidacin utilizados por gobiernos, criminales e incluso empresarios para minar la voz de los periodistas en diferentes estados del pas. De Tamaulipas, donde cada crtel impuso su lnea editorial, sus incentivos a las mejores notas y tambin las penas, a Jalisco, donde polticos logran silenciar a reporteros al chantajear a sus patrones con el retiro de publicidad, pasando por el Veracruz donde a los periodistas se les intimida con espionaje, el libro de Javier nos devuelve al origen del problema. Los criminales se benefician de un clima de impunidad creado por las autoridades, que tambin ganan con el silenciamiento por autocensura, exilio o muerte de los periodistas. Porque tan temibles son los criminales, que incluso tienen cdigos para sancionar a periodistas en Tamaulipas pueden ser castigados con manitas (cachetadas), tablazos (golpes de madera en la espalda y nalgas), tijera (corte de extremidades), fogones (quemada en partes del cuerpo) y piso (asesinato), como el poder mal usado de los polticos. -A quin le debe uno temer ms como periodista?, cuestiona Javier a un colega en uno de los captulos de Narcoperiodismo. -Creo que sera a los polticos por el poder que tienen sobre los medios, quiz representan el riesgo ms importante. Y del otro lado, las desfavorables condiciones laborales de los periodistas. Meses antes de ser asesinado Javier Valdez denunci la plaga que silencia a comunicadores y activistas: autoridades omisas y/o corruptas que no enfrentan a los criminales, sumiendo a la ciudadana en la indefensin. Mientras eso siga, la matazn continuar, como ocurri hace una semana contra Javier. ...
Siempre ser ms fcil y desde luego menos riesgoso sealar al gobierno como culpable de la muerte de periodistas que apuntar a los asesinos: los narcos. O los narcos coludidos con poderes polticos locales (caso Iguala). Y no digo los narcos como una generalizacin, sino que tienen nombre y apellidos. No me vengan con que Javier Corral mand matar a Miroslava Breach. Ni que Quirino Ordaz fue el que orden asesinar a Javier Valdez. O que Pea Nieto los instruy a todos. Se trata de un facilismo cobarde, propio de los que slo ven dividendos polticos en las situaciones trgicas, o quieren hacerse notar sin correr riesgo alguno. Desde luego los gobernantes tienen responsabilidad en la descomposicin que hay en algunos estados y en amplias zonas de la repblica. A ellos corresponde hacer cumplir la ley y que nadie muera por investigar el narcotrfico y sus ramificaciones. Pero un sector todo lo ve desde la perspectiva de la capitalizacin poltica para llevar agua a su molino. Con el asesinato de periodistas, de nuevo quieren sacar provecho poltico para ayudar a crecer a su lder sobre las ruinas del pas. Suficientes problemas hay y errores ha cometido el gobierno como para inventarle que es asesino. Lo dicen por oportunismo y cobarda. A nadie le va a pasar nada si dice que Pea Nieto, Corral o Quirino son asesinos. No habr represalias por el simple hecho de que no lo son. Pero cuando se trata de mirar al narco de frente, prefieren eludirlo, y darle cobijo social para exonerarlo de la condena pblica. Todas las sospechas apuntan a que quien mand matar a Javier Valdez fue Dmaso Lpez Nez, alias El Licenciado, exnmero dos del Chapo Guzmn, capturado el 2 de mayo en la Ciudad de Mxico. Dmaso est obsesionado con castigar a quienes lo pusieron, para ser detenido sin un solo tiro en la colonia Anzures de la capital. En el operativo en que lo apresaron, Dmaso ofreci dinero para que sus captores le dijeran quin lo haba entregado. Al no encontrar respuesta amenaz a los federales y militares, uno a uno, con cortarles la cabeza a ellos y a sus familias. Dmaso est obsesionado por la venganza. Por ah viene una de las lneas de la investigacin. El capo, molesto por el trabajo del periodista Javier Valdez. Pero en lugar de exigir rigor contra ese narco, algunos gritan fue el Estado. Luce ms polticamente, da ms prestigio en el crculo rojo, pero no conduce a la verdad. El 4 de mayo fueron detenidos en la Ciudad de Mxico seis escoltas de Dmaso Lpez Serrano (el miniLic), hijo de Dmaso Lpez Nez, quien trae el pleito con los hijos del Chapo, Jess Alfredo e Ivn Archivaldo. Se trata de los sinaloenses Benigno Gastlum Sandoval, Ramn Arrellanes Almazn, Jess Alejandro Garca Parra, Juan Enrique Rodrguez Acosta y Trinidad Francisco, as como el jalisciense Jorge Tovas Calleros. Se les decomisaron un lanzagranadas, dos granadas, chalecos antibalas especiales (que no dejan entrar los proyectiles matapolicas), un kilo de cocana, cartuchos, 148 dosis de cristal, ocho equipos de comunicacin. Una jueza, Mara Elena Cardona Ramos, los dej libres porque la captura careca de verosimilitud y razonabilidad. Ellos dijeron dedicarse a la minera. Para afuera. Esos sujetos, y el MiniLic, estn sueltos gracias a las amenazas a una jueza. Pueden matar a cualquiera. Pero la galera no apunta hacia ellos, sino adonde no hay riesgos ni consecuencias: fue el Estado. ...
Ir Arriba