Notice: Undefined variable: varDato_VerDatosLocal in /home1/abcnowb0/public_html/vernoticiafinanzas.php on line 45
..: ABC Noticias :..
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Un relato estremecedor: Mis 7 aos como esclava sexual de Los Zetas y del Crtel del Golfo
PUBLICADO POR  Sin Embargo EL DIA 12/08/2016
Una mujer aterrada viaja en una camioneta que recorre Tamaulipas, Mxico. No sabe a dnde va y para qu. Slo sabe que si se quita la venda de los ojos, la ejecutarn. Que esos hombres armados que la custodian son tan sdicos que parecieran paridos en el infierno. Y que ese podra ser su ltimo da con vida.

Esa mujer desciende con miedo de la camioneta. Las piernas le tiritan mientras entra a una quinta grande, polvosa, aislada bajo el calor desrtico de la frontera entre Mxico y Estados Unidos. Le ordenan quitarse la venda y avanza detrs de los hombres armados. Atraviesa una habitacin, otra, un pasadizo, un tnel. La mansin se va oscureciendo mientras desciende unas escaleras y sus ojos se fijan en una luz tenue y roja que cubre todo lo que hay en un stano casi sin muebles: cuerpos desnudos y encadenados a las columnas que van de techo a piso.

Ah hay jvenes que agonizan. Desvanecidas, sostenidas slo por cadenas. Que balbucean a travs de hilos densos de saliva y sangre. Que parecen estar en sus ltimas horas de vida. Y alrededor de ellas merodean hombres que sonren y las violan, ren y las golpean, se tocan los genitales y las hieren con cuchillos.

Esa mujer asustada cierra los ojos. Cree que hay cuatro, cinco, seis mujeres. Sus custodios la obligan a mirar y, para evitar llorar, pone la mente en blanco y enfoca un altar y unas velas. La sangre que se esparce en el piso desprende un intenso olor a hierro, como de ferretera vieja, como sabor a moneda bajo la lengua.

Se pregunta en silencio de dnde sacaron a esas mujeres?, en dnde quedarn sus cuerpos? Y cuando pregunta en voz alta por qu le hacen eso a las jvenes, un hombre armado, con gesto aburrido responde con naturalidad porque esos clientes son buenos y pagaron mucho dinero.

Entonces esa mujer aterrorizada cae en la cuenta: est ah para saber que ese es el destino normal para una esclava sexual que, como ella, est secuestrada por un crtel. As es la vida en cautiverio cuando el cerrojo lo tiene el Crtel del Golfo.

Esa mujer lleva tanto tiempo en un cautiverio sin calendario, televisin o peridicos, que no sabe que lleva unos cinco aos secuestrada. Y despus de esa tarde, pasar poco ms de dos aos ms en las redes ms violentas de explotacin sexual. Acumular siete aos y medio como una esclava sometida, primero, por Los Zetas y luego por los rivales de la ltima letra.

Y cuando huya de ese cautiverio, contar a las autoridades mexicanas de la Unidad Especializada en Investigacin de Trfico de Menores, Personas y rganos que son ciertos los rumores sobre lo que pasa en Tamaulipas, un estado que se ha ganado el apodo de Mata-ulipas porque 7 mil 200 de los suyos han sido asesinados en los ltimos cinco aos, segn datos oficiales.

Esa mujer narrar lo que muchos an creen que es un mito: que a las vctimas les colocan chips para impedir que huyan, que los narcos se deshacen de los cuerpos con tcnicas de horror, y que hay clientes que pagan por torturar y casi nadie de las vctimas se salva.

Casi nadie, excepto Daniela.

EL CASO IMPOSIBLE

Si existieran categoras, los largos secuestros por esclavitud sexual en redes del crimen organizado podran dividirse en tres tipos: los tpicos, de mujeres que un da son raptadas sin peticin de rescate y permanecen desaparecidas mientras el paso del tiempo dificulta su regreso, como la mexicana Stephanie Snchez, cuya ltima certeza es que hace casi 12 aos fue sustrada para convertirla en la novia de un jefe del crtel de Los Zetas.

Un segundo tipo son los casos que slo se resuelven en ficcin, como el del personaje de la telenovela argentina Vidas Robadas, Juliana Miguez, quien despus de pasar un ao en una red de trata de personas logra recobrar su libertad y encontrar el amor verdadero, aunque la persona real en la que se bas su historia, la tucumana Marita Vern, siga siendo buscada en fosas clandestinas de bandas de explotacin sexual por su madre, la activista Susana Trimarco.

Una tercera categora sera la de sobrevivientes casos rarsimos como la colombiana Marcela Loaiza, quien despus de 18 meses de rapto por la Yakuza japonesa pudo escapar y su extraordinario testimonio la convirti en una celebridad y escritora de libros sobre su experiencia como vctima.

Pero el caso de Daniela no cuadra an en ninguna categora. Habra que crear para ella un cuarto tipo, el de los imposibles: volver de unos 90 meses secuestrada por dos crteles en la regin ms violenta de Mxico. Su caso es histrico, ms si se toma en cuenta que el llamado secuestro ms largo de Mxico, por la asociacin civil Alto al Secuestro, fue el de Priscila Lorea, quien estuvo retenida por dos aos, dos meses y ocho das.

Yo calculaba que tena varios aos secuestrada, pens en cuatro, cinco recuerda Daniela, sentada en un restaurante al poniente de la Ciudad de Mxico, en una entrevista exclusiva con VICE News. Cuando me rescataron y las autoridades me dijeron el tiempo, sent como si el mundo me cayera encima.

Por qu no tenas idea del tiempo? le pregunto, mientras da pequeos sorbos de agua frente a una pizza que mira con inapetencia.

