..: ABC Noticias :..
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Hoy es
Dir. Gral. Juan Luis Díaz
Ni los baos ni las letrinas pblicas libraron a Roma de los parsitos
PUBLICADO POR  El Pas EL DIA 10/1/2016
Cuando an no era un imperio, ni siquiera una repblica, Roma ya contaba con la Cloaca Mxima, hace unos 2.600 aos. Ms tarde vendran los acueductos para llevar agua limpia a la ciudad, los baos o las letrinas pblicas. Con la expansin primero republicana y despus imperial, los romanos llevaron su cultura e instalaciones de salud pblica por la mayor parte del mundo entonces conocido. Sin embargo, la incidencia de infecciones intestinales y ectoparsitos no se redujo. En ocasiones, incluso, la civilizacin romana hizo de vector de patgenos.

Las nociones modernas sobre higiene pblica son del siglo XIX. La Revolucin Industrial y la urbanizacin fueron paralelas a la revolucin mdica. Con las aportaciones de Louis Pasteur, Robert Koch y otros, la microbiologa sac de las sombras a los grmenes responsables de muchas enfermedades. Y las que no eran de origen microbiano podan combatirse con medidas de higiene tanto pblica como privada. Hasta hubo un movimiento higienista que quiso aplicar estas ideas a la arquitectura.

Por eso siempre ha fascinado cmo la civilizacin romana cuid de la salud e higiene pblicas. Desde la grandiosa Roma, con sus 14 acueductos, hasta la ciudad hispana ms pequea, todas las urbes romanas contaban con baos pblicos, dotados la mayora de agua caliente. Casi lo mismo se puede decir de las letrinas, contadas por decenas en la capital y con cursos de agua para arrastrar las deposiciones o esponjas enganchadas a un palo para limpiarse. Se adelantaron los romanos a su tiempo o, en realidad, no pensaban en reducir las infecciones cuando construan una letrina?

"Era de esperar que las distintas tecnologas sanitarias romanas, como las letrinas pblicas, el agua limpia de los acueductos o los baos pblicos mejoraran la salud intestinal de la poblacin reduciendo los parsitos. Sin embargo, las evidencias arqueolgicas no lo demuestran", dice el antroplogo y paleopatlogo de la Universidad de Cambridge, Piers Mitchell. Tampoco se redujo la incidencia de piojos, ladillas y otros ectoparsitos.

Mitchell ha estudiado decenas de yacimientos arqueolgicos, algunos in situ, otros recurriendo a investigaciones ya publicadas, para medir la incidencia de los endoparsitos (lombrices, tenias, nemtodos...) y ectoparsitos en tiempos de Roma. Los huevos de la mayora de los endoparsitos intestinales se conservan durante milenios gracias a la quitina de la que est hecho su caparazn, un material que da consistencia al exoesqueleto de los artrpodos. La otra gran fuente de informacin para la paleoparasitologa son los coprolitos, heces endurecidas o en proceso de fosilizacin.

Tal como explica el arquelogo britnico en la revista Parasitology, el nmero de huevos de endoparsitos por centmetro cuadrado de coprolito puede dar una indicacin del grado de parasitismo en un momento dado de la historia. As, las pruebas reunidas por Mitchell sealan que no hubo una mejora significativa en las regiones controladas por Roma respecto a lo que se sabe de los parsitos en el Neoltico o en las edades de Bronce y de Hierro. "No hay un descenso de parsitos con los romanos. Y esto vale tanto para los gusanos intestinales como para los ectoparsitos como pulgas y piojos", sostiene Mitchell.

Otra forma de medir la incidencia de los parsitos es hacia adelante, comparando la situacin romana con la poca inmediatamente posterior, la Edad Media. En este caso, adems, el Medievo est grabado en el imaginario colectivo como una era oscura, sucia y alejada de la luz de Roma. Aunque es cierto que desaparecieron la mayora de las infraestructuras de salud pblica y el decoro cristiano acab con las que quedaron, los datos no son favorables para la civilizacin romana. En la ciudad de York (actual Reino Unido), por ejemplo, la densidad de piojos, ladillas o pulgas en el estrato romano, el de las posteriores invasiones vikingas y el medieval es muy similar.

