..: ABC Noticias :..
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Donald Trump pide que muro fronterizo lleve su nombre
PUBLICADO POR  Excelsior EL DIA 19/01/2016
El empresario Donad Trump, aspirante a la candidatura presidencial republicana, insisti ayer en que de llegar a ser mandatario de Estados Unidos, construir una barda en la frontera con Mxico que algn da ser llamada Muralla Trump.

Al hablar ante ms de diez mil personas en la Liberty University, una institucin de enseanza superior con una fuerte orientacin religiosa conservadora, Trump reiter sus afirmaciones sobre la falta de capacidad de los polticos estadunidenses para negociar con otros pases, incluso Mxico.

Tengo grandes relaciones con Mxico y los mexicanos, dijo Trump, antes de puntualizar que sus dirigentes son demasiado listos, demasiado astutos... respecto a los estadunidenses.

Pero, al mismo tiempo, pregunt a la audiencia quien va a construir la muralla? y algunos respondieron Mxico.

Trump subray adems que su actividad profesional ha sido construir edificios, incluso recientemente uno de 92 pisos de alto. Por eso, dijo, est seguro de que la pared en la frontera con Mxico puede construirse y tendr que ser bonita porque algn da ser llamada muralla Trump.

En otra parte de su discurso, Trump mencion que algunos dicen que no se puede construir esa valla, pero record que hace dos mil aos China construy una muralla impresionante de mil 300 millas (unos dos mil kilmetros) de largo.

Igualmente, denunci la reubicacin de una fbrica de galletas y una armadora de automviles en Mxico.

Tenemos que detener eso... estamos perdiendo nuestros empleos, nuestros trabajos manufactureros, dijo, luego de denunciar los enormes beneficios que en su opinin obtienen China y Japn de acuerdos comerciales negociados incapazmente por los lderes estadunidenses.

Analizan vetarlo

Por otra parte, el Parlamento britnico debati ayer si prohibirle o no el ingreso al pas a Doland Trump, en respuesta a una peticin firmada por ms de medio milln de ciudadanos.

El tema fue debatido a nivel parlamentario despus de que ms de 575 mil personas firmaran la solicitud en internet en repudio a declaraciones del empresario republicano, que entre otras cosas pidi que se prohibiera el ingreso de musulmanes a Estados Unidos.

Si bien el legislativo se pronunci en contra de la prohibicin de ingreso, varios representantes hicieron or su opinin sobre el estadunidense.

Varios representantes lo tildaron de racista peligroso, predicador del odio y necio. Ya le hemos prestado demasiada atencin, dijo el diputado laborista Paul Flynn al inaugurar el debate.
OTRAS  NOTICIAS...
  
06/09/2017
Sin DACA? 'Sin miedo!'
  
29/08/2017
'Hemos perdido todo'
  
25/04/2017
Trump se pelea con Canad
  
10/04/2017
Cae Yarrington
  
08/03/2017
Ellas son la salvacin
  
09/11/2016
A temblar!
  
16/08/2016
Corrupcin golpea a Trump
  
12/06/2016
Vive EU su peor masacre
  
18/04/2016
'Est todo destruido'
  