Yo no estuve en una casa de seguridad, como se guardan a los secuestrados. Cuando es trata de personas, es diferente porque no hay rescate, ellos quieren que tu familia piense que ests muerta para que no te busquen. No te guardan, te ponen a trabajar, te sacan a la calle, a los bares, a los tabledance. Parece que eres una mujer libre, pero no lo eres.

Podas saber, al menos, el mes en el que vivas?

No. A veces, cuando estaba con un cliente, me enteraba del mes o del ao porque sala en la conversacin. Pero si la gente que me tena [secuestrada] me escuchaba preguntar algo as, me golpeaba muy feo, as que no lo haca. No poda escuchar radio, ni televisin, ni leer peridicos, ni nada. Dorma en una casa de ellos, me llevaban con los clientes, a hacer cosas muy feas, me quitaban el dinero y me regresaban a dormir.

Lo entregabas a los narcos que te raptaron

Primero, a Los Zetas. Luego, estuve con los del Golfo y [luego] ya, me ayudaron a escapar

Cunta gente no tuvo tu suerte, Daniela?

Vi a mucha gente morir, morir de formas espantosas. Nadie se imagina lo que tuve que ver. Quiero hablar porque la gente tiene que saber lo que est pasando en la frontera con las jovencitas desaparecidas y con muchas de las que estn dando sexoservicio en las zonas del narco

ESTS CON LOS ZETAS

A Daniela la engaaron los narcos mexicanos, porque saban su punto dbil: la pobreza. Como costurera de una maquila en Nicaragua, ganaba apenas lo mnimo para proveer a sus hijos y a su madre. Las deudas la consuman y un prstamo era una oportunidad que no poda rechazar, as que cuando le ofrecieron dinero, ella acept que una desconocida la llevara a una supuesta reunin informativa en la frontera de su pas y Honduras, donde determinaran si era elegible para la ayuda financiera.

Era abril de 2008. Daniela llegaba a los veintitantos aos con una figura esbelta, pequea y con una piel morena tensa, incompatible con las arrugas. Sus rasgos angulosos y respingados eran los de una tpica joven centroamericana. Pero hoy, esa imagen resiente las secuelas del secuestro: ha ganado peso, tiene cicatrices que le salpican la cara, un ojo desviado y medio rostro paralizado por las golpizas que recibi y que fueron paliadas por una ciruga plstica de seis horas. Lo que sigue como siempre es su largo cabello negro.

A diferencia de Honduras y El Salvador, Nicaragua era un pas relativamente tranquilo. Acaso por la pobreza extrema que se vive ah, los crteles y las pandillas tardaron en contemplar a la patria del poeta Rubn Daro en sus planes de expansin. Por eso, Daniela no sospech cuando la camioneta que la llevaba a la reunin informativa, junto a dos mujeres ms, supuestamente se averi en un tramo desolado en la carretera. De la maleza, salieron varios hombres armados que las obligaron a subir a otros vehculos, mientras los organizadores del prstamo salan ilesos del asalto.

Daniela se sum a un grupo de 15 mujeres que ya iban retenidas. A todas les quitaron sus identificaciones y les exigieron las direcciones de los domicilios familiares; si mentan o si trataban de huir, torturaran a sus hijos o padres hasta matarlos. Les dieron jeans limpios, playeras tipo polo, gorras blancas, y la instruccin de decir, en cada estacin migratoria de Honduras, Guatemala, Belice y Mxico, que viajaban a Chiapas como parte de una excursin turstica. El grupo lleg legalmente y por tierra hasta Comitn, Mxico, despus de dos das de un viaje silencioso y angustiante.

La primera parada fue el tabledance El Babilonia, un local sucio, oscuro, maloliente principalmente para migrantes que se inflaban la hombra con cerveza. Daniela tuvo ah su primer contacto con la prostitucin forzada: durante 15 das, fue obligada a dar servicios sexuales y, si el cliente se quejaba de su inexperiencia, era golpeada.

Nos hacan hacer cosas muy humillantes. Una les deca pero por qu quieres hacer eso? y decan que ya haban pagado por nosotras, que tenamos que hacer lo que quisieran. Yo no saba hacer muchas cosas y, pues, me golpeaban para que aprendiera cuenta Daniela.

Esa fue slo su iniciacin. A las dos semanas de pisar Chiapas, el grupo armado subi en una camioneta a todas las mujeres y emprendi camino al norte del pas. De vez en cuando, daban a sus secuestradas a otros hombres en distintos pueblos. Las repartan como paquetes. A una la entregaron en Chiapas, a otra en Tabasco, a algunas ms en Veracruz. Daniela fue la ltima en bajar de la camioneta y entonces supo la plaza en la que debera trabajar: en un letrero ley Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Alguien, envalentonado por el arma que sostena, le presumi el grupo que la tena secuestrada: ya te diste cuenta? Ests con Los Zetas.

A partir de entonces, el tiempo se torci para Daniela.

DANIELA, TOITO Y LA VIDA EN CAUTIVERIO

Daniela se acuerda de Toito y le viene un llanto incontrolable. Pierde el habla, se le agita el pecho, se jala los dedos. Compartiendo cautiverio, eran una especie de hermana mayor y menor. El nio tena 12 aos cuando se conocieron, ella prefiere no precisar su edad.

Al llegar a Nuevo Laredo, ambos fueron obligados a trabajar en El Danash, un tabledance que controlaban Los Zetas en la zona centro de la ciudad fronteriza. Ella era una bailarina y edecn que deba sonrer siempre, coquetear y esconder la profunda tristeza que senta por su familia para poder llegar al tabulador de diez servicios sexuales y evitar as una golpiza. l era mozo, mensajero, halcn y DJ que deba lucir siempre contento, dispuesto y vigoroso, incluso cuando era rentado a hombres que viajaban desde Estados Unidos para tener sexo con nios.