Garo, la salsa de pescado con gusanos
Lo que s ha comprobado este estudio es una evolucin en el tipo de parsitos que ms castigaban a los humanos. En el Neoltico predominan las enfermedades zoonticas, provocadas por parsitos de origen animal como la tenia bovina (Taenia saginata) o la porcina (Taenia solium), el gusano gigante del rin que, ocasional en los perros y muy raro en humanos, en el pasado tena mayor incidencia que en la actualidad. Salvo en este caso, en casi todos los dems el origen de la infeccin era el consumo de carne o pescado crudos o poco cocinados.

Pero hace 3.000 aos, en la Edad de Hierro, empieza un proceso que culmina en la poca romana. En paralelo a la urbanizacin, se produce una paulatina retirada de las enfermedades zoonticas y el predominio de parsitos relacionados con la higiene o falta de ella. Apoyado en excavaciones en una decena de pases actuales tan dispares como Polonia o Israel y ciudades tan importantes como Roma, Pompeya o Parma, Mitchell establece un clasificacin de parsitos.

En el primer puesto est el tricocfalo (Trichuris trichiura), un gusano alargado cuyo hbito de alimentarse de sangre puede provocar serios cuadros de anemia y diarreas sanguinolentas. En un segundo lugar aparecen las Ascaris lumbricoides, o lombrices intestinales. En ambos casos, el origen de la infeccin est en la contaminacin fecal de la comida y la ingesta de sus huevos. No lavarse las manos o usar heces humanas como abono seran las fuentes ms probables.

"Sospecho que cualquier mejora para la salud aportada por las letrinas se vio superada por la prctica romana de fertilizar los cultivos con heces humanas recolectadas en las ciudades", comenta Mitchell. De hecho, las normas que obligaban a retirar las heces de las calles y la costumbre de usarlas para abonar los campos que rodeaban las ciudades eran el marco ideal para las infecciones.

En tercer lugar de los parsitos ms comunes en tiempos de los romanos est la tenia de los peces (Diphyllobothrium latum). Este parsito, que llega al intestino tras consumir peces infectados, era relativamente frecuente en los yacimientos del Neoltico, en especial en el norte de Europa. Sin embargo, su incidencia se reduce a muy pocas pruebas en los siglos posteriores hasta que, con la civilizacin romana, vuelve a intensificarse. La causa bien podra estar en el garo, una salsa a base de vsceras de pescado fermentadas que los romanos usaban para sazonar la comida como los orientales hacen con la soja hoy en da. Fermentado al sol, los huevos de la tenia se expandieron por todo el imperio.

Pero los romanos conocan ya a los endoparsitos. Plinio el viejo escribe sobre las lombrices y tenias y remedios para combatirlas. Tambin Quinto Sereno Samonico escribe sobre los gusanos intestinales en su Liber Medicinalis. "Haba prescripciones higinicas muy avanzadas pero no sabemos si eran muy seguidas en la prctica", comenta el paleopatlogo del Instituto de Medicina Evolutiva de la Universidad de Zrich, el mdico italiano Francesco Galassi.

"El emperador Nern, por ejemplo, mantena que era fundamental calentar el agua para evitar la contaminacin y otras prescripciones alertaban sobre la comida en mal estado. Pero, claro, los microbios y los virus eran algo que los romanos no podan entender", recuerda Galassi, que no ha intervenido en la investigacin de Mitchell.

"Los romanos no entendan las enfermedades infecciosas de la forma que lo hacemos nosotros ahora, as que no podemos presumir que levantaran letrinas para frenar la propagacin de enfermedades", recuerda el arquelogo britnico. En todo caso Mitchell no ha perdido su fascinacin por esta parte de la civilizacin romana: "Los saneamientos romanos an tenan su utilidad", advierte Mitchell: "Los retretes venan bien para evitar que la gente tuviera que dejar la ciudad para ir a casa a hacer sus necesidades, los baos pblicos debieron hacer que la gente oliera mejor y los acueductos minimizaran el riesgo de quedarse sin agua. Pero ninguna de estas cosas parece haber reducido el riesgo de infectarse con algn parsito".
OTRAS  NOTICIAS...
  