18/04/2016
Vibra Brasil por juicio
  
16/04/2016
Azota tornado a Uruguay
  
04/04/2016
Exhiben red de evasin
  
26/03/2016
Bruselas y yo
  
19/11/2015
El EI mata a dos rehenes
  
14/11/2015
Todos con Francia
 Visita Nuestro Canal  
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
 Ultimas Noticias
LOCAL
 Alerta CONDUSEF por falsos prestamos de la empresa "Tu crdito real"
NACIONAL
 Empresarios de EU y Mxico prefieren fin del TLCAN a un mal acuerdo
INTERNACIONAL
 Ser Mark Zuckerberg el sucesor de Trump?
SEGURIDAD
 A escopetazos mat a un escandaloso de la calle. El Ex Polica fue sentenciado a 16 aos
DEPORTES
 ESTAMOS CONVENCIDOS DE LO QUE QUEREMOS: LUIS PREZ
ESPECTÁCULOS
 Lanza Lora su disco 50
CIENCIA Y TECNOLOGIA
 Impulsa UNAM desarrollo espacial
MUNDO
 Cientficos explican por qu la Coca-Cola de vidrio sabe mejor
VIRAL
 Preparan un Rotoplas de "Aguas Locas" y terminan intoxicados
Editoriales de Hoy en  
Carmen Aristegui
Sumar voces en contra de las armas nucleares en el mundo se ha convertido en un imperativo para la humanidad. Un tema urgente, si nos atenemos a una realidad inobjetable: el Presidente de una de las dos naciones que poseen el 95 por ciento de las armas nucleares en el planeta ha entrado en una bravata en contra de uno de los mandatarios del universo de 9 pases que poseen y desarrollan armamento nuclear cuyo potencial de destruccin es descomunal. El mundo parece volver a tomar conciencia de su enorme fragilidad ante la fuerza destructiva que se ha acumulado y la relativa facilidad con la que podra desencadenarse una conflagracin de este tipo con consecuencias funestas. La alarma est ms que justificada estando al frente de decisiones tan graves jefes de Estado como los que hoy gobiernan Corea del Norte y Estados Unidos. El tratado internacional por la prohibicin de las armas nucleares -con efectos vinculantes y cuyo contenido han firmado ms de 50 pases- y el Premio Nobel de la Paz a un enorme colectivo de personas en el mundo -que se ha instaurado como campaa permanente- son dos poderosos motores para que otros millones de personas, ONG e instituciones se sumen, agreguen voces y capacidad de reaccin -cualquiera que sea su tamao- para exigir la eliminacin de este tipo de armas en cualquier lugar del planeta. En toda la extensin de la palabra, la humanidad tendr que manifestarse con todos los medios a su alcance para obligar a las potencias -que hoy se niegan a firmar- a que asuman que ha iniciado un proceso mediante el cual se declara formalmente ilegal el desarrollo, posesin y uso de armas nucleares. Se trata de la primera accin del resto del mundo no nuclearizado para frenar y desmontar esta monstruosa maquinaria. Se requerir de un esfuerzo titnico para que lo que hoy hay se mueva un milmetro. El grupo de organizaciones y activistas que instalaron la Campaa Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) ha sido reconocido por su empuje y papel fundamental en las negociaciones que desembocaron en la aprobacin del tratado -el primero en su tipo- internacional protocolizado en Naciones Unidas en julio pasado. Quienes hayan odo o ledo hace unos das al doctor mexicano Jans Fromow Guerra, consejero internacional de ICAN, se habrn sorprendido con los datos ofrecidos. "...En el mundo hay al menos 15 mil bombas nucleares, mil 800 de ellas se encuentran en estado de alerta mxima... Hiroshima y Nagasaki eran bombas pequeas ... (con) poder explosivo equivalente a doce millones de toneladas de TNT. (Ahora)... hay bombas de 21 kilotones, o hasta de 1 megatn... La capacidad de poder explosivo que tenemos en la actualidad es de miles y miles de veces mayor a todo el poder de todas las armas que se ocuparon durante la Segunda Guerra Mundial ... hemos hecho una serie de estudios acerca de qu pasara con una supuesta conflagracin nuclear que ocurriera en la frontera de India y Paquistn, solamente utilizando la mitad del arsenal disponible de estos pases. Los resultados son terribles, no slo por el nmero inmediato de muertos sino tambin lo que se desprende en incendios y contaminacin a la