Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
A veces la infidelidad puede hacer ms fuerte a una relacin
PUBLICADO POR  Excelsior EL DIA 05/11/2017
La infidelidad sola ser sencilla: te acostabas con alguien que no era tu pareja. Te atrapaban, todo se iba a la mierda, y probablemente se separaban. Pero ahora? "La definicin de la infidelidad sigue en expansin", dice Esther Perel, psicoterapeuta y experta en relaciones. "Hoy podemos agregar a la mezcla: ver porno, un masaje con final feliz, los chats, ser secretamente activo en una aplicacin de citas Dnde exactamente marcas la raya?".

El nuevo libro de Perel, The State of Affairs: Rethinking Infidelity, excava en lo profundo de las novedades de un viejo tema. Y aunque tantas cosas sobre la infidelidad han cambiado, el resultado final no tiene por qu significar una ruptura total.

Tonic: La tecnologa ha cambiado todo lo referente a la infidelidad, no es as?

Esther Perel: Bastante. Hasta lo que llamamos "infidelidad". Es ms como una interpretacin individual. El internet nos permite conectarnos con personas y engancharnos sexualmente sin ser algo fsico. No hay grandes instituciones religiosas que dibujen las lneas por nosotros. Tenemos que dibujarlas nosotros mismos. La definicin comn de infidelidad poner los cuernos, embarazarte, y tener un hijo con un color de pelo distinto al tuyo ya no es suficiente.

Tambin depende de qu lado de la cama te acuestes.

S, es una cuestin de perspectiva. Se trata de lo que te hice, pero tambin de lo que signific para m. Con las parejas en general te preguntas si es posible que los sentimientos de uno se convirtieran en la nica verdad. Eso forma parte de cualquier negociacin en pareja, de la realidad de pareja, de lo que es nico en este tema. Puedo decir "lo s cuando lo veo" y es suficiente para m. Pero tambin es posible que t tengas ideas muy distintas a propsito de eso. Particularmente, por ejemplo, en el reino de la pornografa.

Ves a personas que llevan complacindose a s mismos de esta manera desde los once aos y no creen que sea un engao en ningn nivel. Otro compaero puede tener una versin muy distinta de eso: ahora que me tienes, no debera haber nada ms. Y no debera haber inters en nada ni nadie ms.

Todas las parejas modernas necesitan tener conversaciones temprano en su relacin sobre la sexualidad, sobre la infidelidad, sobre los lmites sexuales. Desafortunadamente la mayora de las parejas slo tienen este tipo de conversaciones despus de una crisis. Si hubieran conversado ms temprano, les habra servido de amortiguador.

Por qu la gente evade estas conversaciones?

Tenemos un modelo de relacin romntico que habla sobre encontrar al nico y verdadero, a tu alma gemela. Buscamos cosas que antes encontrbamos en la religin. Y cuando encontramos a ese nico y verdadero, la persona para todo, tu mejor amigo, tu confidente, tu amante apasionado, tu par intelectual, la inspiracin para tu carrera, lo que sea. Una persona para todo. Eso me hace muy especial para ti. En el momento en que empiezas a hablar de otros intereses, cualquier cosa que no sea "t eres todo para m", es amenazante. Cmo puedes, iniciando una relacin, tener una conversacin sobre lmites o sinceridad? Al minuto que empiezas a hablar sobre estas cosas, siento que no estoy siendo suficiente.

Es un configuracin. No es verdad, eres suficiente, pero no eres todo. Y estas conversaciones necesitan darse. No tenan que darse cuando las parejas se casaban y tenan sexo por primera vez, o cuando el sexo era una obligacin marital de la esposa y a nadie le importaba si les gustaba o no, o cuando el sexo se reduca a un acto de procreacin. Hoy tenemos un modelo de sexo que incluye el placer y la conexin. Necesitas motivacin, inters, deseo. Se arraigan en el deseo.