28/08/2017
Rescatan Cuatrocinegas
  
15/08/2017
Disfrutan las Perseidas
  
24/07/2017
Rezagan innovacin mdica
  
05/07/2017
Cumple aos misin a Marte
  
23/06/2017
El cosmlogo imperial
  
30/05/2017
Se lanz y lleg a la NASA
  
23/05/2017
Se lanz y lleg a la NASA
  
08/03/2017
Conquista galaxias
  
07/02/2017
Apuntala ciruga espacial
  
22/08/2016
Inspiran pasin robtica
  
15/06/2016
Impulsa Mxico geoparques
  
01/06/2016
Disean venda inteligente
  
29/04/2016
Piratas de la ciencia
  
27/04/2016
'Nunca pens en rendirme'
  
04/04/2016
Tienden trampa al zika
  
13/03/2016
Ven 'mordida' en Plutn
  
12/03/2016
Resisten monarcas nevada
  
13/02/2016
Especies fuera de serie
  
06/02/2016
Tienes ringsiedad?
  
26/12/2015
Mi mascota binica
  
28/11/2015
La primera rosa binica
  
21/11/2015
El problema ms difcil
  
11/08/2015
El subidn de correr
 Visita Nuestro Canal  
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
  • 1
 Ultimas Noticias
LOCAL
 Aplicacin de la justicia para acabar con la violencia de gnero: Arlette Muoz
NACIONAL
 Llega EPN a Santa Luca; convoca Comit por daos
INTERNACIONAL
 Terremoto de magnitud 3,6 en Los ngeles
SEGURIDAD
 El vidente ejecutado trabajaba para el Grupo Sinaloa cobrando cuota en tienditas
DEPORTES
 VAMOS A LUCHAR POR LOS DOS TORNEOS A MUERTE: BRYAN COLULA
ESPECTÁCULOS
 Lidera Avril Lavigne lista de malwares
CIENCIA Y TECNOLOGIA
 Las aguas internacionales son el Salvaje Oeste
MUNDO
 El misterio de los inodoros suizos atascados con billetes de 500 euros
VIRAL
 Mujer que muri en un congelador se meti sola
Editoriales de Hoy en  
Sergio Sarmiento
"Las mujeres no son inherentemente pasivas o pacficas. Son inherentemente seres humanos". Robin Morgan El asesinato de Mara Fernanda Castilla me ha indignado. Todo homicidio preocupa, pero el de una estudiante de 19 aos que es objeto de abuso sexual y estrangulada irrita hasta lo ms profundo y genera exigencias ya no de justicia sino de venganza. Tristemente, no es el nico caso de una mujer asesinada. Hace unos das un amigo reportaba en su pgina de Facebook la muerte de Rosi de Diego, una madre atacada fuera de una sucursal bancaria en el centro comercial Plaza Colorines en Huixquilucan, Estado de Mxico. Este homicidio ha sido reportado como un intento de asalto, pero no hay certeza. Por una razn u otra, cada da son asesinadas ms de siete mujeres en nuestro pas. En 2016 fueron vctimas de homicidio doloso 21,159 hombres y 2,735 mujeres (INEGI). La gran diferencia es que muchos hombres mueren en rias y ajustes de cuentas entre ellos. Los hombres han sido ms violentos que las mujeres desde la poca de las cavernas. Muchas de las mujeres, en cambio, son asesinadas por abuso de los hombres, que las consideran dbiles, inferiores, simples juguetes que deben someterse a la voluntad masculina. En el caso de Mara, como en los de tantas otras mujeres, han surgido voces que acusan a la vctima. Que si no debi ir a la fiesta, que si no debi beber, que si no debi salirse sola de la reunin. Muchos piensan todava que la mujer es culpable de la violencia sexista y que debe permanecer recluida, o bajo proteccin masculina, para no provocar a los hombres. Algunas voces exigen que se castigue a la empresa, Cabify, para la que trabajaba el homicida, Ricardo Alexis Lpez. El verdadero culpable debe ser una empresa capitalista y extranjera! El propio gobernador de Puebla, Jos Antonio Gali, ha dicho que est decidiendo si cancela o no el permiso de operacin. Nadie exige, sin embargo, la desaparicin de otros sistemas de transporte pblico -microbuses o taxis- en que se producen ataques similares. Valeria, la nia de 11 aos, fue violada y asesinada en junio por un chofer de la Ruta 40 de Nezahualcyotl, mientras que El Coqueto viol y mat a varias mujeres en la Ruta 2 de Valle Dorado a Chapultepec. Al abuso y muerte de Mara, hay que aadir los intentos de algunos grupos polticos por aprovechar la tragedia para promover sus causas. A lo que no podemos cerrar los ojos es al aumento de homicidios dolosos. En 2007 se registraron en nuestro pas 8,867 muertes por esta causa, de las cuales 1,083 fueron de mujeres. Nueve aos despus, el nmero