atmsfera que repercutira en la produccin agrcola y provocara una fuerte hambruna", cont. Nadie puede ver con ligereza la reciente revelacin de The Washington Post, sobre informes de inteligencia de EU que concluyen que Pyongyang ha desarrollado una ojiva nuclear que puede colocarse y viajar dentro de sus misiles. Recordemos que Corea del Norte fue sancionada por la ONU, precisamente, por dos pruebas intercontinentales que realiz con misiles balsticos hace pocos meses. Trump, que no atempera el panorama, ha dicho que Corea del Norte ser atacada con "fuego y furia", si continan las amenazas. La imagen de este par de individuos -a cual ms impredecible- que tienen el poder de dar una orden que podra desatar una conflagracin inimaginable, es lo que ha desatado la incertidumbre a escala planetaria. Fromow Guerra se refiri al famoso "botn rojo": "...Es as de fcil, es muy cercano a lo que vemos en las noticias, tienen pocos minutos para actuar si deciden hacerlo". De ese tamao es el desafo. ...
Juan Villoro
En 1992 la Unin Sovitica iba a ser el pas invitado en la Feria del Libro de Frankfurt, pero dej de existir y los organizadores buscaron un sustituto. Con gusto por la improvisacin, Mxico alz la mano. Algn estratega calcul las dotaciones de mariachis y tequila necesarias para alegrar la fiesta, encontr forma de conseguirlas y decidi que nuestra presentacin sera magnfica. Ya no haba tiempo para hacer traducciones al alemn, pero esto se consider un problema menor, pues slo se trataba de una feria del libro. Tampoco haba tiempo para conseguir hotel en la ciudad, de modo que la delegacin mexicana fue a dar a un balneario digno de albergar escritores: Schlangenbad, El Bao de las Serpientes. El inmenso edificio de bvedas acristaladas pareca suspendido en el tiempo. Salvador Elizondo tom posesin del bar y en las tertulias contrapunte las ancdotas con los hielos de su whisky White Horse. Nuestra presencia en la feria tena una condicin fantasmal. En contraste con la URSS, que ya contaba con libros en alemn, no tenamos nada que presentar. ramos ms una secta que una delegacin. Esto nos llev a hablar de las vanguardias clandestinas y Elizondo coment: "Pertenezco a un grupo tan secreto que no s si soy miembro o no". Aos despus le cont la ancdota a Roberto Bolao y l record que las vanguardias aprecian los favores del ocultamiento: en las catacumbas se fraguan asombros que slo deben conocerse al estallar. Le pregunt si an deseaba pertenecer a una conspiracin y me dio una respuesta casi idntica a la de Elizondo: "El Grupo Surrealista Clandestino me ha buscado, pero no s si me ha admitido. Groucho no quera estar en ningn club que lo aceptara. Esta conspiracin es mejor: no sabes si te acepta". Roberto muri en 2003. No he dejado de recordarlo ni de leerlo y a veces hablo con l en sueos. Como tantos lectores, he credo recibir mensajes "especiales" en sus pginas pstumas. No he podido ser indiferente a la numerologa de su ms reciente libro, Sepulcros de vaqueros, reunin de esplndidas narraciones inconclusas, que aparece catorce aos despus de su funeral (siete aos ms siete, en 2017). Termin de leerlo el 7 de octubre, da del cumpleaos de mi madre. Me encontraba en Perugia, donde una camarera ecuatoriana me recomend un locutorio para hacer llamadas baratas. Fui ah para felicitar a mi madre y me toc la cabina 7. La conversacin se alarg porque tambin mi hermana Carmen estaba en casa y quera plantearme "un asunto". Me puse nervioso por una razn indescifrable y le ped que me explicara eso ms tarde, por correo electrnico. Al colgar, son el telfono. Descolgu maquinalmente. "Ests ah?", dijo una voz en espaol, con leve acento francs. "S". Pens que se trataba de una broma. El hiperinformado Philippe Oll-Laprune era capaz de dar conmigo. La voz se pareca a la suya, pero no era la misma. Aun as pregunt: "Philippe?". "El Grupo Surrealista Clandestino no usa nombres. Estamos desactivando la razn. Desenterramos a Dal y toda Catalua se volvi surrealista! Los locos dominan el mundo, vamos al apocalipsis feliz". Entonces ocurri lo ms extrao: "Gracias