Ambos vivieron lo mismo: los hospedaban en casas de seguridad de donde slo salan para ir al tabledance o a casas u hoteles con los clientes. Los obligaban a emborracharse con los comensales, a esnifar cocana y a ofrecerse como pedazos de carne resistentes a las peores humillaciones.

Los clientes regulares pagaban por sexo con ellos en los privados del Danash, mientras que los clientes VIP casi siempre rubios, maduros, respetables hombres de familia en Estados Unidos compraban das de descontrol que incluan sexo violento y la diversin de torturarlos. Hombres que se excitaban ms con el sufrimiento ajeno que con el acto sexual.

A Daniela la busc su familia en los primeros aos de su desaparicin. Pusieron una denuncia ante las autoridades nicaragenses, fueron a la televisin local, pagaron por afiches con el rostro de la costurera, pero el tiempo y el dinero vencieron la bsqueda. A los dos o tres aos de esperar infructuosamente su regreso, la dieron por fallecida y se resignaron a una vida sin ella. Lo mismo habra pasado con los seres queridos de Toito, piensa Daniela.

A ella le quemaban las piernas con un fierro caliente por no saber descolgarse del tubo de la pista de baile; a l, por llorar durante las violaciones que sufra, y le quitaban la comida hasta que apenas poda ponerse en pie. A ella la azotaban cuando peda un da de descanso porque le ardan los genitales; a l le daban bofetadas en la boca que le aflojaban los dientes, si se negaba a emborracharse con los hombres y mujeres que le pedan hacer cosas indecibles.

Cuando sus captores no los miraban, ellos rompan la regla de no hablarse dentro de la casa de seguridad y fantaseaban sobre lo que haran en libertad. As sobrevivieron por aos, imposibles de calcular.

Pobrecito mi Toito, tena 12 aitos cuando nos conocimos y cada vez que lo pedan, lloraba. De tanto hacer eso, creci enfermo hasta los 16, 17, creo. Tena un problema en el intestino y como ya no poda desempearse, lo llevaron a un monte conmigo

El relato de Daniela es una muestra de la crueldad con la que los crteles mexicanos manejan el negocio del sexo: en un monte despoblado, hermana mayor y hermano menor fueron enfrentados. Los Zetas dieron a ella una pistola y le ordenaron matar al menor, inservible por su frgil salud para seguir como sexoservidor. Ella se neg y entonces la pistola pas a manos de l, a quien le ordenaron disparar para salvar su vida. Ninguno pudo balear al otro y los Zetas, furiosos, decidieron actuar por ellos mismos.

l nunca pudo, ni yo tampoco. Entonces, lo colgaron y empezaron a cortarlo. A hacerle heridas. Y me decan no te da pesar?, por qu le hiciste eso, si dices que lo quieres? Mira lo que nos obligas a hacerle. Hasta el final, le dieron un balazo en su cabecita. Ca en el suelo, comenc a llorar, gritar, me patearon, me subieron a una camioneta y no supe ms de l.

LOS ZETAS ROMPEN CON SUS JEFES

Daniela narra que despus sabra que se trataba de una prueba: si era capaz de matar a Toito, servira como sicaria; si no, pasara droga y seguira como esclava sexual. Al no poder matar a su hermanito, Los Zetas le asignaron traficar con cocana hacia Reynosa, Ciudad Victoria, San Luis Potos y esa nueva posicin en el grupo la llev a conocer a los jefes de la agrupacin desde lejos: al Z-40, el Metro 3, El Catracho

Se trataba de un movimiento comn en la trata de personas, cuando es manejada por los crteles: las secuestradas con ms aos de esclavitud tienen ms dificultad de obtener ingresos por servicios sexuales frente a las nuevas vctimas, as que se les deriva a nuevos roles, especialmente aquellos donde es ms probable que las asesinen las fuerzas militares. Se convierten en seres desechables, sicarias, pasadoras de droga, halcones, cobradoras de extorsin, emboscadoras de vehculos oficiales.

Uno de los jefes del narco que se qued grabado en su mente fue Salvador Martnez Escobedo, La Ardilla, el sdico mando de 31 aos que se mova por el Danash como si fuera su casa. La leyenda deca que mataba primero y averiguaba despus, un rumor que Daniela confirm cuando vio personalmente cmo ordenaba la matanza de 72 migrantes centroamericanos en San Fernando, Tamaulipas en 2010, por la cual hoy La Ardilla duerme en una zona de alta seguridad de un penal federal en el sureo estado de Oaxaca. El motivo: Salvador crey que los viajeros iban a reforzar la tropa de sus enemigos y, ante la duda, prefiri ordenar su fusilamiento. Este relato est en la denuncia interpuesta ante la Unidad Especializada en Investigacin de Trfico de Menores, Personas y rganos, a la que VICE News tuvo acceso.

La Ardilla era un desalmado. Yo vi lo de San Fernando, yo estaba fue horrible dice Daniela, quien abre los ojos cuando le muestro en mi celular una fotografa del narco rindose en el hangar de la Polica Federal. Ese, ese es. Ese seor es el ms malo, el peor de todos

Fue tanta la cercana que lleg a tener Daniela con los mandos del crtel, que fue testigo de un hecho clave en la violencia en Mxico: en algn momento del ao de la matanza de San Fernando, Los Zetas iniciaron su ruptura con El Crtel del Golfo como su guardia armada. Envalentonados por el dominio que tenan en el estado, Los Zetas se separaron de los jefes a los que protegan y se autoproclamaron un crtel autnomo. Daniela qued en medio de esa guerra separatista en la que murieron decenas cientos? de mujeres vctimas de trata que eran reclamadas por un bando y el otro. Se salv gracias a que uno de sus captores originales decidi quedarse del lado de los golfos y uno de ellos exigi que fuera su amante.