de homicidios dolosos fue 2.7 veces mayor. El de mujeres ha aumentado 2.5 veces. Ah est el meollo del problema. La violencia homicida est subiendo en lugar de disminuir. Algunos homicidios generan ms atencin que otros. El pasado 2 de mayo fue asesinado un nio de dos aos en la carretera Mxico-Puebla por unos huachicoleros que, adems, violaron a su madre y a una menor. El de Mara ha tenido un impacto meditico similar, pero todos los das siete mujeres y 58 hombres son asesinados en el pas. Quiz sea imposible reducir a cero los homicidios, pero el aumento extraordinario de los ltimos aos nos obliga a reflexionar. Mxico tiene 20 veces el nmero de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes que Europa occidental. La vida de una mexicana, sin embargo, no debera valer menos que la de una europea. El asesinato de Mara recalca que los gobiernos estatales y federal estn fracasando en su principal responsabilidad: proteger la vida de los gobernados. DESTAPES Han pasado ya los informes y los gritos del quinto ao. Empieza la temporada de los destapes, aunque Lpez Obrador ha estado destapado desde hace aos. Los dems partidos no pueden esperar mucho ms. Si no, ya no le vern ni las luces a Andrs Manuel. ...
Pascal Beltrn del Ro
El titular de la nota del blog Marathon Investigation era, como decimos en Mxico, de dar pena ajena. Miles acusados de hacer trampa en la Maratn de la Ciudad de Mxico. Miles?, exclam al leerlo. Pues s, miles. No un puado: miles. Mxico quedaba as exhibido, a nivel internacional, como un pas donde un porcentaje importante de un grupo social en este caso los corredores o, como se dice en hipsterol, los runners como tramposos. De inmediato me vinieron a la cabeza casos recientes en los que la sociedad, no el gobierno, sala a relucir como protagonista de la corrupcin. Entre ellos, la compra de calificaciones en el Instituto Politcnico Nacional y la obtencin de credenciales para votar con datos falsos. Las tres cosas tienen algo en comn: personas que en lo individual haban hecho trampa, sin que nadie los forzara, y haban sido exhibidos y denunciados por las propias autoridades de esas instituciones. Es decir, el mundo al revs. Estamos acostumbrados a que sean los ciudadanos quienes pesquen a alguna autoridad con las manos en la masa, haciendo una transa. De esto ltimo sobran los ejemplos. Afortunadamente, hay organizaciones no gubernamentales que se han especializado en algn tipo de informacin y han revelado la comisin de actos de patrimonialismo. Tambin lo han hecho los medios, como la investigacin de Exclsior que revel cmo se oblig a los trabajadores del ayuntamiento de Texcoco a aportar una parte de su quincena al grupo poltico hegemnico en ese municipio y cmo se depositaron cantidades surgidas de ese acto de extorsin en la cuenta de un pariente del lder de dicho grupo. Cuando se habla de corrupcin en Mxico, lo ms frecuente es que se seale la que se da en los mbitos de la poltica y el gobierno. Un caso reciente es la construccin del Paso Exprs de Cuernavaca, donde, a raz de la muerte de dos personas en un socavn que se form en esa va recientemente inaugurada, una dependencia del propio gobierno federal, la Secretara de la Funcin Pblica, revel 22 irregularidades cometidas por funcionarios de la Secretara de Comunicaciones y Transportes que suman ms de mil millones de pesos, la mitad del costo de dicha obra. Sin embargo, no es comn que un grupo grande de individuos a quienes no se presiona para pagar una mordida o incurrir en algn otro acto ilegal, sean sealados como tramposos. En el caso de la XXXV edicin de la Maratn de la Ciudad de Mxico, una investigacin de los propios organizadores de la prueba mostr que cuatro mil 319 corredores hicieron trampa al saltarse algn tramo de la carrera de ms de 42 kilmetros. Eso representa el 15% de los participantes. Es decir, uno de cada seis hizo trampa. La autoridad deportiva de la Ciudad de Mxico fue cuidadosa de sacar de esa lista a quienes aparentemente no cruzaron por alguno de los tapetes electrnicos que registran cada cinco kilmetros el paso de los participantes, pues podra indicar ms bien un mal funcionamiento