por lo que has hecho". Luego, la comunicacin se cort. Fui a la recepcin y pregunt si podan rastrear la llamada. "Nmero desconocido", dijo el rabe que atenda el lugar. Supuse que alguien quera comunicarse con otra persona que hablaba espaol y por accidente lo haban enlazado conmigo. La situacin era demasiado elaborada para tratarse de una broma. Le mand un mail a Philippe para checar su estado de nimo. Contest con melancola que acababa de cumplir 55 aos. No me pareci dispuesto a hacer chistes surrealistas transocenicos. Renunci a buscar una explicacin ortodoxa para la confusin y prefer extraer de ah una enseanza. Si acepto que la loca llamada era para m, me veo obligado a considerar que nos relacionamos con personas que tal vez conformen un "grupo", sin saber si nos admiten o no en su crculo. Participamos en un plan que nos excede? Somos azarosos activistas de una ignorada estrategia? El mundo empeora por una conspiracin de la que formamos parte sin saberlo? "Gracias por lo que has hecho", la frase volvi a m, con el filo corrosivo del misterio y del aprecio que no quieres recibir. ...
Pascal Beltrn del Ro
Siete mil 221 firmas por da, en promedio, es lo que tendrn que recabar quienes aspiren a aparecer en la boleta electoral como candidatos independientes a la Presidencia de la Repblica. Una ley hecha a modo de la clase poltica que acept a regaadientes la figura del candidato sin partidovuelve muy complicado cumplir con el requisito para participar en los comicios. Adems de las 866 mil 593 adhesiones de ciudadanos que deben reunir como mnimo (esto es 1% de la lista nominal de votantes), los independientes deben obtenerlas en al menos 17 entidades del pas. Y en cada una de ellas lograr, cuando menos, un nmero equivalente a 1% del padrn estatal. Todas, firmas nicas. Y en 120 das. Aun as, el estreno del derecho de postularse a la Presidencia de la Repblica por la va independiente ha provocado un gran inters, pues a un ritmo mayor a uno por da han acudido ante el Instituto Nacional Electoral para manifestar su intencin de participar. Ayer, a las 11 de la maana, lo hizo Margarita Zavala, quien el sbado pasado haba renunciado a 33 aos de militancia en el PAN. Hasta las 20 horas del mircoles, haban hecho lo mismo 38 personas, de las cuales 24 haban cumplido con los requisitos para poder recabar las firmas (entre ellos, haber creado una asociacin civil y una cuenta para recibir donativos con ese fin). Otras ocho estaban esperando la resolucin de la autoridad, mientras que seis solicitudes ms haban sido declaradas improcedentes. Es muy posible que, incluyendo a Margarita Zavala, el INE autorice a una treintena de personas a proceder con la recopilacin de firmas cuando venza el plazo de inscripcin maana sbado. Los aspirantes tendrn entonces cuatro meses para ello. De ah sale el promedio de siete mil 221 firmas diarias (300 por hora) que tendrn que obtener en promedio los aspirantes independientes para aparecer en la boleta. Dada la dificultad, es probable que muchos no lo logren. De entrada, deberan saber que sin una estructura asentada en la mitad de los estados del pas, la tarea resulta imposible. Quiz por eso es deseable que se eleve el umbral de los requisitos para participar. Por ejemplo, en el Reino Unido cualquier ciudadano puede registrarse como candidato a miembro del Parlamento en su distrito, pero debe depositar una fianza de 500 libras esterlinas, cantidad que se le devuelve slo si obtiene al menos 2% de los votos en la demarcacin. Esto, para evitar que se tome a chunga el proceso, como probablemente sucede en Mxico con algunos de los que se han inscrito. En cuatro meses sabremos cuntos, entre la treintena de participantes, lograrn las firmas. Por lo pronto, el INE ha diseado un prototipo de boleta electoral en el que aparecen dos espacios para sendos candidatos sin partido. Pero imaginemos que, al final, sean cuatro los registrados: Margarita Zavala, Jaime Rodrguez, El Bronco; Armando Ros Piter y Pedro Ferriz de Con. A reserva de cmo se presenten las campaas, quiz esos independientes puedan