Otra de las razones por las que este tipo de conversaciones son difciles de tener es porque las personas han aprendido a ser calladas a propsito del sexo. De repente tienen que hablar de eso con la persona a la que ms aman? En Estados Unidos de lo que se habla es de que es sucio, pues existen enfermedades, disfunciones, peligro. Hace tres aos, el CDC retir la palabra placer de la definicin del sexo. Aunque la Organizacin Mundial de la Salud la conserva.

Entonces cmo rompes el hielo y sostienes este tipo de conversaciones?

Utiliza un lenguaje como: vamos a ser mejores que eso. No vamos a caer en esa trampa. No vamos a fingir que este tipo de cosas no pasan. Sabemos que esto acabar fortalecindonos y hacindonos ms resistentes. Parte de mi texto es sobre eso, necesitamos un nuevo tipo de conversacin. Una que sea ms compasiva, ms cuidadosa, y que otorgue a las personas vocabulario y herramientas. Lo hago en mi libro y en mi podcast; puedes escucharme hacer sesiones con parejas sin ningn tipo guin.

Parte de esto es ser honesto sobre las relaciones modernas, que es muy diferente de lo que la mayora de personas publica en sus redes sociales. Si ella piensa que el sexo es sin esfuerzo y l cree que ella se echa ah como un muerto, por qu les tiene que tomar aos para decir que el sexo no ha sido placentero para ellos? El dolor emocional es dolor fsico y vice versa. Cmo aprendieron las personas a hablar sobre la planificacin? Cmo aprendieron a hablar sobre las enfermedades de transmisin sexual y el VIH? hablaron, haciendo campaas de salud pblica que ensearan a las personas a protegerse.

Puede no ser una conversacin cmoda, pero necesitas el espacio para tenerla. Puedes empezar diciendo, no somos tontos, sabemos ms, no somos novatos, lo sabemos. Por qu ser ingenuos ahora?

Tambin sugieres que la infidelidad no significa el fin de una relacin.
Depende. Algunas infidelidades rompen ciertas relaciones. Es una sentencia de muerte para una relacin que ya estaba agonizando. Es la manera en que la persona traicionada comprueba que saba que sera engaada, es la manera destructiva de lograr una salida. Otras infidelidades rehacen la relacin.

Si eso es posible, cmo se empieza?

El primer paso es la primera fase, la crisis. Qu acaba de pasar? La realidad se desvanece, no solo porque no puedes confiar en tu compaero sino porque no puedes confiar en tu propia percepcin. Te sientes traicionado, rechazado, herido, asustado. En la fase de crisis, el protagonista es la persona herida. El foco estar en esa persona por un tiempo. El otro debe reconocer esa herida. Y mostrar remordimiento. Tiene que responder por el dao independientemente de lo que el affair signific para l. Darle tiempo a todos para que junten las piezas.

Despus de eso, cuando las cosas se calman un poco, tratamos de encontrarles sentido. Qu fue realmente lo que pas? Pongmoslo en perspectiva: qu te hizo a ti, qu signific para m. Ese es el cambio esencial que propongo, no es slo sobre el impacto, sino tambin sobre los motivos. Luego miramos hacia donde ir desde ah.

Todos los affairs redefinen las relaciones, y cada relacin determina qu legado deja el affair en ellos. Quines queremos ser? Por qu no hemos hablado de esto? Qu otras necesidades no se han satisfecho? Qu otros secretos hemos guardado? Qu hacemos con nuestro estancamiento sexual? Qu hacemos con nuestra falta de conexin? Qu tipo de conexin deseamos? todas estas cosas redefinen una relacin.

El desenlace ms positivo es que las personas que lo logran dicen estar en la relacin ms honesta que han estado. Convierten la crisis en una oportunidad para hacer todo mejor. El divorcio no es la solucin para todo.
OTRAS  NOTICIAS...
  