de los instrumentos. Pero hubo algunos corredores que, de acuerdo con el mismo sistema, no pasaron por seis tapetes y mgicamente aparecieron en la meta para colgarse la medalla de maratonistas. El hecho, que pudiera parecer intrascendente, es importante en el mundo de los maratones pues la carrera de la capital mexicana es aceptada por el famoso maratn de Boston, en el que se pide un tiempo mnimo como prueba de calificacin. Sin embargo, si el hecho slo fuera por el deseo del corredor de tomarse una selfie en la meta sin hacer el esfuerzo de recorrer toda la distancia, tambin revela una actitud deshonesta. Y cuando en sta incurre una persona de cada seis, entonces tenemos un problema colectivo que merece ser analizado. Igual que en el asunto de la compra de calificaciones o la obtencin de una credencial para votar chueca, en el caso del maratn no hay una autoridad perversa que haya obligado a las personas a comportarse de forma deshonesta. Esos fueron actos de voluntad, decididos de manera consciente. Y al margen de qu fue primero, si la transa en la base o la transa en la cpula de la sociedad, merece que la condenemos. Si no, habremos cado en la proverbial maldicin de convertirnos en un pas de cnicos. ...
Al secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, le debe haber urgido mandar el mensaje al mundo de que Mxico no era un Estado fallido, ni su gobierno protega al narcotrfico, porque tan pronto como esos sealamientos salieron de la Casa Blanca en el formato de filtraciones, le dijo a la agencia de noticias inglesa Reuters que el gobierno del presidente Donald Trump le haba asegurado que nada de eso pensaban en esa oficina. Tan fue filtracin la del The New York Times, la boca por donde se expres el equipo de Trump tan mal de Mxico, como fue la de Videgaray. Las dos fuentes citaron a funcionarios de la Casa Blanca como la fuente de la informacin. Quin tiene razn? The New York Times public el viernes pasado la reconstruccin de una cena en la Casa Blanca entre el presidente Trump y los lderes demcratas en el Capitolio, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, para hablar sobre los dreamers, donde el senador ofreci su respaldo para el reforzamiento de la seguridad en la frontera con Mxico. En ese momento, dijo el diario, Trump llam a su jefe de Gabinete, el general John Kelly, quien, para reforzar el porqu tenan que sellarla, present un panorama notablemente pesimista de la situacin de la seguridad en Mxico y la inestabilidad en ese pas, cuyo gobierno compar con la Venezuela de Hugo Chvez, sugiriendo que estaba al borde del colapso. Videgeray instruy al embajador de Mxico en Washington, Gernimo Gutirrez, a pedir una clarificacin de la Casa Blanca. En un mensaje en su cuenta de Twitter la tarde del viernes, Gutirrez dijo: Lo sealado en la nota en cuestin no corresponde, ni en tono ni en sustancia, a ninguna de las conversaciones sostenidas con el general John Kelly. Hemos recibido confirmacin por parte del gobierno de Estados Unidos, que lo reportado no refleja la visin ni lo expresado por Kelly en la citada ocasin. En su caso, cualquier precisin adicional corresponde a los involucrados hacerla. Videgaray, que no quiso hablar con la prensa mexicana, repiti en Reuters la especie, y precis que la respuesta haba llegado de la Casa Blanca. Quin se aproxima ms a la verdad? The New York Times o Videgaray y Gutirrez? Hagamos caso a la sugerencia del embajador, de que las aclaraciones pertinentes las hagan los presentes en la cena del mircoles. Qu ha dicho oficialmente la Casa Blanca sobre el tema? El viernes, el briefing de la Casa Blanca estuvo muy sustancioso. Como se iba a tratar de la prxima Asamblea General de las Naciones Unidas, estuvieron presentes con la vocera Sarah Sanders, el consejero de Seguridad Nacional de Trump, el general H.R. McMaster, y la representante ante la ONU, la embajadora Nikki Haley. Hablaron del ataque terrorista en Londres, de China, Corea del Norte y de la cena que Trump ofrecer a los presidentes latinoamericanos para hablar sobre la crisis de Venezuela no se dijo si el presidente Nicols Maduro fue invitado, pero sobre