reunir, juntos, entre ocho y 10 por ciento de los votos, lo mismo que los tres partidos con menos votacin en los comicios federales de 2015, o el doble de los votos nulos en la misma eleccin. Muy probablemente a ninguno de ellos le d para ganar la Presidencia, pero s podrn, juntos, alterar las preferencias de modo que quien s gane le deba a los independientes una parte de su xito. Si de por s es complicado en un escenario de nueve partidos y decenas de procesos concurrentes predecir quin se llevar el triunfo en los comicios presidenciales de 2018, la variable de las candidaturas independientes vuelve arriesgado todo pronstico. Lo que cabe esperar es que la participacin de los independientes enriquezca la discusin de los grandes temas que enfrenta el pas y no se vuelva el juguete de los partidos dominantes para dividir el voto. ...
Fray Bartolom
ALGUIEN sabe cundo se afiliaron al PRI los magistrados del Tribunal Electoral federal? Porque si no lo han hecho, qu bien lo disimulan! SI NO lo creen, noms hay que ver cmo el TEPJF le anda complicando las cosas al Frente Ciudadano que integran PAN, PRD y MC. Resulta que, sin avisarle a nadie, en sesin p-r-i-v-a-d-a y, literalmente, de noche, los magistrados decidieron ordenarle a los perredistas renovar su dirigencia... justo ahora que arrancan el proceso electoral. APENAS el mes pasado, el Consejo Nacional del PRD decidi prorrogar un ao el mandato de Alejandra Barrales, precisamente para no complicarse la vida -ni la del INE- de cara a la eleccin presidencial. Pero, por lo visto, los muchachos que encabeza Janine Otlora tienen ganas de echarle ms gasolina al incendio. LA SALIDA de Margarita Zavala ha hecho mucho ruido pero pocos Lueges. Es decir, son pocos los panistas que la han seguido en su renuncia al partido, como el ex titular de Conagua, Jos Luis Luege. DE HECHO, ayer que Ricardo Anaya se reuni con dirigentes estatales del PAN, el tono del encuentro fue de: "Hjole, qu triste que se fue; lstima, Margarita, pero... a otra cosa, mariposa". Falta ver si la unidad se mantiene cuando se decidan las candidaturas locales y federales, en conjunto con PRD y MC. POR LO PRONTO, Zavala ya se apunt en el INE para ser candidata independiente a la Presidencia. Y aunque estuvo acompaada por un nutrido grupo de seguidores, hubo algunas ausencias muy notorias. NO LLEGARON los senadores que se hacen llamar -no se ran- los rebeldes del PAN: Ernesto Cordero, Roberto Gil, Salvador Vega y Javier Lozano. Pero a quienes ms se extra fue a Andrs Manuel Lpez Obrador y a Enrique Ochoa, que son los ms felices con el rompimiento entre Margarita Zavala y el PAN. SER el sereno, pero el gobierno de Miguel ngel Mancera se libr, sin agitarse mucho, de los dos principales capos de la droga en CDMX. EN JULIO la Marina abati a Felipe de Jess Prez Luna, "El Ojos". Y antier un grupo criminal ejecut a Francisco Javier Hernndez, alias "Pancho Cayagua". El primero diriga el Crtel de Tlhuac, que controla la droga en el oriente y el sur. Y el segundo era jefe de la Unin Tepito, que dominaba en las zonas centro y norte. AHORA el reto es que estos narcoajustes no desaten una guerra en las calles, como ya se ha visto en Monterrey, en Reynosa, en Veracruz, en... tantos lugares! ...
Durante su comparecencia en el Senado el secretario de Hacienda, Jos Antonio Meade, revel que en la eleccin presidencial vot por Enrique Pea Nieto. Eso provoc el azoro y la conmocin de quien le hizo la pregunta, el senador de Morena Zo Robledo, pues como Meade era entonces secretario de Hacienda de Felipe Caldern, el hecho de haber votado por un candidato que no era del partido del presidente, le pareci un escndalo. La pregunta est bien si nace de la curiosidad periodstica, pero no como la plante el morenista y experredista: las decisiones que haya tomado deben estar bajo escrutinio. Que alguien le avise a Robledo que el Muro de Berln cay en 1989 y el sistema sovitico de desintegr poco despus. En las democracias el voto es secreto. Y slo en las dictaduras se pregunta a las personas por quin votan cuando votan, porque es