19/05/2017
Calificacin de Apgar
  
06/02/2017
Sexo diario es un riesgo
  
14/09/2016
Escapa leopardo en Len
  
06/05/2016
'Vivamos del turismo'
  
09/03/2016
El clima fue el enemigo
 Visita Nuestro Canal  
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
 Ultimas Noticias
LOCAL
 Ofrecen en Jess Mara plticas para prevenir la violencia contra las mujeres
NACIONAL
  Salario mnimo queda en $88.36; aplica desde el 1 de diciembre
INTERNACIONAL
 Confa Madrid en superar crisis catalana
SEGURIDAD
 Muere en el Hospital la ancianita que fue atropellada en la Talamantes Ponce
DEPORTES
 Se mete Chelsea a Octavos
ESPECTÁCULOS
 Luis Miguel graba videoclip en San Miguel de Allende
CIENCIA Y TECNOLOGIA
 Rechazan dilemas en trasplante de cabeza
MUNDO
 Este pueblo te da 60 mil euros para que lo habites
VIRAL
 Tachan de 'hambreados' y 'salvajes' a quienes exigieron pantallas en 10 y 6 pesos
Editoriales de Hoy en  
Sergio Sarmiento
Fijar un salario mnimo equivale a prohibir la contratacin de trabajadores por debajo de cierta remuneracin. Los polticos nos dicen que la medida beneficia a los pobres, pero el resultado es exactamente el contrario. Prohibir la contratacin de trabajadores de bajos ingresos deja sin empleo a los ms necesitados. "Hacer ilegal el pago de menos de una cierta cantidad no hace que la productividad del trabajador valga ese monto y, si no lo es, resulta poco probable que sea empleado", escribe el economista estadounidense Thomas Sowell en Basic Economics. Los salarios mnimos son "benficos para aquellos trabajadores que continan empleados, los que estn dentro viendo para fuera, pero a costa de los desempleados, que estn fuera viendo hacia adentro". Los pases con mayores salarios mnimos en comparacin con su productividad tienen los mayores niveles de desempleo. Ah estn los casos de Grecia y Espaa. En cambio, los pases sin salario mnimo, como Suiza y Singapur, registran los desempleos ms bajos, aunque sus sueldos sean muy altos. El propio Sowell, afroamericano, ha sealado que, antes de los salarios mnimos, el desempleo de los negros en Estados Unidos era menor que el de los blancos, pero los sueldos mnimos lo duplicaron. La desaparicin de la tica del trabajo y el debilitamiento de la estructura de las familias negras han sido producto del desempleo provocado por el sueldo mnimo y del desincentivo al trabajo que genera el welfare. En Mxico los aumentos al mnimo se han acelerado en los ltimos aos. El 30 de noviembre de 2012, en vsperas del sexenio de Enrique Pea Nieto, el sueldo mnimo se encontraba en 60.75 pesos por da. Para el prximo 1o. de diciembre se ubicar en 88.36 pesos. Se trata de un aumento nominal de 45.4 por ciento, mucho mayor que el de los salarios reales. El salario diario asociado a los trabajadores asegurados en el IMSS se encontraba en 270.14 pesos el 30 de noviembre de 2012. Para septiembre de este 2017, ltimo mes reportado, llegaba a 332.39, un aumento nominal de 23 por ciento. Por qu si el salario mnimo ha aumentado en trminos reales por primera vez en mucho tiempo no ha subido el desempleo en Mxico? Porque sigue siendo inferior a los salarios de mercado. Hoy en da es casi imposible contratar a alguien por 80 o incluso 88 pesos diarios. Ninguna empresa formal paga sueldo mnimo. Incluso en el campo los salarios son mayores, excepto en los ejidos en que se obliga a trabajar a nios por menos del mnimo o por nada. Si bien en las dcadas de 1960 y 1970 se daba sueldo mnimo a personal de limpieza y peones de construccin, hoy hay que pagar mucho ms. Los trabajadores registrados en el IMSS con el mnimo reciben otros ingresos, como propinas, o trabajan menos de un turno completo. Es probable que los incrementos en los mnimos hayan tenido un papel, aunque limitado, en el alza de los precios. La inflacin de 6.3 por ciento de octubre es ms del doble que el objetivo de 3 por ciento y ya no puede atribuirse slo al aumento de la gasolina de enero. Esta inflacin afecta el poder de compra de los salarios. El objetivo de las polticas pblicas debera ser subir los ingresos reales y no un salario mnimo que nadie obtiene. Pero esto no interesa a los polticos. Para subir los sueldos promedio, se requieren inversiones productivas durante periodos prolongados. En cambio, cuando los polticos suben el salario mnimo por decreto se paran el cuello y compran votos. Poco les importa daar a quienes menos tienen. ...