lo que dijo Kelly de Mxico, nada. La vocera no desminti lo publicado por el Times. Tampoco, hasta este domingo, haba negado oficialmente su versin. Siguiendo la racional del embajador Gutirrez, si la Casa Blanca no desminti, entonces la versin del peridico se ajust a la verdad. El general Kelly, que conoce perfectamente Mxico y desde que era el jefe del Comando Sur en Panam ha hablado sobre la crisis de seguridad en Mxico, que producen inestabilidad en la frontera sur de Estados Unidos, por lo que se convierte en una tema de seguridad nacional para Washington, tampoco hizo ninguna correccin. El viernes la diputada Pelosi coloc en su pgina de internet del Congreso una declaracin sobre el Mes de la Herencia Hispana, y se refiri a los dreamers, pero tampoco neg lo que el Times public. El senador Schumer difundi en su pgina oficial en el Senado tres diferentes comunicados, pero ninguno refirindose de alguna forma a lo que les dijo el general Kelly 48 horas atrs. En el remate sobre las verdades y las verosimilitudes, el veterano corresponsal de Reforma en Washington, Jos Daz Briseo, public el sbado, tras hablar con dos funcionarios de la Casa Blanca: Kelly s compar a Mxico con Venezuela y se refiri a Mxico como un narcoestado fallido. La retrica de Videgaray es insuficiente. El mensaje de Kelly es el ms devastador que ha dicho un funcionario en el gobierno de Trump, desde que inici la administracin. De todo el gabinete, Kelly es quien mejor conoce a Mxico y ms relaciones tiene con las estructuras de seguridad. Los sealamientos de Kelly forman parte de una lnea de pensamiento en el Pentgono. En noviembre de 2008, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas dio a conocer un informe sobre los riesgos que enfrentaba Estados Unidos, en donde compararon a Mxico con Pakistn, donde el primero podra colapsar por la fuerza de los crteles de la droga, y el segundo por su guerra civil. Cmo se desarrolle el conflicto interno en Mxico durante los prximos aos, tendr un impacto mayor sobre la estabilidad del Estado mexicano, seal el documento, del cual parti la nocin de que Mxico era un Estado fallido. Cualquier cada de Mxico al caos demandar una respuesta estadounidense basada en las implicaciones para la seguridad interna, porque podra representar un problema de inmensas proporciones para Estados Unidos. Las palabras de Kelly revelan que los sntomas se convirtieron en diagnstico. ...
Fray Bartolom
Y SI fueran sus hijas? Resulta preocupante, por decir lo menos, la indiferencia que muestra la clase poltica -y en especial los presidenciables- ante un caso que lastima a toda la sociedad: la violencia cotidiana contra las mujeres. EL CASO de Mara Castilla se ha convertido en una bandera, en un reclamo de miles de mujeres que ayer salieron a las calles en diversas ciudades del pas. EN CAMBIO, personajes como Andrs Manuel Lpez Obrador, Aurelio Nuo, Miguel Mancera, Ricardo Anaya y la propia Margarita Zavala, no parecieron interesarse demasiado. RESULTA emblemtico, por ejemplo, que la funcionaria a cargo del Inmujeres, Lorena Cruz Snchez, se limit a emitir un comunicado por la tarde, pues ni siquiera se apareci por la marcha. EN MEDIO del festejo por sus 50 aos, el gobernador Francisco Garca Cabeza de Vaca no slo anduvo apagando velitas, sino tambin apagando los incendios en materia de seguridad. Y TODO porque los alcaldes de Reynosa, Ro Bravo y Matamoros no vieron con buenos ojos que el gobierno del panista acuartelara a unos 300 agentes de trnsito para investigarlos por supuestas actividades de halconeo. EL EDIL priista Juan Diego Guajardo de plano acus de acoso al gobierno estatal. SI YA de por s est bastante enrarecido el ambiente con la presencia del crimen organizado en tooodo Tamaulipas, en nada ayuda que el estado y los municipios no se coordinen para dar certezas de que todos estn del mismo lado. O qu no es as? APENAS llegando al cargo, Alfredo del Mazo ya dio el primer paso para reducir los ndices delictivos en el Estado de Mxico: ech al director operativo de la Polica! PARA QUIENES conocen los entretelones de la poltica mexiquense, result toda una sorpresa la salida de Rogelio Corts Cruz de la Comisin Estatal de Seguridad Ciudadana, pues llevaba ya tres sexenios manejando a su antojo la estructura de seguridad pblica y trnsito en el estado. LA GESTIN del "Comandante Cronos" se caracteriz por constantes y reiteradas acusaciones de corrupcin, ante las cuales Eruviel vila, Enrique Pea y Arturo Montiel hicieron como que no se enteraban. INCLUSIVE, el jefe policiaco fue exhibido en video instruyendo a sus elementos en el arte de extorsionar a los ciudadanos. LO INCREBLE del asunto es que Corts Cruz dijo que se iba "por jubilacin, no por corrupcin". Y ni siquiera se ruboriz. ...