Cuando este hombre me dice que voy a ser su amante, me llevan a un lugar, agarraron una navaja y me abrieron en el pie, por el empeine. Me pusieron un chip para localizarme y, si me escapaba, me iban a buscar, si iba con las autoridades.

Daniela crey que ser amante de El Viejn, el apodo de su amante convertido en jefe del Crtel del Golfo, la librara de los servicios sexuales forzados. Se equivoc: l la mand de regreso a los tabledance y ella pens que, ahora s, la suerte de seguir viva se le terminara.

Que su vida acabara en alguna pista de baile. O en un lugar peor.

LA VIDA CON EL CRTEL DEL GOLFO

En Tamaulipas pasan cosas sorprendentes, violentamente distintas al crimen de cualquier otra ciudad del mundo: el narco se pasea a plena luz del da en autos conocidos como monstruos, vistosos tanques blindados en los que pistoleros matan policas; los candidatos a puestos populares son asesinados en las elecciones y repuestos con una pasmosa facilidad; y los crteles colocan cmaras de video en los postes de luz, mientras la autoridad duerme.

En junio de 2015, el Grupo de Coordinacin de Tamaulipas report que se haban desmantelado 180 lentes de videovigilancia que los crteles instalaron en la va pblica para monitorear a los habitantes de ciudades como Reynosa, San Fernando, Ro Bravo. El narco tena ojos y odos en el estado.

Y en el negocio de la explotacin sexual no es diferente: bajo las nuevas rdenes del Crtel del Golfo, Daniela saba que los clientes eran grabados desde que entraban a los tabledance. Que las habitaciones del antro y de los hoteles tenan cmaras y micrfonos ocultos. Que las mujeres obligadas a prostituirse llevaban cmaras escondidas hasta en los botones de las blusas. El narco ve desnudos a los clientes y los espa para evitar que entablaran conversaciones personales con las vctimas.

Hubo varias que las mataron por intentar escapar. Los narcos tomaban video de cmo las maltrataban y nos obligaban a verlos para que no nos atreviramos a huir.

Qu hacan con los cuerpos, Daniela?

Las ms adictas, ya no servan y las desaparecan. Ellos mismos decan pngase vivas, porque van a terminar como La Fulana en el barril. Tenan jaulas, haba un len ah en Reynosa, en una casa. Ah echaban tambin los cuerpos.

Al len? le pregunto casi sin querer creerle, aunque esto lo haya denunciado en una averiguacin previa ante la Procuradura General de la Repblica.

S, s, supe que las echaron, porque nos ensearon el video. El animal se coma parte de los cuerpos y con una manguera quitaban la sangre que se iba por la tubera.

As desaparecan los cuerpos?

S, los que ellos mismos mataban o los que los clientes mataban.

Viste menores de edad?

Supe que haba, pero a ellas no las llevaban al table. Las guardaban para los mejores clientes y se las llevaban a su domicilio o a casas que tena el grupo para los gringos que venan a Mxico a eso.

Con el Crtel del Golfo, Daniela conoci la quinta grande, polvosa, aislada bajo el calor desrtico de la frontera con Estados Unidos, donde los clientes ms adinerados torturaban y mataban a mujeres por placer. El lugar con olor a hierro, como de ferretera vieja, como sabor a moneda bajo la lengua. Y supo de los cal
OTRAS  NOTICIAS...
  
19/05/2017
Calificacin de Apgar
  
06/02/2017
Sexo diario es un riesgo
  
14/09/2016
Escapa leopardo en Len
  
06/05/2016
'Vivamos del turismo'
  