Jos Woldemberg
Primero el ingenuo pero necesario deber ser. Las campaas electorales deberan ser una oportunidad para reconocer nuestros problemas, para documentarlos, estudiarlos, exponerlos y presentar soluciones. Un momento estelar de autoconocimiento, para observar la profundidad de rezagos, obstculos, rutinas inservibles. No hay tema que no merezca atencin. Desde los procesos de urbanizacin depredadores hasta las profundas desigualdades sociales que marcan nuestra tirante coexistencia, desde el cambio climtico y su impacto en nuestros ecosistemas hasta el famlico crecimiento econmico que nubla el horizonte a millones de jvenes (y no solo a ellos), pasando, por supuesto, por la corrupcin, la violencia, la inseguridad y agregue usted lo que quiera. Un captulo reflexivo, de agudo debate, de autoexploracin. Porque la complejidad de nuestros retos no soporta ni las varitas mgicas ni los sombreros de mago ni los exorcismos. Pero puede suceder lo contrario. Una feria de dimes y diretes, un carnaval de acusaciones mutuas, una exaltacin de las virtudes propias y las taras ajenas, un reventn de descalificaciones por todos lados. Al final, un espectculo degradante y degradado. Lo ms probable, sin embargo, es que tengamos una mezcla. Anlisis y proposiciones junto a agresiones barriobajeras, planteamientos serios y ocurrencias. Y ojal lo primero lograra una mayor exposicin pblica que lo segundo. No obstante, el problema es ms obscuro y no es exclusivamente mexicano. Por el contrario. Las campaas cada vez ms tienden a la simplificacin, a acuar frases "memorables" y a las inhabilitaciones de los adversarios presuntamente ingeniosas. Y ello porque los candidatos requieren conectar con el mayor nmero de electores posibles. En nuestro caso, en nada ayuda a un debate informado el formato de aparicin de los candidatos en radio y televisin porque en 30 segundos nadie es capaz de presentar un diagnstico y una propuesta medianamente sofisticada. Esa catarata de anuncios, emparentados con las ofertas comerciales y diseadas por "mercadlogos", no solo satura al auditorio sino nubla la mediana comprensin de lo que se encuentra en juego. Por esa y muchas otras puertas, los cdigos del espectculo invaden el intercambio poltico y la "nuez" del asunto suele escaparse. No obstante, me temo, la dificultad mayor deviene del propio cdigo gentico del sistema democrtico. Dado que partidos y candidatos deben llegar al mayor nmero de personas posible, dado que tienen la necesidad de impactar al pblico ms amplio, no resulta extrao que devuelvan al "respetable" las nociones y prejuicios que flotan en el ambiente y que resultan inercialmente mayoritarios. No otra cosa hizo Trump en Estados Unidos. Y se trata solo de un ejemplo. Hay muchos otros. Una explotacin del mnimo comn denominador, que hace que la democracia, como ya lo apuntaban los clsicos, se deslice peligrosamente al terreno pantanoso de la demagogia. No se tratara entonces de elevar el nivel de comprensin sino de mimetizarse a las pulsiones instaladas, de decirle a los eventuales votantes lo que se supone quieren escuchar. No un momento de "pedagoga social" sino de repeticin cansina de consignas supuestamente pegadoras. Por supuesto, de la calidad del debate los partidos y los candidatos son los primeros y principales responsables. Pero mucho pueden hacer otros actores. Los medios de comunicacin, las organizaciones no gubernamentales, la academia, eventualmente pueden generar un contexto de