El panorama poltico de 2018 parece definirse gradualmente, al menos en lo que toca a las fuerzas polticas que habrn de contender seriamente por la presidencia de la Repblica y por ms de tres mil puestos de eleccin popular. En las ltimas dos a tres semanas ha crecido sensiblemente la probabilidad de que el Frente Ciudadano por Mxico, integrado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, pueda convertirse en una coalicin o alianza que lance un candidato nico a la presidencia y a los dems puestos. La salida del PRD de grupos de opositores al Frente, as como el control que Ricardo Anaya tiene sobre la estructura panista y la alianza que ambas fuerzas han conseguido con Movimiento Ciudadano, han incrementado la probabilidad, aunque todava no es algo seguro. Las otras dos fuerzas que contenderan son el PRI y sus aliados, es decir, el PVEM, Panal y probablemente el PES; y desde luego Morena y el PT, respaldando a Lpez Obrador, el nico seguro en la boleta. Tambin es probable que haya candidatos independientes, tal vez dos o tres, pero que pesarn muy poco. La mayor parte de las encuestas de intencin de voto a nivel nacional realizadas en domicilio (las telefnicas tienen sesgo) muestran que el Frente resulta competitivo si slo se consideran siglas. Pero, cuando se mencionan personas, entonces la ventaja de AMLO vuelve a resultar significativa, pues le agrega votos a Morena. Por ejemplo, en la encuesta de Consulta Mitofsky levantada entre el 18 y 20 de agosto, Morena tiene 26.5 por ciento de las preferencias netas (excluyendo los que no revelaron preferencia). En contraste, en los escenarios que la propia encuesta revela, el porcentaje ms bajo de preferencias netas para AMLO es de 35.6 por ciento. Es decir, la marca AMLO le da un extra de 9.1 puntos a Morena. El impacto que pueda tener la Coalicin del PAN-PRD-MC es an incierto y depender del candidato. Supongamos que atrajera 75 por ciento de los votos que van a favor del PRD y del PAN (por el porcentaje que est en desacuerdo con la alianza) y 100 por ciento de MC, en este caso, sobre la base de los resultados de la encuesta citada, obtendra 29.7 por ciento de las preferencias netas. Para pelear el liderazgo a AMLO se requiere un personaje que al menos agregue cinco a seis puntos al Frente. En el caso del PRI y sus aliados, la suma de sus votos (suponiendo el 100 por ciento de los que tienen en lo individual) le alcanza para 28.8 por ciento de la votacin neta. Pero, por ahora, todos los nombres que se prueban en las encuestas (los mencionados por Gamboa) alcanzan de 19 a 22 puntos, segn el careo que se realice. Hoy, todos los aspirantes le restan de seis a nueve puntos al PRI y sus aliados, y se requiere que, en lugar de restarle, le agreguen de cinco a seis puntos para ser competitivos. La dinmica poltica de los siguientes meses depender de que el Frente se convierta en alianza o coalicin electoral y de la seleccin de su abanderado. Y, desde luego, de la seleccin del candidato del PRI y de la capacidad que haya para hacerlo remontar. Y, desde luego, ser clave la habilidad de AMLO para mantener la intencin de voto que hoy tiene y que por lo pronto lo coloca en la delantera. Sus experiencias previas han sido dispares: en 2006 perdi puntos en la campaa y en 2012 avanz, aunque no lo suficiente para ganar. ...
Hctor de Maulen