09/03/2016
El clima fue el enemigo
 Visita Nuestro Canal  
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
 Ultimas Noticias
LOCAL
 El frente, contra desigualdad, corrupcin e impunidad: FHE
NACIONAL
 Concentra Oaxaca daos por sismo
INTERNACIONAL
 Anuncian marcha por control de armas en EU
SEGURIDAD
 Confirman muerte de agentes plagiados
DEPORTES
 Sufre 'Juli' cornada en Bogot
ESPECTÁCULOS
 Jos Jos responde a las felicitaciones de su cumpleaos
CIENCIA Y TECNOLOGIA
 Si recibes un mensaje con este smbolo, tu iPhone enloquecer
MUNDO
 Retiran comida para perros contaminada con frmaco para eutanasia
VIRAL
 [VIDEO] Captan a empleados teniendo relaciones en un supermercado
Editoriales de Hoy en  
Sergio Sarmiento
Era una nia ciega de 13 aos, Safia Bibi, hija de una familia campesina en pobreza extrema, en un pas, Pakistn, con leyes tomadas de la tradicin islmica. Fue violada por el hijo del patrn y por el patrn mismo, y qued embarazada. El nio muri poco despus de nacer. El padre de Safia denunci la violacin. Un tribunal de Sahiwal, en la provincia de Punyab, desech el caso porque, dijo, no se haba confirmado sin lugar a dudas la violacin, pero acus a la nia de fornicacin y la conden a 15 azotes, tres aos de crcel y una multa. Una joven abogada de Lahore, Asma Jahangir, quien junto con su hermana, Hina Jilani, haba establecido el primer despacho de abogadas en Pakistn, asumi el caso y pele enconadamente hasta lograr una sentencia absolutoria de una corte de apelaciones, que determin que la misma presuncin de inocencia que haba beneficiado a los violadores deba aplicarse a la nia. Esta fiera abogada, a quien se le llam la "pequea herona" por su valor para enfrentarse a tribunales, autoridades y policas pese a su corta estatura, falleci este 11 de febrero a los 66 aos, vctima de un paro cardiaco. La noticia rebas fronteras. Omar Waraich, de Amnista Internacional, afirm que Asma haba sido "el ser humano ms valiente que he conocido". Antnio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, escribi que hemos perdido a "una gigante de los derechos humanos". Malala Yousafzai, ganadora del Premio Nobel, la describi como una "salvadora de la democracia y los derechos humanos". Yo conoc a Asma en 1983, cuando permanec tres meses en Lahore, en casa de sus suegros, misma propiedad en la que ella y su esposo, Tahir, vivan en un bungalow. Carmen Hinojosa, mi esposa, se escapaba a verla por las tardes y juntas beban una sopa china que Asma mandaba traer. Pasamos varias veladas las dos, Tahir y yo en largas conversaciones sobre filosofa, religin, poltica, historia y las libertades individuales. El caso de Safia Bibi le dio fama a Asma en Pakistn. Con su hermana estableci despus un centro de apoyo legal gratuito que inclua un refugio para mujeres. Defendi tambin los derechos de las minoras religiosas y los trabajadores migrantes. Cuestion las leyes paquistanes que permiten el encarcelamiento de quienes expresan opiniones blasfemas. En varias ocasiones fue detenida o retenida en prisin domiciliaria por sus acciones o por sus ideas. Su reconocimiento pronto se extendi a nivel internacional. En julio de 1999 Asma lleg a Mxico como relatora de la Comisin de las Naciones Unidas para Ejecuciones Extrajudiciales. Estudi el papel del gobierno mexicano en las matanzas de Aguas Blancas y Acteal. Sus cuestionamientos generaron molestias en crculos oficiales, pero Asma haca las preguntas correctas. Cmo dispararon los policas de Aguas Blancas contra civiles slo porque se pusieron nerviosos? Por qu las autoridades no hicieron nada para evitar la matanza de Acteal, pese a que los actos de violencia se acumularon durante meses? El 18 de enero de 2017 Asma fue la primera pakistan en ofrecer la conferencia Amartya Sen de la London School of Economics. Ah rechaz la tendencia, supuestamente liberal, de aceptar los usos y costumbres que violan los derechos fundamentales. Dijo que haba una creciente impunidad de crmenes cometidos en nombre de la religin. La muerte alcanz a Asma de manera inesperada. Hoy la recuerdo con tristeza, pero tambin con la alegra de saber que conoc a una mujer que supo luchar contra las injusticias en su pas y en el mundo. ...
A Julio Tllez y sus brillantes colaboradores en el IIJ de la UNAM. En 2014 la Constitucin incluy la posibilidad de candidaturas "independientes" a los cargos de eleccin popular. La solucin semntica fue equivocada porque en lugar de diferenciar entre candidatos con o sin partido, la norma suprema opt por significarlos con un adjetivo muy prestigiado, mxime en un momento de tan elevado rechazo a los partidos. Al atribuir independencia a quienes prescinden del apoyo formal de un partido, la Constitucin sugiere que los dems candidatos sean dependientes, con lo que contradice sus propios principios de proscribir toda forma de discriminacin. Pero al margen de que la Constitucin contenga una excepcin discriminatoria, lo importante es evitar que haya factores que afecten la legitimidad del complejo proceso electoral de 2018. En cuanto a los posibles candidatos independientes debe evitarse que un descuido perjudique las elecciones. Uno de los aspirantes a esta modalidad de candidatura es el gobernador de Nuevo Len, quien se separ del cargo mediante licencia, a partir del 31 de diciembre de 2017. Hasta ahora todo transcurri en los trminos previstos por la Constitucin federal, que ordena la separacin temporal de los gobernadores interesados en la Presidencia "seis meses antes del da de la eleccin". El gobernador de Nuevo Len se apart en tiempo y el Instituto Nacional Electoral (INE) ha validado las firmas necesarias para su candidatura a la Presidencia de la Repblica. Pero este no es ms que uno de los requisitos. Cuando el gobernador pretenda registrarse como candidato su licencia por seis meses ser insuficiente. El artculo 92 de la Constitucin neoleonesa establece: "Nunca se conceder al Ejecutivo licencia con el carcter de indefinida ni tampoco por un tiempo mayor de seis meses. Si concluida la licencia no se presentare el Gobernador, ser llamado por la Legislatura o Diputacin; y si no compareciere dentro de diez das, cesar en su cargo...". En tanto que la