exigencia presentando diagnsticos e iniciativas, fomentando debates y crticas ilustradas. Un contexto que obligue a los candidatos a no evadir las zonas complejas y los retos, los agudos problemas y las difciles soluciones. Pero puede suceder, por supuesto, que esos sujetos se asimilen tambin a los cdigos del espectculo, al circo de lindezas y chabacanera, a la "feria de las vanidades". Total, poco habr de vivir el que no conozca el desenlace de esta especulacin. Pero ms all de triunfadores y perdedores (que, por cierto, ninguno lo ser de manera total), mucho ganara la Repblica si el proceso electoral se convierte en un captulo de debate informado; duro, abierto, pero ilustrativo. Lo otro, solo sera una vuelta de tuerca ms en el proceso de autodegradacin. ...
Jorge Surez-Vlez
Los problemas que hoy enfrenta Mxico no se originaron en este sexenio. Arrastramos serias carencias estructurales. La falta de Estado de derecho y la imparticin selectiva de justicia fomentan impunidad y corrupcin, tambin alimentan a organizaciones criminales, cada vez ms poderosas y arraigadas, que en regiones enteras hacen funciones que competeran al dbil Estado que ha claudicado. En este espacio he criticado tanto a AMLO por el simplismo extremo e irresponsabilidad patente en las soluciones que propone, que calificara como populistas, como a la administracin de Pea Nieto que parece insistir en soluciones que sabemos no funcionan, y enfoca su energa o a convencernos de que exageramos la gravedad de la situacin y lo bulleamos, o a reprimir a crticos incmodos. Por eso es preocupante ver que la tercera opcin que aspira a gobernar el pas caiga tambin en anlisis ingenuos y propuestas insensatas. El Frente empez mal al criticar el gasolinazo (sabiendo que es indispensable para nuestras precarias finanzas pblicas), y ahora la propuesta de Renta Bsica Universal me alarma. S, la brecha entre ricos y pobres en Mxico es brutal. Es absurdo pensar que se resuelve simplemente dndole dinero a los pobres. Si as fuera, la hubiramos cerrado hace aos. En pases como Finlandia u Holanda, a los que hace referencia Ricardo Anaya al explicar el concepto, prevalecen condiciones muy diferentes. Son pases con medianas de ingreso altsimas, poblaciones pequeas, muy educadas, homogneas y con edades promedio altas. A ellos les preocupa que la creciente automatizacin y robotizacin impedir que una parte de la poblacin sea empleable, principalmente porque es difcil reentrenar a gente que est al final de su carrera. Son, adems, pases donde la recaudacin fiscal como proporcin del PIB es altsima. Mxico est en la posicin inversa en todo. Es un pas pobre, con baja recaudacin, con una poblacin numerosa, heterognea y poco educada. Antes de alarmarnos por la robotizacin, preocupmonos por industrializar en serio al pas. La diferencia en prosperidad y crecimiento entre el norte y el sur debera obviar priorizarlo. Antes de pensar cmo distribuiremos la riqueza, empecemos por generarla. Espero no tener que convencer a un panista de que slo las empresas la generan, pero por las dudas lo reitero. Segn Anaya, est demostrado que cuando la gente recibe ese ingreso bsico, emprende. Mejor armemos un marco legal que funcione, eliminemos trmites absurdos, reduzcamos robos e inseguridad para que la gente quiera tener negocios, pero tambin para que se sienta segura en las calles, erradiquemos cobros de derecho de piso, evitemos la competencia desleal que proviene de la economa informal y fomentemos el acceso a crdito. Descubriramos que tenemos ms emprendedores potenciales de los que creamos. Si adems de eso reformamos la educacin pblica y armamos programas serios para dotar a nuestros jvenes con las habilidades mercadeables que las nuevas empresas demandan, veremos enorme inversin nacional y extranjera y crecimiento econmico sin precedente. Estas soluciones no se logran de un da para otro, y ni siquiera en un sexenio. Tampoco es fcil traducir