A la medianoche del 16 de enero de 2016, la Polica Federal practic un cateo en una casa de aspecto tranquilo, una de tantas en la colonia Cuauhtmoc, en el corazn de la Ciudad de Mxico. En la puerta del domicilio estaban dos taxistas. Les dijeron a los policas que estaban encargados de llevar a las personas que salan de ah. Un hombre de cerca de 40 aos dijo llamarse Alberto abri la puerta. La polica se dirigi a una especie de oficina ubicada en la planta baja. En ese sitio despachaba Madame Yang. Dentro de la casa haba varias salas con pantallas y micrfonos, propios de un karaoke. Haba meseros que servan bebidas. Haba tambin cuatro mujeres de origen coreano, de entre 24 y 32 aos. La polica detect una credencial a nombre de una mujer mexicana que resida en Chalco, cuya identidad fue reservada con la clave ABC. ABC relat que mientras trabajaba largas jornadas en una farmacia, para lograr mantener a su hijo, una clienta llamada Lul le ofreci ganar ms dinero y rpido: Slo tienes que bailar y acompaar a los clientes. Si ABC quera hacer ms dinero, le dijo Lul, en aquel sitio poda tambin hacer salidas. Por ese camino la joven lleg a un negocio clandestino en donde los nicos clientes eran coreanos. Los clientes de otra nacionalidad no pueden entrar a esos lugares. El 20 de octubre de 2015, ABC se entrevist con el encargado, un individuo de nacionalidad coreana, quien habla perfectamente el espaol. l le explic las reglas: Se ingieren bebidas alcohlicas con los clientes, tambin si el cliente lo quiere puede pedir relaciones sexuales. Le ofreci un sueldo fijo (700 pesos diarios) y le aclar que la casa cobraba dos mil pesos por cada relacin sexual. ABC advirti que en ese sitio trabajaban mujeres coreanas y mexicanas. Dijo que en la ciudad operaban al menos 15 sitios con dichas caractersticas. Las jvenes rescatadas en aquella casa tenan historias semejantes. Las haban contratado en su pas de origen, las haban introducido en Mxico en calidad de turistas,las haban concentrado en un departamento de la calle Hamburgo, en la Zona Rosa, y las haban explotado en el domicilio de aspecto tranquilo de la Cuauhtmoc. Una de ellas dijo que la haban recibido dos mexicanos, Beto y Daniel, y la haban presentado con Madame Yang, la gerente del lugar. Segn la muchacha, ninguna obtena pago alguno por su trabajo. Madame Yang se encarga de guardar nuestro dinero ya que la finalidad es que el dinero nos lo guarden para cuando regresemos a Corea, ya que lo depositan en cuentas coreanas. De acuerdo con la joven, a todas les quitaron sus pasaportes y nunca les dejaron ver ni estado de cuenta, ni movimientos. Hasta que regrese a mi pas me enterar de la cantidad que tengo en total, declar otra de las vctimas. Una tercera muchacha revel que el dueo del lugar se llamaba Man Ho Lee y dijo que l mismo la haba contactado en un karaoke de su pas, e incluso le haba pagado el viaje. Un supuesto abogado de las jvenes, Ivn Rieveling, se present ante las autoridades con una charola presuntamente expedida por una ONG internacional y se ostent como coordinador nacional de Derechos Humanos en el Senado. Ni la ONG exista, ni el Senado tena noticia alguna del seor Rieveling. Con todo, las jvenes coreanas decidieron cambiar, desde ese momento, su declaracin original: los clientes iban solo a platicar, como en una cafetera. No buscaban realizar alguna actividad ilegal o sexual, pues la comunidad coreana era muy pequea, todo se saba, y ellos no queran problemas as que iban slo a platicar. Un testigo declar que las vctimas haban comenzado a recibir mensajes amenazantes en sus telfonos. Desde temprano han recibido llamadas de parte de uno de los acusados, quien les ha advertido que tengan mucho cuidado con lo que firman porque no quiere que metan en problemas al seor Lee. Se trata de personas muy influyentes, con muchos recursos econmicos, agreg. El jaloneo legal y diplomtico que vino a continuacin demand cerca de ao y medio. El 16 de julio pasado una juez emiti una orden de aprehensin contra el propietario del karaoke. La orden fue cumplimentada por policas federales hace un par de das. Segn los investigadores, se trata slo de la punta de una madeja que envuelve zonas diversas de la Ciudad: el asomo de una mafia, peligrosa y vengativa, que opera en los pliegues de la corrupcin y la complicidad oficial. ...
Ir Arriba