licencia es por un mximo de seis meses improrrogables, tiene facultades el INE para registrar como candidato a un gobernador que el 1o. de julio, da de los comicios, deber reasumir el cargo conforme a la Constitucin de su estado? Segn la jurisprudencia obligatoria del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federacin, el registro sera inconstitucional. La jurisprudencia 14/2009 del Tribunal determina que la separacin del cargo "debe abarcar todo el proceso electoral de que se trate", para evitar que los candidatos "tengan la posibilidad de disponer ilcitamente de recursos pblicos" durante ese mismo proceso. Al resolver la accin de inconstitucionalidad 41/2012, la Suprema Corte fij un criterio coincidente. De acuerdo con el artculo 208 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, el proceso electoral comprende la jornada electoral, los cmputos y resultados, y el dictamen y declaracin de validez de la eleccin. En el caso de la eleccin presidencial el proceso concluye en septiembre, con la declaratoria de quien haya obtenido la mayora de los sufragios. Lo anterior significa que ningn candidato est en posibilidades constitucionales de reasumir el gobierno de un estado antes de septiembre, por lo que el INE slo podra registrar la candidatura de un gobernador si su separacin legal del cargo tuviera vigencia hasta esa fecha, en acatamiento de la jurisprudencia del Tribunal. En el mejor de los casos a la noche del 1o. de julio apenas conoceremos resultados preliminares de la votacin. Se violara el principio de equidad electoral fijado por la Constitucin, la ley y la jurisprudencia, en perjuicio de los dems candidatos presidenciales, si uno de ellos dispusiera de los recursos polticos que resultan del gobierno de un estado para impulsar las acciones de sus representantes durante el cmputo nacional, y si en el contencioso electoral pudiera actuar desde una posicin de poder. Toda vez que la Constitucin local no permite ampliar la licencia, el gobernador aspirante a la candidatura slo puede formalizar su registro previa separacin definitiva del cargo. De otra manera el registro inconstitucional de un candidato podra poner en riesgo la legitimidad de la eleccin presidencial. ...
Genaro Lozano
Despus de 22 aos de arzobispado, 51 aos de sacerdocio y mltiples denuncias de encubrimiento de casos de abusos sexuales por parte de religiosos catlicos, Norberto Rivera se fue al retiro y a su lugar llega el cardenal Carlos Aguiar Retes, un cercano colaborador del papa Francisco al que Rivera le entrega malas cuentas. Norberto Rivera nos acostumbr a escuchar a un religioso que no tena decoro al hablar de la funcin del ano, de prcticas sexuales, amenazas a polticos, entre otros. Tal vez por esta actitud el nmero de catlicos ha cado y se espera que la prxima vez que el INEGI realice un censo, en el 2020, el avance de las iglesias evanglicas sea considerable y el nmero de no creyentes tambin aumente. A Norberto lo relacionamos con una vida de lujos y excesos. En el libro Norberto Rivera: el pastor del poder, coordinado por Bernardo Barranco, Guadalupe Loaeza escribe sobre el religioso que "con los aos se convirti en el lder espiritual de los millonarios, de las seoras de sociedad, de los hombres con mucho poder y de los pristas ms prestigiosos". Tal vez por ello, el papa Francisco no extendi el arzobispado de Rivera, como s hizo con otros cardenales que llegaron a la edad de retiro. Ms all del gusto por los bienes materiales, a Norberto lo recordamos por su frrea lucha en contra de las personas gays, lesbianas, bisexuales, trans. Norberto Rivera y el cardenal Juan Sandoval vociferaron en contra de legisladores que aprobaron las sociedades de convivencia y los matrimonios igualitarios y hasta llegaron a responsabilizar a la comunidad LGBT por los terremotos y por la violencia del narcotrfico. En lugar de hacer llamados a la apertura de la iglesia catlica para todas las personas, en lugar de cobijar a una chica trans que busca la fe en Cristo y que es violentada por su comunidad, Norberto y Juan cerraron las puertas de sus templos a la diversidad sexual y esparcieron un lenguaje de odio, ajeno al amor del profeta que fund su iglesia. Pero la razn ms importante por la que Rivera ser recordado ser por la impunidad, por el encubrimiento de casos de abusos sexuales. El ms sonado el de Marcial Maciel, pero junto a se los cientos de casos que han sido documentados desde la dcada de los noventa. En uno de sus ltimos actos con medios, Rivera reconoci la existencia de 15 casos de abusos en la Ciudad de Mxico, pero Joaqun Aguilar, de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes, ha documentado ms de 540 y tiene incluso demandado a Rivera en una corte de California por el presunto encubrimiento de un sacerdote abusador y que presuntamente Rivera encubri. Durante su reciente visita a Chile y a Per el papa Francisco se enfrent a una sociedad molesta por los abusos sexuales de sacerdotes y por la falta de justicia. A su paso por esos pases, tres iglesias catlicas fueron incendiadas (vacas) y familiares de vctimas de abusos criticaron que Francisco se presentara en un evento con un presunto encubridor. A esto se enfrenta Carlos Aguiar Retes, el sucesor de Rivera. A iglesias cada vez ms vacas, a una distancia enorme entre los cardenales y sus lujos de sus fieles, al enojo de miles de familias que no han recibido justicia por parte de la iglesia en la que alguna vez confiaron y creyeron. Aguiar empez su reinado siguiendo la huella de Rivera, como un cardenal enamorado del poder, al invitar a la candidata presidencial Margarita Zavala, a su esposo el ex presidente Caldern y al lder de Morena Mart Batres a la ceremonia en la que asumi el arzobispado. Ojal que el nuevo arzobispo no viole el Estado laico, se acerque a las vctimas de los abusos sexuales y escuche a voces como el obispo Ral Vera, el padre David Fernndez Dvalos o del padre Miguel Concha Malo para construir una iglesia ms incluyente, ms amorosa y que ayude a pacificar al pas tan violento en el que vivimos y eso pasa por enterrar el funesto legado del cardenal Rivera. ...
Fray Bartolom