polticas serias a narrativa electoral. Sin embargo, se sorprenderan de la reaccin si lo intentaran. Estamos hartos de demagogia y populismo. Existe el talento y capital humano para articular programas de gobierno que cambien la alarmante trayectoria del pas, en base a soluciones que tengan una perspectiva multi-sexenal inteligente. Cuando el Frente se queja de que los ciudadanos no levantan la mano para unirse a sus filas, no ven que es el proyecto y no logo o demagogia lo que enamora. Quieren convocar a gente seria? Propongan soluciones que lo sean. Fomentemos desarrollo, no dependencia. ...
Fray Bartolom
CON el ojo cuadrado se quedaron los expertos en transparencia al saber que el INAI reserv los avalos de la planta chatarra Agro Nitrogenados que Pemex compr en 2013. Ms an, porque su argumento es que la filial de la petrolera que hizo esa compra no maneja dinero pblico! Y QUIZS lo peor es que, de aplicarse ese criterio a transacciones similares, podran quedar en la opacidad buena parte de los ms de 390 mil millones de pesos de dinero pblico que ejercer Pemex en el 2018, o los ms de 385 mil millones que manejar CFE... y todo por ser empresas (quesque) productivas del Estado. UN "DETALLITO" que el gobierno no les explic a los mexicanos de la reforma energtica. AHORA que en la plataforma del Frente Ciudadano por Mxico qued aprobada la creacin de una Renta Bsica Universal, es decir, que tooodos los ciudadanos tengan derecho a que el Estado les pague una cantidad que les permita subsistir, muchos se preguntan por qu el PAN promueve ahora una medida claramente electorera que ya haba rechazado para la Constitucin de la CDMX a principios de ao. EL 7 DE ENERO, constituyentes blanquiazules argumentaron y votaron en contra de incluir ese concepto en la Carta Magna capitalina, como lo propona el gobierno local, por considerar que tendra un alto costo y porque, como ocurre con muchos programas sociales, se crean sin estudiar de dnde saldr el dinero para pagarlos. SER que en el PAN son muy sabios por cambiar de opinin o muy pragmticos por aceptar lo que histricamente han rechazado con tal de amarrar la alianza partidista? Es pregunta que no cambia a conveniencia. EN BUEN PLEITO se meti el catedrtico de Derecho de la UNAM Eduardo Lpez Betancourt por publicar en su Facebook que a l le consta que en la casa de Andrs Manuel Lpez Obrador haba cajas con billetes para financiar sus actividades. ALGUIEN le pregunt al doctor si, al conocer ese hecho, lo denunci ante las autoridades. Pero todo indica que nos quedaremos con la duda, pues no respondi y luego ese post desapareci misteriosamente. FEO balconearon al alcalde de la capital tabasquea y suspirante perredista a la gubernatura Gerardo Gaudiano quien, en su discurso por el 20 de noviembre, incluy un prrafo casi idntico al de un mensaje que dio en marzo el presidente argentino, Mauricio Macri. Y A MENOS que se trate de una "che" coincidencia, queda la idea de que al perredista no le importa agenciarse -y sin dar crdito- las ideas ajenas. ...
Raymundo Rivapalacio
Las alas del Frente Ciudadano por Mxico estn cansndose y las seales son que no sobrevivir el ao. Los sntomas de lo que parece ser una enfermedad terminal los revel uno de los dos potenciales candidatos a la Presidencia por esa incipiente coalicin, Miguel ngel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de Mxico, quien dej entrever que dos de los tres socios en el Frente estn pensando dejar fuera al PRD. Al responder una pregunta en El Foro Poltico organizado por El Financiero, sobre la posibilidad de que el PRD y Movimiento Ciudadano decidieran jugar con una candidatura conjunta excluyendo al PAN, Mancera sorprendi a todos con la respuesta. Lo que he escuchado, revir, es que son ellos dos los que estn hablando para aliarse sin el PRD, en la candidatura presidencial. PUBLICIDAD inRead invented by Teads Han traicionado a Mancera y al PRD? El jefe de Gobierno capitalino