una decisin sujeta al escrutinio pblico. Zo Robledo formul la pregunta desde el poder: es senador, lo hizo en una comparecencia de un servidor pblico. Qu le pasa a Robledo? Le pasa que es tan procomunista como las dictaduras sobrevivientes que su partido defiende. As es Morena. Ackerman no es una excepcin. Morena finge ser un partido que est por la democracia, aunque defiende a dictaduras como la de Venezuela y Corea del Norte. As nos lo record ayer el senador Robledo. Por quin vot usted, seor Meade? Y es imperativo que lo diga porque usted est sujeto al escrutinio pblico. Qu horror lo que nos espera si esos totalitarios ganan las elecciones. El interrogatorio a los trabajadores, a los beneficiarios de programas sociales: a revelar el contenido de su voto que usted se encuentra sujeto al escrutinio del partido. A Robledo le pareci una revelacin escandalosa que Meade haya votado por un partido diferente al del Presidente, puesto que formaba parte de su gabinete. En qu pas cree vive Zo Robledo? Por fortuna para l y para todos, no en Corea, no en Venezuela. Mxico cambi. El mundo ya cambi despus del fin de la Unin Sovitica. Y eso no le gusta a Morena. Alguien le tiene que contar a Zo que el Coordinador de Asesores del presidente Fox, Eduardo Sojo, vot por Felipe Caldern en la eleccin interna del PAN, y no por Santiago Creel, que era el candidato de su jefe. Que el secretario particular del presidente Caldern, Roberto Gil, fue el coordinador de campaa de Josefina Vzquez Mota, contraria a Ernesto Cordero, que era el candidato del presidente en la interna panista. Que Emmanuel Macron en Francia era el ministro de Finanzas del presidente Franois Hollande, y contendi contra el candidato de su jefe, y le gan. Tiene algo de abominable que el secretario de Hacienda que no militaba en el PAN de Felipe Caldern haya votado por Enrique Pea Nieto? Para Robledo s. Para un ciudadano del mundo y del siglo XXI, no. Sin embargo el senador de Morena deduce que ese voto de Meade es la confirmacin de que el PRIAN existe, el PRIAN gobierna, el PRIAN tiene un plan para mantenerse en el poder. Otra vez la obsesin de los planes secretos, las conjuras y los complots. La enfermedad sovitica sigue presente en algunos. Y debe tener cuidado con esas generalizaciones totalitarias el senador Robledo. Alguien le puede preguntar a Alfonso Romo que hace el programa de gobierno de Lpez Obrador, por quin vot en 1988 y en 2006, pues tal vez conteste que por Carlos Salinas y Felipe Caldern. A ver si el camarada Robledo no termina arrojndose por la ventana luego de hacer las deducciones correspondientes con su lgica stalinista. ...
Raymundo Rivapalacio
Aceptemos la realidad: el Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte est muerto, y slo falta que el presidente Donald Trump firme su certificado de defuncin. Congruente con su reiterado mensaje desde la campaa presidencial, Trump est listo para liquidarlo. El pacto va rumbo al colapso y es inminente la salida de Estados Unidos de l, escribi este jueves Ann Swanson, la experta corresponsal econmica de The New York Times. Trump no quiere un pacto entre tres naciones; buscar acuerdos bilaterales donde, tampoco nos engaemos, su objetivo ser obtener el mejor arreglo comercial para los intereses de su base electoral. Si el resultado es positivo o negativo, es otra discusin. Lo que importa en este momento es que se comenzar a redefinir el futuro mediato de las relaciones bilaterales. Como parte de la narrativa preventiva del gobierno mexicano, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, dijo esta semana en el Senado que de ser as, la relacin bilateral se modificara. La frase fue deliberadamente ambigua, frente a la incertidumbre de la ruta que seguir Trump, cuyo gobierno no es ms un aliado de Mxico ni le interesa un trato especial, como suelen tener las naciones con sus vecinos. Trump ha cancelado, en los hechos, el diseo de la relacin bilateral que mantuvo la Casa Blanca desde hace casi 40 aos, cuando durante el presidente James Carter pidi la revisin de la relacin con Mxico, que