EN EL conflicto por el control del sindicato de maestros no hay a quin irle, pues unos son los malos y los otros... los peores! Cada uno sabr cul es cul. SE HA querido vender la idea de que las manifestaciones en contra de Juan Daz de la Torre son parte de un movimiento magisterial democrtico. La realidad es muuuy distinta, pues quien est detrs de esas protestas son Elba Esther Gordillo y la CNTE, que parecen ser la misma cosa. EN EL FONDO, el principal beneficiado de que el SNTE pasara a manos del grupo gordillista sera Andrs Manuel Lpez Obrador, quien hace poco limpi de todos sus pecados a los colaboradores ms cercanos de la maestra. EL TABASQUEO sabe bien el peso que tiene el SNTE en trminos electorales, dado que tiene ms de un milln de afiliados distribuidos por todo el pas, por lo que su papel fue fundamental para la derrota del entonces perredista en 2006. AH, CARNAL!, perdn, ah, caray! Resulta que la reforma que elimin el pase automtico para el titular de la PGR a la Fiscala General... est en el limbo! POR LEY, la mitad ms uno de los congresos estatales tendra que ratificar dicha reforma, pues de lo contrario se volvera a abrir la puerta para que el gobierno nombre un fiscal carnal. Y hasta ahora, segn denuncian en San Lzaro, slo Tamaulipas ha cumplido con el trmite. As no se puede! LA DENUNCIA que hizo Ricardo Anaya sobre el supuesto espionaje en su contra puso un asunto sobre la mesa: la seguridad de los candidatos en este proceso electoral. HACE seis aos, Gobernacin -entonces bajo el mando de Alejandro Poir- firm dos acuerdos, uno con la Conago y otro con el entonces IFE, precisamente para garantizar la seguridad de cara a la jornada electoral. AHORA, Alfonso Navarrete Prida ha comenzado a reunirse con dirigentes partidistas para tratar el tema de la seguridad de sus abanderados, cosa que al parecer no hizo Miguel Osorio Chong. Habr que ver quines aceptan contar con escoltas asignados por el gobierno federal. EN 2012, por ejemplo, ni Enrique Pea, ni Andrs Manuel Lpez Obrador aceptaron seguridad personal. Quin se negar en esta ocasin? COMO que Ricardo Anaya se est tomando demasiado en serio eso de "El Chico Maravilla". Primero se trep a lo ms alto de la estructura del templete, como si fuera Spider-Man. Y luego fue a encarar a los espas del Cisen, cual 007. Qu sigue? Salvar a la Tierra de un ataque aliengena? Es pregunta. ...
Pascal Beltrn del Ro
Mxico comenz esta semana con una psima noticia. Quiz, al leer esto, usted diga: una ms. Pero sta es terrible de verdad: el creciente involucramiento de la juventud en el secuestro. Pocos delitos hacen tanto dao a una sociedad como ste. No slo tiene unas secuelas terribles para las vctimas y su entorno, sino tambin implica un nivel de organizacin que muchas veces compromete a familias completas y requiere de la connivencia de autoridades corruptas. En el informe que present el lunes Alto al Secuestro la organizacin que dirige Isabel Miranda de Wallace sali a relucir la participacin de policas y expolicas en la comisin de ese delito. Sin que deje de ser un dato aterrador que quienes tienen la obligacin constitucional de protegernos sean parte de ese negocio criminal, lo que ms me mortific personalmente es saber cuntos jvenes han sido detenidos por estar metidos en bandas de plagiarios. De acuerdo con datos de Alto al Secuestro, 5.7% de los procesados por secuestro entre 2012 y 2017 son menores de edad. El hecho de que estos 486 jvenes hayan participado en plagios segn Miranda de Wallace, en todas las funciones de este giro delictivo salvo la negociacin de los rescates es una clara derrota del Estado mexicano. Y cuando digo Estado, me refiero al sentido ms preciso del trmino. Es una derrota de gobernantes y gobernados. Todos somos responsables en algn grado de este espeluznante hecho y a todos nos afecta. Estos jvenes secuestradores tendran que haber estado en la escuela, no siendo parte de este atroz delito. Dnde estaban las autoridades que no lo supieron o si lo supieron se hicieron de la vista gorda? Pero tambin preguntmonos dnde estaban sus padres o tutores y el resto de sus familiares. Y dnde estaban sus maestros, sus vecinos y sus conocidos. Qu pas con la nocin de que lo que le pasa a un nio es asunto de todos? Habr quienes quieran simplificar las causas de este drama: Es por pobreza. Y tambin, quiz los mismos, digan que la solucin es sencilla: Denles una beca (como si fuera imposible que alguien sea simultneamente becario y sicario). El tema va ms all del dinero. Es, sobre todo, de expectativas y modelos sociales. Y la solucin pasa necesariamente por tener una poltica pblica que ponga la educacin en el centro de las prioridades de todos. Para eso se requiere tener buenos maestros, buenos planes de estudio y una conexin eficiente entre la enseanza y el mundo laboral, donde germinan los sueos de la mayora. Tener a tantos nios metidos en el negocio del secuestro es el sntoma de una terrible enfermedad: un pas desarticulado y sin valores en el que cada quien ve por sus intereses y le importa poco sus semejantes, donde el dinero es ms apreciado que la contribucin a la sociedad. Tambin vale la pena destacar que la enfermedad es ms grave en unos estados que en otros. Tamaulipas, con 77 casos de menores involucrados en secuestros; el Estado de Mxico, con 62, y Guerrero, con 52, son las entidades ms afectadas. Pena debiera darles a las autoridades de esos estados, que provienen de todos los partidos polticos. Las actuales y las que gobernaron durante los primeros aos de vida de esos jvenes. El que no las hayamos escuchado decir nada desde el lunes sobre este tema ni siquiera para expresar los pretextos de siempre es una muestra clara de lo poco que les importa un problema del que ellas son las primeras responsables. Pero no nos quedemos en los casos revelados. Bien podemos imaginar que en lapso que pas entre que yo escrib estas lneas y usted las ley, en algn lugar unos jvenes, casi nios, informaron sobre potenciales blancos de plagio, ejecutaron levantones o cuidaron que las vctimas no escaparan. Y, jrelo usted, en ese tiempo ninguna autoridad se preocup por pedir a Alto al Secuestro los datos (que ya debiera tener) sobre el lugar de procedencia de los chavos detenidos por plagio y sus historias de vida, para proponer alguna poltica pblica que signifique un dique para impedir que siga subiendo esta tenebrosa marea. Porque de toda la tragedia de inseguridad que hemos vivido los mexicanos a lo largo de los ltimos 23 aos espero que no se nos hayan olvidado las fechoras de El Mochaorejas, lo que ms asusta es lo poco que hemos aprendido sobre sus causas, as como la indolencia de todos, comenzando por las autoridades, para hacerles frente. Que nadie se equivoque: incluso el ms grave de los problemas sociales tiene remedio cuando hay una sociedad organizada con ganas de enfrentarlo. ...