eludi responder la pregunta. La gente cambia de opinin, contest. Por qu tendra que cambiar de opinin? En eso ya no abund Mancera, pero con sus declaraciones ha establecido los trminos de un eventual rompimiento. La primera seal fue cuando declar hace ya casi un mes que el mtodo de seleccin del candidato deba incorporar a los ciudadanos, que evolucion a una postura ms incisiva. Ni imposicin ni dedazo, ha dicho en dos ocasiones. Apurado a precisar a qu se refera, Mancera dijo que a una decisin donde el candidato se decidiera en forma cupular de acuerdo con el peso electoral del partido. Es decir, que la candidatura fuera para Ricardo Anaya, el presidente del PAN. Anaya y sus voceros han planteado en la mesa de negociacin del Frente que as tiene que ser y que la candidatura sea para el partido que ms posiciones polticas tiene en el pas. El PAN gobierna a 41 millones de mexicanos en 10 estados, adems de encabezar casi 25% de las presidencias municipales. El PRD gobierna en cuatro entidades, pero ninguna de ellas se encuentra dentro de los seis estados con mayor peso electoral, salvo la Ciudad de Mxico, donde a nivel delegacional y legislativo, perdi el control ante Morena en 2015. La insistencia de los panistas a que el candidato se decida cupularmente motiv otra declaracin de Mancera el martes, donde propuso que no slo Anaya, sino cualquier otro candidato a la Presidencia, se sometiera a un examen de control de confianza para eliminar opacidad y dar certeza a los ciudadanos, dijo, al polgrafo, un examen mdico, y que divulgue todos sus bienes patrimoniales para que despus no vengan con sorpresas durante la campaa, aadi el gobernante capitalino. Esta declaracin fue frontal contra Anaya, pero Mancera lo neg en El Foro Poltico, aunque insisti en que debera ser una exigencia moral para cualquier candidato. Anaya, que ha sido criticado en la prensa por operaciones inmobiliarias opacas y ha sido sealado de haber aprovechado cargos en la administracin pblica para beneficiar a su familia poltica, era el objetivo de las palabras de Mancera, pero no dio acuse de recibo. Tampoco envi ninguna seal a su socio electoral por haberse reunido el viernes pasado con Margarita Zavala, con quien se enfrent Anaya hasta que renunci al PAN, y con Rafael Moreno Valle, el exgobernador de Puebla que aspira la candidatura presidencial. Slo silencio ha recibido Mancera de Anaya. Un tratamiento similar ha sido aplicado tambin por el presidente de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, el tercer socio de la coalicin frentista. La falta de reclamos no es una buena noticia sino todo lo contrario, psima. Si las negociaciones estaban selladas con sangre e iban a ir juntos hasta que la eleccin los separara, la falta de reaccin es muestra, pensando convencionalmente, de desinters. Si dos de las tres partes muestran desdn, la revelacin de Mancera, de que Anaya y Delgado pretenden dejarlo solo, explica el porqu decidi provocar al lder del PAN con sus declaraciones. Si Anaya no le responde, cuando menos en privado, se puede argumentar que dej de ser til para sus fines. Sera algo tpico de Anaya, cuya biografa poltica est salpicada de traiciones. Tampoco sera raro de Delgado, quien ha asumido un papel preponderante en las negociaciones del Frente, al mismo tiempo de intensificar su dilogo secreto con el presidente Enrique Pea Nieto y con el secretario de Gobernacin, Miguel ngel Osorio Chong. Siguiendo con esta lnea de argumentacin, Anaya y Delgado tendran razones para no seguir la coalicin con el PRD y Mancera. La de Anaya est clara en cuanto al peso electoral del PAN, mientras que Delgado, cuyo Movimiento Ciudadano tiene poco peso electoral pero importante en la suma de votos, particularmente en Jalisco, la cuarta entidad con mayor nmero de electores, donde tienen gran presencia, la negociacin bilateral le dara mejor rdito en posiciones polticas y presupuestos, que una trilateral donde su