concluy un ao y medio despus con el Memorando Presidencial 41, que ajust la poltica que por dcadas se seguira con Mxico. Ese Memorando propuso nuevas polticas en el rea de energticos de altsima prioridad por la crisis del petrleo que provoc en 1977 el racionamiento de combustibles, y que llev a la compra de crudo mexicano para la Reserva Estratgica en las cuevas de Texas y Luisiana, y a la firma del acuerdo sobre gas natural. Tambin planteaba nuevas formas de relacionarse en materia comercial y de trabajadores migratorios, traducido poco despus en la Ley Simpson-Mazzoli, la ltima gran reforma migratoria en Estados Unidos. El documento, que durante aos fue confidencial, planteaba que la salvaguarda de los intereses de Estados Unidos deba ser compatible con un Mxico estable, que progrese y sea amigo, donde buscaran evitar a toda costa cualquier ingrediente que deviniera en inestabilidad. Tan importante era la relacin, que por diseo de Carter, cuya poltica hacia Amrica Latina incluy la presin a las dictaduras de Amrica del Sur para que terminaran sus regmenes de terror, redujo la crtica pblica sobre la violacin de derechos humanos en Mxico. La poltica de Washington hacia Mxico corra sobre rieles geoestratgicos, y desde 1979 se planteaba una integracin norteamericana junto con Canad, a partir de la seguridad energtica. Durante la administracin de George H. W. Bush se inici la negociacin del Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte, concluido con el respaldo del presidente Bill Clinton, que consolid lo que casi tres lustros antes haba comenzado. En los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama, la relacin se expandi de una forma sin precedentes en materia de seguridad, donde se combati trasnacionalmente al crimen organizado. Bajo el gobierno de Trump, todo este trabajo de construccin se ha venido demoliendo. El presidente estadounidense es muy ignorante de lo que significa la relacin con Mxico, que fue el argumento por lo cual un empresario amigo de l lo persuadi a aceptar la invitacin formulada por Videgaray a su hija y su yerno en agosto del ao pasado, para visitar al presidente Enrique Pea Nieto en Los Pinos. No aprendi mucho. Todava en su encuentro en Hamburgo, en el marco de la cumbre del G-20, Pea Nieto pareca que hablaba al aire durante la conversacin con Trump, hasta que comenz a explicarle lo que se haba hecho con la reforma energtica. Segn funcionarios presentes, Trump pareci despertarse y volc su atencin a lo que deca Pea Nieto, para concluir que hay que venderles mucho gas a los mexicanos. La participacin de las multinacionales con sede en Estados Unidos en la apertura energtica mexicana como Exxon, que hasta diciembre diriga Rex Tillerson, el actual secretario de Estado, se ha dado bajo los parmetros empresariales. Trump no ha dado incentivo alguno para fortalecer la relacin bilateral ni en ese, ni en ningn otro sector. Al contrario, como es ampliamente conocido, su forma como se ha acercado a Mxico es hostil, grosera y dspota. Igual, segn funcionarios mexicanos, a como se ha comportado con el presidente Pea Nieto en privado. La tolerancia del gobierno mexicano ha ido modificndose. No llega an el gobierno mexicano a dar un manotazo en la mesa, y tampoco se prev que lo haga pblicamente. Pero en forma sutil, cuando varios secretarios de Estado dicen que no estn dispuestos a seguir sentados en la mesa si Trump abroga el tratado como una tcnica de negociacin, y que de darse ese momento la relacin en su conjunto sufrira cambios, el mensaje a la Casa Blanca es que la paciencia lleg a su lmite. El primer ministro de Canad, Justin Trudeau, dijo tras hablar con Trump el mircoles, que el presidente de Estados Unidos, que fue ambivalente con l sobre el futuro del tratado, suele tomar decisiones sorpresivas, que representan desafos ante los cuales hay que estar preparados para cualquier cosa. La ruta est clara. La colisin final se acerca. No podemos decir ms adelante que no estbamos preparados para este final. Eso, poltica e histricamente, sera imperdonable. ...
Ir Arriba