Raymundo Rivapalacio
Enrique Ochoa es el presidente del PRI histricamente con la lengua ms larga. De la cola, ni hablar. La tiene corta. Pero ms grande que su soez comportamiento son sus maas y formas. Todo confluy el fin de semana cuando en Tabasco habl de los prietitos de Morena, para referirse a los priistas que dejaron al partido para sumarse al de Andrs Manuel Lpez Obrador. Involuntariamente gracioso, se atropell con su boca. Horas despus tuvo que pedir disculpas, recordando su propio color de piel. Ochoa, quien en los ltimos meses se dedic a poner eptetos y vituperios a los precandidatos Ricardo Anaya y Andrs Manuel Lpez Obrador, coron as la precampaa. Si alguien fue grosero y grotesco en este periodo, Ochoa gan de calle el primer lugar. Lleg al PRI por decisin del presidente Enrique Pea Nieto, quien de esa forma mand un mensaje al partido que por la boca de Ochoa hablara l, y que sera el transmisor de sus decisiones ejecutivas. Se podra alegar que se le pas la mano al dirigente, quien, adems de la retrica tramposa, siempre usa el mazo sobre los adversarios del candidato del partido en el poder, Jos Antonio Meade, para minarlos. Visto cmo terminaron las encuestas de preferencias electorales en la precampaa, su gestin fue un fracaso. Se increment la percepcin de victoria de Lpez Obrador y ha hablado tanto de la corrupcin de Anaya, que est en camino de blindarlo de esas imputaciones. Su lengua lo coloca siempre en la ruta del bumern. En diciembre, cuando Anaya tuvo una de sus varias escaramuzas con El Universal, que no ha dejado de publicar documentos de presunta corrupcin del precandidato del Frente opositor, Ochoa le exigi que dijera los nombres de los medios que considera no dicen la verdad, porque no se podan realizar sealamientos sin ofrecer pruebas. Afirm tambin que respetaba la libertad de expresin y reconoca que los medios de comunicacin son crticos. Menos de un mes despus, aval el amago del equipo de campaa de Meade de demandar al portal Animal Poltico por haber publicado que durante su gestin como secretario de Desarrollo Social, hubo desvos por 540 millones de pesos. El portal no descubri el hilo negro. Divulg un reporte de la Auditora Superior de la Federacin. Pero an si se hubiera equivocado, la amenaza lanzada para inhibir, slo es propia de mentes autoritarias. Ochoa ha sido el campen de las analogas de Lpez Obrador con Venezuela. Una propuesta de nacin estatista del precandidato de Morena ha sido suficiente para equipararlo con el presidente Nicols Maduro, que ha ido cerrando, mediante la utilizacin de los recursos que le dio la democracia a Venezuela, la vida democrtica en aquella nacin. El argumento siempre ha sido simplista y omite, porque uno no puede pensar que sea ignorante, las diferentes composiciones de poder y contrapesos en el Congreso y la Suprema Corte de Mxico y Venezuela, la vitalidad de un sector privado que all ha sido timorato y desorganizado y, quizs lo ms importante, que mientras Lpez Obrador choca sistemticamente con las Fuerzas Armadas, Maduro depende del Ejrcito para mantenerse en el poder. El lder del PRI polariza, pero no slo fuera del partido, sino en su interior. No ha sido un dirigente que cohesione, porque carece de autoridad moral y poltica entre la base militante, al ser un tecncrata con poca vida partidista. Sin embargo, lo que se ve fuera del partido no es lo que sucede adentro. Ochoa es bastante bien apreciado por el equipo cercano al presidente Pea Nieto, porque consideran que ha peleado en la arena pblica, con estridencias y excesos quizs, pero de manera permanente, sin ser el lder ortodoxo del pasado que optaba por el trabajo sordo sin confrontacin. Lo que tiene Enrique, dijo una persona que lo conoce bien, es que es un soldado que hace lo que le digan. Si le piden que se pare de manos y luego se tire por la ventana, l dir: s seor, y lo har. Es decir, les es funcional al Presidente y al coordinador de la campaa presidencial, Aurelio Nuo, aunque en los cuartos de guerra priistas lleguen a discrepar con l. Ochoa forma parte de uno de los cuatro cuartos de guerra de la campaa, el que se rene alrededor de las siete de la noche todos los das, donde participan casi una veintena de priistas experimentados es el lugar donde Nuo pens que podra abrevar de su conocimiento, donde a veces les hacen caso y en otras los ignoran. No se integra a los otros cuartos de guerra, que son el de comunicacin y estrategia el ms importante, el de voceros y el jurdico, lo que de alguna manera, aunque no lo digan internamente de esa forma, tiene acotado su acceso a informacin al desconocer en su totalidad lo que piensa y ordena Nuo. Las llamadas en la prensa para que lo renuncien no estn cayendo en tierra frtil. Su trabajo, donde importa, est bien valorado. El presidente Pea Nieto lo dejar al frente del PRI el tiempo que considere necesario, y si piensa que el arranque de campaa a finales de marzo requerir un nuevo dirigente, entonces proceder. Por lo pronto, ya coloc a un experimentado operador, en la lnea de sucesin, Rubn Moreira, el exgobernador de Coahuila, nombrado el fin de semana secretario de Organizacin, el nmero tres del PRI. Ah estar en la reserva estratgica hasta que desde Los Pinos decidan que la vida priista de Ochoa se agot. ...
Ir Arriba
Notice: Undefined variable: VerDatosVisita in /home1/abcnowb0/public_html/vernoticiafinanzas.php on line 370

Warning: mysql_free_result() expects parameter 1 to be resource, null given in /home1/abcnowb0/public_html/vernoticiafinanzas.php on line 370