posicin valdra menos. Juntos, PAN y Movimiento Ciudadano, de acuerdo con la ltima encuesta presidencial publicada por El Financiero el lunes, tendran 23% del voto, contra 27% del PRI y Morena. Anaya como candidato, se hundira al tercer lugar, a ms de 12 puntos del puntero, Andrs Manuel Lpez Obrador. Aun as, sera mejor para l jugar slo con Delgado? As parece. Nadie le reclamara una actitud vertical y autoritaria como est haciendo Mancera, pues el incentivo que mueve a Delgado son posiciones polticas y recursos presupuestales. Dinero, no poder. Anaya ambiciona el poder. Mancera quiere a los ciudadanos. Eso no va con el negocio electoral de sus socios en el Frente, que parece estar pasando al anecdotario. ...
El domingo cenaron en Los Pinos los aspirantes priistas a la candidatura presidencial, con Enrique Pea Nieto como anfitrin, de quien oyeron con claridad que los tiempos haban llegado para elegir al que contender por la primera magistratura. A la cena acudieron, invitados por el Presidente, el secretario de Gobernacin, Miguel Osorio, el de Hacienda, Jos Antonio Meade, el de Educacin, Aurelio Nuo, el de Salud, Jos Narro, el de Turismo, Enrique de la Madrid, y el exgobernador del Estado de Mxico Eruviel vila. Uno de los asistentes me coment que la reunin tuvo algo de nostlgica, porque era la ltima vez que se reunan en la condicin de secretarios del Presidente, ya que los movimientos que se avecinan son inminentes. El Presidente nos dijo que la hora haba llegado, destac nuestro trabajo, nos agradeci haberlo acompaado en su gobierno y fue insistente en decirnos que todos tenamos virtudes y merecimientos. Pero ramos seis y la candidatura slo puede recaer en uno, coment el asistente a la cena. -Cmo lo tomaron ustedes?, le pregunt. -Bien, y nosotros tambin le agradecimos al Presidente la oportunidad que nos dio de haber podido trabajar con l, y tener el honor de estar en ese grupo. Mira me dijo el secretario, el ambiente que vi fue de unidad y de acompaamiento al Presidente. Si todos jugamos con esas reglas, vamos a aceptar el resultado. Es obvio que en la candidatura no cabemos los seis y as es esto. -Es verdad que les dijo que los ira llamando en la semana para comunicarles que no eran y al ltimo en convocar era el elegido? -No fue as precisamente. No nos dijo que nos va a llamar para decirnos que no ramos, pero s tuvo un detalle muy humano que le apreciamos. Nos dijo que tuviramos la seguridad de que no nos bamos a enterar por los peridicos. Es decir continu el secretario, el Presidente no juega con nosotros. Hacia afuera s bromea con el tema y se muestra entretenido, pero hacia nosotros ha habido mucha consideracin. No es como Ruiz Cortines. No juega con nosotros. Le pregunt si percibi alguna rispidez entre ellos, que pudiera derivar en una ruptura o un berrinche en caso de que determinado secretario no fuera designado candidato. No, no, para nada. El ambiente es positivo y el tono de la cena fue fraterno. Lo comentamos con el Presidente incluso: vamos a cerrar filas con quien sea el elegido. No veo seales de ruptura ni nada parecido, respondi. De qu ms hablaron? Fundamentalmente eso: que ya haban llegado los tiempos de dar a conocer el candidato del PRI, que nos vamos a mantener unidos, cerrar filas con el que resulte candidato, y que fue un gran gusto haber trabajado estos aos juntos. Muy bonita reunin. Emotiva. Tambin comentamos dijo sobre la recuperacin que sentimos que ha tenido el PRI. Hay un ambiente favorable para ganar. Ustedes toman muy en serio las encuestas, pero son fotografas del momento y nada ms. Eso cambia. As es que ya estn avisados los aspirantes priistas que lleg el momento de conocer al candidato presidencial. Saben, tambin, que si no son los elegidos el Presidente se los har saber, y que el destape ser en los siguientes das. De los seis, slo hay lugar para uno. Jugaron con determinadas reglas, y a esperar y respetar la decisin. ...
Ir Arriba